Conectáte con nosotros

Agenda cultural

Milia Gayoso presenta su antología de cuentos paraguayos “Todos somos libros”

Milia Gayoso Manzur. Cortesía

Milia Gayoso Manzur. Cortesía

Todos somos libros. Antología de cuentos paraguayos es el título del volumen que se presenta mañana sábado 26, a las 16 horas, en el marco de la Segunda Feria Virtual del Libro de Paraguay, un evento que, desde el 25 de este mes y hasta el 11 de julio, puede verse a través de Facebook Live o el sitio www.feriavirtual.com.py.

El libro reúne los cuentos de 54 autores paraguayos, abarcando la producción de tres generaciones, en este trabajo que marca un hito en la bibliografía de la literatura nacional, dada la amplitud del abanico incluido en el muestrario, compuesto tanto por escritores consagrados como algunos emergentes. La antología fue editada en Berlín por Ilíada Ediciones y la compilación estuvo a cargo de la escritora y periodista Milia Gayoso Manzur, figura de dilatada trayectoria en nuestro ámbito literario.

La presentación de Todos somos libros. Antología de cuentos paraguayos cuenta con el apoyo de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC) y el Ministerio de Relaciones Exteriores, e incluirá la participación desde Berlín del director de la Editorial Ilíada, el periodista y escritor Amir Valle, y de la compiladora, desde Asunción.

La antología, que abre con un cuento de Augusto Roa Bastos cedido gentilmente por su hija, Mirtha Roa Mascheroni, incluye los trabajos de varios autores nacidos en el extranjero, pero que llevan décadas viviendo y trabajando en nuestro país, además de los cuentos escritos por autores paraguayos.

Componen la selección, además de Roa Bastos, Alcibiades González Delvalle, Alejandro Hernández, Ana Miranda, Bernardo Neri Farina, Blas Brítez, Carmen Cáceres, Chiquita Barreto, Delfina Acosta, Elvira Olmedo Zorrilla, Emi Kasamatsu, Enrique Marini, Esteban Bedoya, Estela Asilvera, Estela Franco, Feliciano Acosta, Gloria Muñoz Yegros, Gabriel Ojeda, Gilberto Ramírez Santacruz, Gladys Dávalos, Gladys Luna, Guido Rodriguez Alcalá, Irina Ráfols, Javier Viveros, José Pérez Reyes, Juan Manuel Marcos, Julianna Barreto, Lita Pérez Cáceres, Liz Haedo, Lourdes Talavera, Mabel Pedrozo, Moncho Azuaga, María Irma Betzel, Maribel Barreto, Marycruz Najle, Maybell Lebrón, Mel Ballasch, Mía Duarte Quintana, Mirella Cosovel, Mirtha Gubertini, Nathalia Echauri Castagnino, Natalia Santos Vega, Nelson Aguilera, Norma Flores Allende, Olga Bertinat, Oscar Pineda, Osvaldo González Real, Patricia Camp, Patricia Cantero Ramos, Renée Ferrer, Ricardo Benítez Rolandi, Rubén Sapena Brugada, Sebastián Ocampos y Teresa Godoy.

A modo de introducción

En su texto introductorio la compiladora cuenta que, en plena pandemia, a solicitud del escritor cubano Amir Valle, director de Ilíada Ediciones, convocó “a escritores consagrados y a varios escritores jóvenes que se inician en este camino. El resultado es un abanico de cuentos que van desde –por ejemplo– la historia de terror de la joven Mía Luján Duarte Quintana, de 16 años, hasta la potente voz de Maybell Lebrón (97), Premio Nacional de Literatura 2015, quien reside actualmente en Alemania”.

“Haciendo un poco de historia –afirma–, debemos señalar que encontramos los orígenes de la narrativa paraguaya a principios del siglo XX, con tres extranjeros: el argentino José Rodríguez Alcalá, el español Rafael Barret y el también argentino Martín Goycochea Menéndez, quienes fueron los precursores. En 1905 Rodríguez Alcalá, de 22 años, publicó la novela Ignacia, y en 1938 Gabriel Casaccia Bibolini dio a conocer su primer libro de relatos, El guajhú (El grito). En los mismos sobresalen los temas bucólicos, que también habían inspirado a narradores anteriores. Esta vertiente fue abierta por Barret, quien escribió sobre lo que denominó ‘el dolor paraguayo’, mostrando con sus textos la enorme desigualdad social de la época, la explotación en las plantaciones y en los montes inhóspitos donde se extraía la madera”.

Tras esbozar el devenir de la producción nacional en el siglo XX, se pregunta por el estado de la narrativa paraguaya en la actualidad y concluye que la misma goza de buena salud, ya que varias editoriales publican numerosos autores, “aunque en tiradas que en la mayoría de los casos no pasan de quinientos ejemplares por edición. Además de la necesidad de extender esa cifra, quizás como un aliciente que incentive también el surgimiento de nuevos lectores, la materia pendiente fundamental en este terreno cultural es la presencia de la literatura paraguaya en el exterior”.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos