Conectáte con nosotros

Agenda cultural

Waldo Longo en Fuga

Waldo Longo, "Molotov baby, molotov". Cortesía

Waldo Longo, "Molotov baby, molotov". Cortesía

Este jueves 21 de octubre, a las 19:30 horas, Fuga Espacio de Arte reabrirá con una exposición de Waldo Longo. La curaduría es de Damián Cabrera, quien en su texto curatorial dice sobre la muestra:

“Se invierte una energía. La inventiva es canalizada para alimentar un insaciable, cuya monstruosidad y su siempre insatisfecha demanda alojan la antipatía en ciertos corazones. Esta exposición reúne pinturas de Waldo Longo; o, más bien, intervenciones pictóricas: los soportes –compuestos por cartelería publicitaria o botellas de productos– han recibido la caricia del pincel, incluso cuando lo que se ha querido es inventar unas flamas finales. El punto de partida de Waldo es su relación de más de dos décadas con la publicidad, capaz de ser traducida en la experiencia del autor en términos ambivalentes entre la gratificación y el agotamiento creativo.

Waldo Longo. Despiertos, 2021. Cortesía

Waldo Longo. Despiertos, 2021. Acrílico sobre cartelería publicitaria. Cortesía

“En general, las piezas de Waldo Longo trabajan desde la superposición o pisado. La pintura, de características pop con elementos de la cultura de masas –fundamentalmente del universo del cine, del cómic o las animaciones de Disney– establecen un contraste entre los repertorios pictóricos del artista y la estética del diseño publicitario.

“La aproximación a la pintura de Waldo Longo es ecléctica, y alterna trazos precisos con otros más toscos; líneas definidas o borrosas; y distribución fina de la pintura o mayor empaste. Por su parte, el carácter policromático se relaciona con el soporte repitiendo líneas o colores de la imagen publicitaria, y activa unas estrategias lúdicas que, con base en los eslóganes publicitarios o el propio nombre de marca, crean nuevos significados que son introducidos con el pincel. Así, en tanto en algunos casos la repetición permite la disolución con el fondo, en otros, se establece una mayor tensión y oposición.

Waldo Longo. Sin título, 2021. Cortesía

Waldo Longo. Sin título, 2021. Acrílico sobre pañoleta de seda. Cortesía

“En suma, en términos espaciales, es el diseño publicitario el que estructura la distribución de la pintura sobre la superficie. No obstante, destacan enfoques orgánicos y curvas, antes que simetría y geometría: la ondulación es, pues, preferida ante el ritmo, en obras que plantean cierto desequilibrio e irrespeto por sentidos de proporción, y se privilegia el movimiento que oscila entre la continuidad y la discontinuidad entre los dos horizontes: el de la iconografía publicitaria, el de la pintura de autor.

“Así, una de las piezas exhibe una bomba molotov, sostenida por una mano de Disney; el artista compuso una serie de objetos consistentes en botellas ´molotov´ hechas con envases de Coca Cola y pañuelos pintados; y, en la pieza de mayor tamaño, un francotirador observa desde la ventana/espejo impostado sobre un cartel publicitario. Esta insinuada negación de la imaginería publicitaria dramatiza con cierta candidez una desobediencia a su mandato y su hegemonía, pero esta oposición no se vuelve definitivamente antagónica y pasa también por una enfatización afectuosa.

Waldo Longo, Sin título, 2021. Cortesía

Waldo Longo, Sin título, 2021. Acrílico sobre cartelería publicitaria. Cortesía

“Puesto que la pintura acaricia y no necesariamente daña, la apuesta del artista parece no ser destruir ese mundo del que, en su carácter de publicista, alimenta; sino, más bien, hacer más propia, más cercana e íntima esa exterioridad que insta al consumo, quizás, con el afán de imaginar una revitalización que devuelva la voluntad”.

La muestra puede ser visitada en Mariscal López 892, entre Tacuarí y Estados Unidos. Consultas al +595 981 619 571.

 

 

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos