Connect with us

Agenda cultural

El Sector Danza rechaza recorte a fondos de Cultura para 2022

“El acceso a la cultura es un derecho. La producción cultural es trabajo y somos los trabajadores de la cultura sus principales garantes. Defender los espacios de financiamiento es afianzar una de las estrategias de profesionalización de la cultura, a fin de que la misma deje de ser vista como ‘ayuda’ o ‘favor’ que el Estado hace a la comunidad cultural y pase a ser defendida como derecho a la producción y al trabajo”, dice el comunicado del sector de la danza nacional con respecto al recorte propuesto por el Ministerio de Hacienda a los fondos de cultura en el proyecto del Presupuesto General de Gastos de la Nación 2022.

Ballet Nacional del Paraguay. Cortesía

Ballet Nacional del Paraguay. Cortesía

La noticia del recorte a los fondos de cultura propuesto por el Ministerio de Hacienda -en el proyecto del Presupuesto General de Gastos de la Nación 2022- presentado al Congreso para su estudio, generó la reacción inmediata de todos los sectores del quehacer cultural. Ayer publicamos el pronunciamiento de una extensa lista de asociaciones de diferentes disciplinas y referentes del ámbito. Ahora reproducimos aquí el comunicado del sector de la danza nacional, que bajo el título “Cultura es vida. Digamos NO al recorte de los fondos de cultura del gobierno central” defiende la profesionalización de la cultura.

Cultura es vida. Digamos NO al recorte de los fondos de cultura del gobierno central

“Desde el Sector Danza, sociedad civil organizada en asociaciones, grupos profesionales  de danza independiente, grupos pre-profesionales autogestionados, docentes de danza y estudiantes de nivel universitario, cuestionamos el planteamiento de recorte abrupto que el gobierno central plantea para el ejercicio fiscal 2022 el cual, de ser efectuado, afectaría a instituciones dedicadas a la financiación y gestión del ámbito cultural, generando un recorte de más de 3.800 millones de guaraníes que podrían recaer sobre la Secretaría Nacional de Cultura (SNC) y al Fondo Nacional de la Cultura y de las Artes (FONDEC).

“Habiendo vivido una crisis sanitaria de enormes magnitudes y siendo el sector cultural uno de los más afectados por la pandemia, consideramos injustificable el recorte planteado, el cual de efectuarse afectaría a trabajadores de la cultura, personal de backstage, gestores comunitarios, familiares de trabajadores del ámbito, espacios formativos, centros culturales, entre muchas otras personas y espacios que trabajan entorno a la producción cultural.

La última letra. Cortesía

“El acceso a la cultura es un derecho. La producción cultural ES TRABAJO y somos los trabajadores de la cultura, sus principales garantes. Defender los espacios de financiamiento es afianzar una de las estrategias de profesionalización de la cultura, a fin de que la misma deje de ser vista como “ayuda” o “favor” que el Estado hace a la comunidad cultural y pase a ser defendida como derecho a la producción y al trabajo.

“Decimos también que cultura es vida, porque la producción cultural genera espacios de resignificación de lo humano, espacios de encuentro colectivo con diversas formas de entender el mundo. Porque la producción cultural en sus diversas formas (artes escénicas, artes vivas, literarias, visuales, etc.) nos alegra y también cuestiona lugares comunes, da sentido a prácticas comunitarias y fortalece lazos entre personas. Pero lejos de colocar un carácter romántico a la producción artística y cultural, sabemos que para perpetuar las mismas, se requiere de condiciones de producción adecuadas, del desarrollo de un mercado amplio y diverso, del compromiso del Estado y del sector privado para la gestión de recursos, entre varios otros factores que garantizan la profesionalización de los artífices involucrados.

“A su vez, cuestionamos las acciones del gobierno central al no animarse a recortar fondos en instituciones ociosas, donde predominan prácticas de la vieja política como el planillerismo, el tráfico de influencias, el uso de recursos públicos para la esfera de lo privado. Es necesario sanear la administración del Estado y para ello, los cortes deben ser efectuados en aquellas instancias e instituciones donde la ociosidad está reinante. Animarse a recortar el dinero público que alimenta a estos sectores y no a impedir a TRABAJADORES de la cultura seguir produciendo dentro de sus sectores.

“Finalmente, animamos a colegas, compañeros, gremios, instituciones formadoras, colectivos artísticos y culturales, y toda persona u organización que se sienta llamada por estas palabras, a sumarse al conjunto de acciones que desde el sector cultural estaremos protagonizando, a fin de impedir que este recorte se efectúe”.

 

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos