Connect with us

Agenda cultural

Lambe Lambe, teatro de lo pequeño

Tessa Rivarola y Carola Mazzotti llevaron esta expresión teatral, fundamentalmente latinoamericana, a Hvammstangi, un pequeño pueblo de Islandia. Treinta años antes, Denise Santos e Ismine Lima, en Bahia, Brasil, imaginaban cajas y títeres para contener el espacio escénico.

Tessa Rivarola, Lambe Lambe © Juanjo Ivaldi Zaldívar

Tessa Rivarola, Lambe Lambe © Juanjo Ivaldi Zaldívar

El Teatro Lambe-Lambe está diseñado para ser visualizado por un público reducido a la vez. En Brasil, Lambe-Lambe es, también, el nombre que se da a los fotógrafos de espacios públicos, como jardines. O ferias. 

Carola Mazzotti y Tessa Rivarola llevaron esta expresión teatral, fundamentalmente latinoamericana, a Hvammstangi, un pequeño pueblo de Islandia. Treinta años antes, Denise Santos e Ismine Lima en Bahia, Brasil, imaginaban cajas y títeres para contener el espacio escénico. 

Cortesía

Asunción, Lambe Lambe, la magia de lo pequeño © Juanjo Ivaldi Zaldívar

En 2014, con la dirección de la titiritera mendocina Gabriela Céspedes nacieron las obras Correspondencia y Reptilia. La compañía inició la sumersión en el mundo de las miniaturas. Ese mismo año Kunu’u títeres fue parte del nacimiento del colectivo Ojo Curioso de Teatro Lambe Lambe, junto a artistas locales como Chacho López Grenno, Ana Brisa Caballero, Noelia Buttice, Eduardo García y Adriana Mongelós.

Reptilia, por su parte, rebautizada como Uplifun í skóginun en islandés, es la obra en miniatura con la que Tessa Rivarola, emprende viaje a Islandia. 

En este teatro, la historia se cuenta en un espacio reducido: una caja, que puede estar hecha de diferentes materiales y que utiliza personajes y objetos en miniatura. El espectador mira a través de un agujero. El palco participa como soporte de un espectáculo teatral y también como presencia capaz de dialogar con el entorno donde se desenvuelve, posibilitando así, debido a las reducidas dimensiones, la movilidad de la presentación en diferentes espacios. 

Cortesía

Tessa Rivarola y el teatro Lambe Lambe, Hvammstangi, Islandia. © Juanjo Ivaldi Zaldívar

Se dice que Denise Santos daba clases en un colegio y para hablar del embarazo usó una muñeca de espuma, embarazada, que llevaba una muñeca más pequeña en su interior. Sintiendo la necesidad de que esta puesta en escena fuera más íntima, tuvo la idea de poner esta pequeña escena dentro de una caja, similar a las utilizadas por los fotógrafos de la época, los lambe lambe, dando lugar al primer espectáculo de este tipo, “A Dança do Parto”.

En 2021, en el HIP Hvammstangi International Puppets Festival, se sucedieron tres días de workshops y obras de teatro de títeres de compañías provenientes de Islandia, Holanda, Inglaterra, Grecia, España, Eslovenia, Polonia y Paraguay.

Una de sus creadoras, Ismine Lima, define al Teatro Lambe-Lambe como “un espacio para la mirada”. La proximidad entre el rostro del manejador y el rostro del espectador dentro del palco promueve una relación muy estrecha entre estos dos individuos, una proximidad que ningún otro tipo de espectáculo permite. Mientras manipula sus muñecos durante los shows, el titiritero se asegura de prestar atención a la mirada de los espectadores y, de acuerdo con la recepción del show y las reacciones que percibe, puede dosificar su energía”. Lima también considera que el artista que desea expresarse en este lenguaje, al construir su caja, debe tener “un secreto que debe ser revelado”. 

Cortesía

Hvammstangi, Islandia. © Juanjo Ivaldi Zaldívar

Su otra creadora, la actriz-animadora Denise dos Santos, cree en un juego de seducción entre el actor-animador y el espectador, que comienza en la propia fila donde muchos esperan ansiosos su turno para encontrar el secreto que se esconde dentro de la caja, este verdadero “ojo de cerradura”. 

Como dijo alguna vez Denise dos Santos: “Este niño ya no es nuestro, este niño, Lambe-Lambe, creció, ganó el mundo”. Hasta Islandia incluso.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos