Conectáte con nosotros

Agenda cultural

“Chaco”, película boliviana sobre la guerra, hoy en ASUFICC

Según su director, Diego Mondaca, la película busca “cuestionar la narrativa que se instaló a fuerza en la historia boliviana sobre la Guerra del Chaco sobre quiénes fueron los héroes. Una narrativa que se construyó a costa de los miles de indígenas muertos, abandonados en condiciones tan precarias como paupérrimas, en las que se mandó al ejército boliviano hacia un enemigo fantasma”.

"Chaco" (2020), Diego Mondaca. Cortesía

"Chaco" (2020), Diego Mondaca. Cortesía

Hoy continúa el Festival Internacional de Cine Contemporáneo de Asunción, ASUFICC, con una variada programación, en la que se destaca Chaco. La historia jamás contada (2020), documental del director boliviano Diego Mondaca. La proyección será a las 20:00 horas en el teatro de la Embajada Argentina, ubicado en avenida España c/Perú.

Según la sinopsis, en 1934, “Bolivia se encuentra en guerra contra el Paraguay. Un grupo de soldados bolivianos, en su mayoría aymaras y quechuas, están comandados por un capitán alemán retirado. La reducida tropa camina perdida buscando su enemigo en medio del espinoso y seco desierto del Gran Chaco. El teniente y su grupo de oficiales, que discuten el liderazgo y la capacidad del capitán, le hacen notar la frustración por no haber encontrado hace meses al enemigo, además de la carencia de agua y víveres cada vez más angustiante. Divididos, delirantes y abandonados, los miembros de la tropa deambulan por el desierto del Chaco en busca de un enemigo paraguayo que nunca encontrarán. El monótono paisaje espinoso, tupido y silencioso, la falta de agua y sus miedos, serán el verdadero enemigo al que enfrentarán y enfrentaron siempre, adentrándose en un paisaje que los devorará lentamente”.

En una entrevista con el Centro de Estudios Latinoamericanos de la UC Berkeley, Diego Mondaca señaló que la razón más directa para realizar el documental fue conocer su pasado a través de su abuelo, quien peleó en la Guerra del Chaco. “Pero en el fondo, lo que se trabajó mucho fue esta inquietud de proponer imaginarios que dialoguen con nosotros desde el presente. Cuestionar la narrativa que se instaló a fuerza en la historia boliviana sobre la Guerra del Chaco, sobre quiénes fueron los héroes. Una narrativa que se construyó a costa de los miles de indígenas muertos, abandonados en condiciones tan precarias como paupérrimas, en las que se mandó al ejército boliviano hacia un enemigo fantasma. Unas narrativas que se instalaron desde el poder y desde una clase social blanca, mestiza, que marginaba y margina sistemáticamente hasta el día de hoy al grueso de la población que constituye este país”, dijo el director.

“Entonces, desde ahí va el discurso; desde ahí va la construcción estética y ética. Yo siento que es una película muy política también -continuó- al recuperar algo que debería ser mucho más común en el cine boliviano y en el cine latinoamericano en general: rescatar nuestras formas de hablar y nuestras lenguas, lo que también significa la recuperación de nuestra cultura, esa cultura que ha sido muchas veces pisoteada desde las colonias, las dictaduras, etcétera. Y que, por su propia fuerza, con el enraizamiento tan profundo que tenemos, sobreviven y nos hacen sobrevivir a nosotros”.

El diario El País (España) explica que “el cineasta da a conocer que, si bien su película tiene de trasfondo la Guerra del Chaco, esta no se puede clasificar dentro del género bélico. Explica que más que un enemigo al que nunca encuentran, que parece imaginario, esta tropa está diezmada por la constante sed y el hambre. Además, debe enfrentarse a problemas más grandes, como la soledad, la desolación, el temor a la muerte por las terribles condiciones geográficas del Chaco e, incluso, sus propios demonios”.

Por la competencia internacional de largometrajes, además de Chaco (2020), podrá verse Overseas (2019, 90’) de la directora coreana Sung-a Yoon. Las otras películas en programa son Écorce (2020),de Silvain Monney y Samuel Patthey;  El callejón de las perras (2019), dirigida por Beatriz Arias González; Fusilao (2020), de Maria Laura Reina; Todo lo cercano se aleja (2019), de Francisco Bouzas, y The End of Suffering, a Proposal (2019), de Jacqueline Lentzou, por la competencia internacional de cortometrajes.

La primera edición de ASUFICC cuenta con el apoyo de la Embajada de Francia, la Embajada del Reino de los Países Bajos, la Embajada de Suiza, la Embajada Argentina, la Alianza Francesa, el Centro Cultural Paraguayo Americano y el Centro Cultural de España Juan de Salazar. Asimismo, cuenta con la colaboración de la Asociación Cultural Arraigo y LatAm cinema como media partner.

El director de “Chaco. La historia jamás contada”

Diego Mondaca estudió cine en la Escuela Internacional de Cine y TV (EICTV). Dirigió los documentales La Chirola (2008) y Ciudadela (2011), estrenados en el Festival Internacional de Cine Documental de Amsterdam – IDFA. Su trabajo ha recibido el apoyo de World Cinema Fund-Berlinale, Bertha Fund-IDFA, Doc-DocBsAs, Summer School-IDFA, Jerusalén International Film Lab, BAL-BAFICI, Catapulta-Ficunam y Fundación TyPA. También es productor del documental Cuando ellos se fueron (2019), dirigido por Verónica Haro, estrenado en la competencia oficial de Visions du Réel 2019. Trabajó como asistente de dirección de Jorge Sanjinés y Werner Herzog. Paralelamente, Diego es programador del “Cineclubcito”, cineclub especializado en cine latinoamericano. Chaco es su ópera prima de ficción.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos