Conectáte con nosotros

Agenda cultural

El Paraguay pierde hoy a Rolando Rasmussen

A los 79 años falleció el gran artista paraguayo-alemán Rolando Rasmussen, quien se encontraba internado y en estado delicado a causa del Covid-19. Rasmussen nació en Asunción en 1942 y pasó su infancia en Atyrá y San Bernardino. Viajó a Hamburgo (Alemania) en 1954, donde vivió, estudió danza, sastrería, diseño teatral y desarrolló su carrera.

Fue escenógrafo y coreógrafo. Se dedicó a la danza, luego trabajó en arte aplicado a las artes escénicas a través del vestuario y la escenografía. Sus creaciones pudieron ser vistas en muestras en Alemania y otros países, además del Paraguay. Recibió premios nacionales e internacionales por su labor creativa. En  2013 fue nombrado Maestro del arte por el Centro Cultural de la República El Cabildo.

Fue director del Ballet Nacional del Paraguay y director de arte de la Corte Suprema de Justicia. Actualmente se desempeñaba como director de las Casas Bicentenario del Teatro y la Danza, del Centro Cultural de la República El Cabildo.

Wilton Viuk escribió en su perfil de Facebook: “Colores estridentes, entre fluor y sicodélicos… todos los colores del arco iris se tornaron más vivaces en tus sedas de ensueños que parecían en ocasiones inspiradas en trenzas de la raída poty, paraguaya de pies descalzos sencilla y humilde a la que infundías fuerza con tus mágicos colores. Obrero del arte en tu incansable trabajo creativo, mostraste al mundo tu arte arropado con plumas silvestres y máscaras ancestrales de tu tierra roja y nativa. Cuando tu camino te llevó a tu otra patria, la Alemania, donde medio siglo la opera de Berlín te vio brillar con tus pasos del bailarín soñador y más tarde como hacedor del fantástico vestuario que regalaste a Europa. Al llegar las vacaciones cada año, tus compañeros te invitaban a viajes de aventuras por toda Europa, pero tú los rechazabas con una acostumbrada frase, voy a mi casa salvaje y nativa de tierra roja, y viniste a morar de nuevo entre nosotros, en tu casa, con tus hermanos en el arte, y le diste tu toque a tantas representaciones teatrales. Te vamos a extrañar, obrero del arte sin igual, porque pintaste nuestro mundo de mágicos colores”.

Detalle de vestuario confeccionado por Rolando Rasmussen. Foto publicada por Osvaldo Salerno en su muro de FB.

Julio de Torres escribió: “La partida de Rolando Rasmussen deja un vacío inconmensurable en la escena nacional. Haber trabajado con un ser excepcional como él, apasionado y siendo uno de los pocos versados en el ámbito escénico (su puesta de Il Guarany en el Municipal, allá por el 2010, fue ejemplo de creatividad, profesionalismo y pasión por la ópera), obligan a uno a pensar en los roles de los grandes maestros del arte. Trabajó en la Ópera Alemana de Berlín y, como vestuarista, vistió a grandes intérpretes de la escena operística universal, y con todo ese bagaje, además de su primera pasión, el ballet, volvió a Paraguay para marcar huellas imborrables en un país tan poco comprometido con su teatro. Ayer nomás fueron las conversaciones sobre su experiencia en la ópera de Alemania, con su increíble humor y picardía contando intimidades de los divos con quienes tuvo contacto… Asimismo, apoyó con tesón a nuestra Unión de Actores y en su honor a lxs colegas no nos queda otra que vivir el vacío que deja, con el compromiso de plantar cara al olvido, vicio que tiene subyugado a este país, tan desmemoriado, tan ingrato especialmente con sus artistas. Te vas, Rolando, maestro, pero tus pasos retumbarán para siempre en nuestras todavía precarias tablas, tablas de un teatro que te quedaba demasiado pequeño”.

La Secretaría Nacional de Cultura dijo en un comunicado oficial: “La Secretaría Nacional de Cultura expresa su sentido adiós al gran artista Rolando Rasmussen, uniéndose a los sentimientos de toda la colectividad artística, con la más profunda gratitud por su enorme y bello legado”.

Por su parte, Lia Colombino escribió: “Otra partida irreparable. El querido Roland, de quien escuché tantas historias -el no sabía, pero era un narrador genial- se ha ido en este tiempo horrendo. Ahora lo recuerdo sentado en su casa en Berlín, desayunando un huevo pasado por agua -solo por ser semana santa, me dice- contándome de Altos, de Buenos Aires, de la ópera, de su madre, todo esto se interrumpe y suena el teléfono; el se levanta y contesta ‘Rasmussen’. Todo lo hace con la intensidad de un niño, la risa y también el enojo. Roland, que sea todo colores brillantes, los tuyos”.

Ticio Escobar dijo: “Rolando Rasmussen, amigo, artista, qué muchas formas dejás, qué muchos colores; cuántos gestos exactos, hermosos”.

 

 

1 Comment

1 Comentario

  1. Teresa

    21 de junio de 2021 at 21:33

    Feliz por haber asistido en setiembre 2020 lo que sería su última expo, yo que preparaba en ese momento mi vuelta a tierras coloradas!!

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos