Conectáte con nosotros

Agenda cultural

Tributo a Paulo Mendes da Rocha

Paulo Mendes da Rocha. Archivo

Paulo Mendes da Rocha. Archivo

Personalidades de la arquitectura contemporánea recordarán la vida y la obra de Paulo Mendes da Rocha en un encuentro virtual que se llevará a cabo el próximo lunes 25 de octubre, día en que Mendes da Rocha, fallecido en mayo pasado, cumpliría 93 años. Organizado por la Embajada de Brasil y concebido como un tributo al “último gigante de la arquitectura brasilera”, este webinar internacional comenzará a las 11:00 horas, con las palabras de bienvenida del embajador de Brasil en Paraguay, Flávio S. Damico.

El conversatorio, que concita gran expectativa dados los disertantes y el moderador, contará con la participación de Solano Benítez, uno de los principales nombres de la arquitectura paraguaya actual, autor de obras innovadoras -como el Centro de Rehabilitación Infantil de la Teletón, proyecto que obtuvo el primer premio de la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito-, y ganador del León de Oro de la Bienal de Venecia, del Swiss Architectural Award (SUI) y del AIA Honorary Fellowship (Estados Unidos). Es importante señalar la cercanía de Benítez y Mendes da Rocha, quien visitó varias veces nuestro país y pudo conocer de primera mano las propuestas de la entonces nueva generación de arquitectos paraguayos. Como bien señaló Solano en diversas ocasiones, la visión del gran maestro brasileño fue clave para posicionar la arquitectura paraguaya contemporánea en la escena internacional.

Otra gran figura del encuentro será Angelo Bucci, referente de la arquitectura brasileña, catedrático de la Universidad de São Paulo (USP) y profesor invitado en la Universidad de Harvard, el MIT y en diversas universidades europeas. Fue el ganador del concurso para el pabellón de Brasil en la Expo Sevilla y finalista del Mies Crown Hall Americas Prize en 2016. Asimismo, obtuvo el Premio a la mejor obra de arquitectura de la APCA (Asociación Paulista de Críticos de Artes) y el Premio Obra del Año 2021 por el proyecto del Hospital de Urgencias de São Bernardo do Campo.

La moderación del panel estará también a cargo de una personalidad relevante de la disciplina: el embajador de Brasil en la India, André Corrêa do Lago, primer brasileño miembro del jurado del Premio Pritzker. Fue curador del pabellón de Brasil en la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2014 y autor de diversas obras, incluyendo un libro traducido al japonés sobre la casa que Mendes da Rocha diseñó para sí mismo en Butantã y que constituye un paradigma de la concepción espacial y matérica del modernismo brasileño.

Casa en Butantã, Paulo Mendes da Rocha y João de Gennaro. Foto © Nelson Kon

Casa en Butantã, Paulo Mendes da Rocha y João de Gennaro. Foto © Nelson Kon

El webinar será transmitido por el canal de YouTube del Centro de Estudios Brasileños (en portugués) y por el  canal de YouTube del  Teatro Tom Jobim, a través del cual se podrá acceder a la traducción simultánea al español. Se otorgará certificado de participación. Para obtenerlo, así como para recibir notificaciones, entrar aquí.

El último gigante de la arquitectura brasilera”

Paulo Mendes sa Rocha obtuvo en 2006 el Premio Pritzker, considerado el Nobel de Arquitectura. Dieciocho años antes lo había recibido el otro gran maestro del “brutalismo”, Oscar Niemeyer, cuyas obras signaron el modernismo latinoamericano. Una década después del Pritzker, da Rocha recibió el León de Oro de la Bienal de Arquitectura de Venecia por su trayectoria. Otros galardones fueron el Premio Imperial del Japón y la Medalla de Oro de la Unión Internacional de Arquitectos.

El profesional paulista fue responsable de los proyectos de renovación del Museu da Língua Portuguesa y de la Pinacoteca de São Paulo, recibiendo por este último el Premio Mies van der Rohe para América Latina. Entre sus obras también se encuentran el Museo Brasileño de Escultura (MuBE), el arco de la Praça do Patriarca y Sesc 24 de Maio, en São Paulo.

Museo Brasileño de Escultura, São Paulo, 1986-1995. Arquitectura Viva © Nelson Kon

Museo Brasileño de Escultura, São Paulo, 1986-1995. Arquitectura Viva © Nelson Kon

Paulo Mendes da Rocha nació en Vitória, Espírito Santo, el 25 de octubre de 1928. En 1954 se graduó en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Presbiteriana Mackenzie, en São Paulo. En 1958 ganó el concurso para la elaboración del proyecto del Gimnasio del Clube Atlético Paulistano, obra que le valió el Gran Premio Presidencial en la VI Bienal Internacional de São Paulo, en 1961. Ese mismo año comenzó a enseñar en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de São Paulo. Invitado por el célebre João Batista Vilanova Artigas, dirigió la llamada Escuela Paulista de Arquitectura, que destacó el papel social y humanista del arquitecto. En 1968,  con Artigas y Fábio Penteado, realizó el proyecto del complejo habitacional para 50 mil habitantes “Zezinho Magalhães Prado”, en Guarulhos. En 1970 ganó el concurso para realizar el pabellón oficial de Brasil en la Expo Osaka, Japón. En 1971 fue uno de los finalistas del concurso internacional para el anteproyecto del Centro Georges Pompidou, en París. En 1980, después de la amnistía política, Rocha fue reintegrado a la universidad, donde enseñó hasta 1999, cuando se jubiló.

Gimnasio Club Paulistano, 1960. Fuente: exit-express

Gimnasio Club Paulistano, 1960. Obra de Mendes da Rocha (exit-express)

Conocido por sus propuestas brutalistas, construcciones de grandes volúmenes de hormigón armado que respondían al criterio de “honestidad estructural”, Mendes da Rocha sostenía que construir la ciudad contemporánea es hoy la motivación fundamental de la arquitectura. ¿Cómo sería la ciudad ideal?: aquella capaz de extender el horizonte de “los deseos humanos”. Uno de sus conceptos recurrentes era “la imprevisibilidad de la vida”, noción que lo llevó a plantear una arquitectura atenta al ser humano y su condición vulnerable, necesitada de un espacio donde ejercitar el “vivir juntos”. Sostenía que no existía la posibilidad del espacio privado. La palabra espacio, decía, ya quiere decir público, si no, no es espacio. Y de esta concepción de habitabilidad de lo privado-público se desprendía necesariamente su afirmación de que “la arquitectura es una cuestión política”. Reivindicaba, asimismo, la importancia de preservar “la alegría doméstica” y el juego porque “cuando está lo lúdico, todo funciona”.

 

 

 

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos

error: Content is protected !!