Conectáte con nosotros

Agenda cultural

El conflicto de Ucrania sacude la escena artística rusa

Los Museos del Kremlin han cancelado la primera exposición individual de Christian Boltanski en Rusia, prevista para abrir el próximo 13 de marzo. El Museo de Arte Contemporáneo “Garage”, en Moscú, deja en suspenso todas las exposiciones programadas hasta que cese “la tragedia humana y política” en Ucrania, y referentes de instituciones culturales clave han renunciado a sus cargos. Más de 17.000 artistas y trabajadores de la cultura han firmado una carta abierta denunciando la guerra, en tanto el Centro de Industrias Creativas “Fabrika”, en Moscú, ha lanzado un programa para artistas y curadores ahora desempleados debido a su posición sobre los acontecimientos en Ucrania.

Museo de Arte Contemporáneo "Garage". Cortesía

Museo de Arte Contemporáneo "Garage". Cortesía

Tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, varios trabajadores rusos renunciaron a sus puestos en museos internacionales, se suspendieron las exhibiciones más taquilleras y se detuvo la preparación de los pabellones de la Bienal de Venecia de ambos países. Quedó claro que la guerra tendría un impacto significativo en la escena artística rusa cuando dos líderes de museos en el país dejaron sus puestos.

El director artístico de la Fundación V-A-C de Moscú, Francesco Manacorda, dijo este jueves que había dimitido debido al conflicto en Ucrania. “Desafortunadamente, los acontecimientos actuales han cambiado significativamente las condiciones laborales y personales, por lo que llegué a la conclusión de que no podré seguir trabajando con la misma dedicación de la que podría estar orgulloso”, dijo Manacorda.

La Fundación V-A-C opera dos espacios: uno en Venecia, el otro en Moscú. Este último, GES-2, es un centro cultural inaugurado en 2020 por la fundación que preside Leonid Mikhelson, director ejecutivo de Novatek, el mayor grupo gasista privado de Rusia. Mikhelson tiene estrechos vínculos con el Kremlin.

Antes de unirse a la Fundación V-A-C en 2017, Manacorda fue director artístico de la Tate Liverpool y había sido co-curador de la Bienal de Liverpool de 2016. En 2007 fue curador del Pabellón de Eslovenia en la Bienal de Venecia, y en 2009, supervisó el Pabellón de Nueva Zelanda de la misma bienal.

Fundación V-A-C, Moscú. Cortesía

Su partida es el último cambio que afecta a GES-2, que emitió un comunicado diciendo que cerraría todas sus exposiciones y eventos. En esa declaración el centro dijo que “no puede hacer la vista gorda ante los trágicos eventos de los que todos nos hemos convertido en testigos”.

La renuncia de Manacorda se une a la de Vladimir Opredelenov, subdirector del Museo Pushkin de Moscú, una de las instituciones culturales más importantes de Rusia. En un comunicado publicado en su cuenta de Instagram, Opredelenov dijo: “Mi actitud ante los acontecimientos mundiales actuales no coincide con la de muchos de mis colegas del Ministerio de Cultura de la Federación Rusa. Espero que esto cambie en un futuro cercano, pero tal como están las cosas, me veo obligado en este momento a dejar mi amado museo”.

Opredelenov estuvo en el museo 19 años, trabajando durante casi una década como subdirector. También se desempeñó como jefe del Departamento de Tecnologías de la Información en la Esfera de la Cultura, Escuela Superior de Economía de la Universidad Nacional de Investigación, y como presidente del Consejo para el Desarrollo Digital de Museos del Comité Ruso de la Unión Internacional de Museos.

Más de 17.000 artistas y trabajadores de la cultura han firmado una carta abierta denunciando la guerra. “El compromiso con la cultura y las artes será casi imposible en estas condiciones”, dice la carta. También en esa carta se sugirió que algunos empleados serían expulsados ​​​​de instituciones en toda Rusia, supuestamente por hablar en contra del conflicto.

En la escena artística rusa ha estado circulando la noticia de que el Museo de Arte Moderno de Moscú ha despedido a todos los miembros del personal que firmaron la carta. El artista y curador Dimitri Bulatov dijo en Telegram que la dirección del museo recibió el pedido directamente del Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Moscú.

Aunque estas acusaciones no han sido confirmadas por el propio museo, Vyacheslav Volodin, presidente de la Duma Estatal de la Asamblea Federal, describió a las figuras culturales que se oponen a la guerra como “traidores”.

En solidaridad con esta cascada de renuncias voluntarias y forzadas, el Centro de Industrias Creativas Fabrika de Moscú ha lanzado un programa para artistas y curadores desempleados que han perdido sus trabajos en instituciones culturales debido a su posición sobre los acontecimientos en Ucrania. “Todas las figuras de la escena del arte contemporáneo que, debido a los acontecimientos actuales, se encuentran en una situación de vida difícil y quieren mostrar y discutir sus obras/proyectos en una plataforma independiente, están invitadas a participar”, escribió el centro.

Los Museos del Kremlin de Moscú han cancelado la exposición “Duelo. Del juicio de Dios a un crimen noble”, primera exposición individual de Christian Boltanski en Rusia, cuya inauguración estaba prevista para el próximo 13 de marzo en la Sala de Exposiciones Manege Central de San Petersburgo. Asimismo, el Museo de Arte Contemporáneo “Garage”, en Moscú, emitió un comunicado en el que dice que dejará de trabajar en todas las exposiciones hasta que cese la tragedia humana y política que se está desarrollando en Ucrania. Entre las próximas muestras en el museo se encuentran las de Lydia Masterkova, Anne Imhof, Helen Marten y Saodat Ismailova. Y la Galería Estatal Tretyakov, en Moscú, confirmó que “Diversity United”, una controvertida encuesta destinada a mostrar diálogos artísticos entre europeos y rusos, cerrará antes de lo estipulado.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!