Connect with us

Agenda cultural

Diamela Eltit gana el Premio Internacional Carlos Fuentes

La escritora chilena Diamela Eltit es la nueva galardonada del Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en Idioma Español. El reconocimiento es otorgado en conjunto por la Secretaría de Cultura de México y la Universidad Autónoma de México, en conmemoración del escritor fallecido en 2012. La autora es la segunda mujer en obtenerlo.

La noticia fue dada a conocer por la secretaria de Cultura de México, Alejandra Fraustro, a través de su cuenta de Twitter: “Felicito a la escritora Diamela Eltit… Mujer que puso a la literatura como cuerpo para navegar entre la dictadura en Chile. La suya es una literatura de la memoria y el deseo”. Eltit, justamente ayer, entrevistada por el periódico chileno La Tercera, dijo: “Pienso que es necesario desbiologizar la escritura, pensar en producciones literarias, no genitalizarlas con las biologías hombre-mujer y desde allí a las categorías culturales, siempre binarias, de masculino-femenino, que como todo binarismo porta asimetrías. Mi idea es democratizar el espacio de la letra y romper así dominaciones culturales. Ya he dicho que en relación a la escritura no basta ser mujer, pero tampoco basta ser hombre”.

El jurado del Premio Fuentes estuvo conformado por Cristina Rivera Garza, Mario Bellatin, Adolfo Castañón, Angelina Muñiz-Huberman y Luisa Valenzuela, ganadora del galardón en 2019. Otros ganadores han sido Mario Vargas Llosa (2012), Sergio Ramírez (2014), Eduardo Lizalde (2016) y Luis Goytisolo (2018).

Diamela Eltit incursionó en el ámbito literario desde la década de 1970, aunque recién fue conocida con la publicación de un libro de ensayos: Una milla de cruces sobre el pavimento (1980). Luego, publicó sus primeras novelas, Lumpérica (1983) y Por la patria (1986). Ya en su tercera novela, El cuarto mundo (1988), abordó la reflexión sobre la identidad latinoamericana y lo mestizo. Posteriormente, en 1989, publicó su primer libro de testimonios, El padre mío, donde escribió sobre la fragmentación, la corrupción, la violencia y la nación degradada.

A partir de 1990 la obra de Diamela Eltit se circunscribió al momento de redemocratización nacional. En esos años se trasladó a México como agregada cultural, donde finalizó su novela Vaca sagrada (1991). También colaboró activamente en la Revista de Crítica Cultural y otras publicaciones.

Mientras residía en México elaboró, junto a la fotógrafa Paz Errázuriz, un libro de carácter documental sobre amor y locura, titulado El infarto del alma (1994). Ese mismo año recibió una atención especial de la crítica por su novela Los vigilantes, que fue galardonada con el Premio José Martín Nuez en 1995.

En 1998, tras cuatros años sin publicar, presentó Los trabajadores de la muerte, una narración inspirada en la tragedia griega. En 2002 presentó su última novela, Mano de obra, donde, en palabras de Raquel Olea, presenta “una metáfora ejemplar de la fagocitación del sujeto público y del discurso social en la sociedad chilena actual”.

Según el sitio Memoria Chilena, “la década de 1980 fue particularmente complicada para los intelectuales chilenos, quienes debieron recurrir a diversas estrategias para difundir sus obras en un ambiente cultural donde regía la censura. En este contexto un gran aporte fueron las publicaciones de mujeres, ya que generaron innovadores espacios de reflexión en torno a temáticas políticas contingentes y otros tópicos de interés, como lo fueron la sexualidad, el autoritarismo, lo doméstico, las políticas de lo cotidiano y la identidad de género. En esta nueva generación de escritoras se destacó Diamela Eltit, quien no solo articuló un proyecto de escritura único -una propuesta teórica, estética, social y política desde un nuevo espacio de lectura-, sino que también desarrolló un interesante trabajo visual como integrante del Colectivo de Acciones De Arte (CADA). Es muy conocida su acción titulada Zonas de dolor, que consiste en performance y video realizados en la década de los ochenta, durante la dictadura chilena.

Eltit, ganadora del Premio Nacional de Literatura en Chile, en 2018, obtuvo con este nuevo galardón 125 mil dólares y una escultura de Vicente Rojo.

 

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!