Conectáte con nosotros

Agenda cultural

Ganadores del Premio Municipal de Literatura 2020 hablan de su narrativa

Este mes de diciembre la Dirección General de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción anunció los ganadores del Premio Municipal de Literatura 2020. Existen variadas formas de acercarse a un texto; a veces, quizás, un autor puede traer a otro plano las palabras que secretamente se han escrito a través de él. Con ese motivo, los cuatro galardonados nos hablan de su narrativa; específicamente, de las obras premiadas en esta edición.

Moncho Azuaga, ganador del primer premio, dice sobre Genealogía: “La novela plantea una situación en la que un escritor venido a menos, que se gana la vida escribiendo epitafios, epitalamios y cartas de amor, le hace una oferta a una señora que tuvo por razones desconocidas un buen pasar y una buena vida y que de pronto considera que el dinero no es suficiente y necesita abolengo. Le propone una genealogía y suscriben un contrato. El árbol genealógico resultante es fruto de la imaginación. La señora hace recomendaciones para buscar rastros en España, desde donde llega otro personaje muerto de amor. Ahora el escritor debe confeccionar también un escudo nobiliario. La novela desarrolla las peripecias que surgen en la elaboración de ese árbol genealógico”. La obra fue publicada con los auspicios del Fondec y la participación de Editorial Arandura.

José Zanardini, ganador del segundo premio con su novela Entre la selva y el Vaticano, comenta al respecto de su obra: “La novela se desarrolla en un ambiente paraguayo, específicamente en el Bosque Atlántico, en la serranía hacia el este. En una selva donde hay poblaciones indígenas aparece un cura de origen canadiense, progresista, Raúl. A través de él veremos a los pobladores de la comunidad, su estilo de vida, el imaginario chamánico, sus concepciones. También a través de él conocemos elementos del pueblo paraguayo, problemas internos, casos de violencia del campo, y cómo estos son resueltos desde un punto de vista político. El protagonista vuelve a su país. La novela se desarrolla parte en la selva, parte en Canadá, y parte en el Vaticano, con diferentes historias que se entrecruzan con estructuras de poder dentro de la sociedad paraguaya, estructuras de violencia e injusticia”. La obra fue publicada por Criterio Ediciones.

Javier Viveros, distinguido con mención de honor, dice en torno a su novela Réquiem del Chaco: “Está protagonizada por Pablo Dicenta, médico cirujano argentino que en 1932 decide cerrar su consultorio en Rosario para presentarse como voluntario en la defensa de la causa paraguaya en la guerra con Bolivia. Le dan el grado de capitán honoris causa de Sanidad y lo envían a la retaguardia de la línea de fuego de la batalla de Saavedra. Allí salvará muchas vidas en medio de las precariedades propias de ese teatro de operaciones que hace gala de una biodiversidad avasallante. Además, con su cámara fotográfica va a retratar el horror en primer plano, dejándonos un importante conjunto de documentos gráficos de ese periodo. El protagonista —trasunto literario del doctor Carlos De Sanctis— recorre el camino del héroe, pasa 40 días en el infierno, se encuentra con diversos personajes, atraviesa situaciones en las que su vida también corrió peligro y finalmente puede después contar la historia. Sobre hechos verdaderos he montado todo un edificio ficcional para firmar una novela que estoy seguro resultará entretenida a los lectores”. La obra fue publicada por Editorial En Alianza.

Esteban Bedoya, también distinguido con mención de honor, dice sobre ¡Aguante Arzamendia!: “El personaje de Arzamendia representa al individuo como producto de una sociedad desigual —la paraguaya—, alguien que por razones familiares logra salir del Paraguay de la década del sesenta, deprimido económica y socialmente, para probar suerte en Australia. (Cabe destacar que este fue el caso de la gran mayoría de los paraguayos llegados a ciudades como Melbourne o Sidney en la misma época en la que se sitúa la novela). Una vez que Arzamendia pone los pies en Oceanía, comienza su ‘novela de aventuras’: una lucha silenciosa por escalar posiciones en una sociedad para la cual él siempre será un extranjero; no importa cuáles puedan ser sus méritos laborales, nunca llegará a ser un ‘igual’. En esa carrera por lograr la aceptación social, el protagonista se vinculará con distintos exponentes de la fauna humana de la lejana Australia, pasajes que sirven al autor para realizar una descripción crítica de esa sociedad a la que pudo conocer luego de casi ocho años de residencia. Cualquiera sea el caso de los paraguayos migrantes, en mayor o menor medida, seguramente se podrán ver retratados en ¡Aguante Arzamendia!”. La obra fue publicada por Editorial Arandura.

Existen, desde luego, varias maneras de acercarse a las palabras de otros. Se puede, en algunos casos, realizar un ejercicio de reubicación; pensar que el texto se ha escrito, quizás, no por ellos, sino en ellos, a través de ellos, incluso. Quizás todo esto ya estaba escrito desde antes y la escritura ha encontrado en estos autores un vehículo, una estrategia para decir lo que existe desde siempre.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!