Conectáte con nosotros

Agenda cultural

AICA Internacional se pronuncia contra la guerra en Ucrania

Cortesía

Cortesía

La Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA), presidida actualmente por la crítica brasileña Lisbeth Rebollo e integrada por unos 6.000 profesionales en todo el mundo, ha dado a conocer una su posición con respecto al conflicto Rusia-Ucrania.

El comunicado emitido por la Oficina Central, ubicada en París, se sumó a las manifestaciones de las diversas secciones nacionales. El documento expresa la “profunda tristeza por las noticias de las actuales acciones militares contra Ucrania, ordenadas por los dirigentes de la Federación Rusa” y condena “todos los actos de violencia militar”. Asimismo, reafirma su “solidaridad con todas las personas afectadas por este conflicto” y aprecia las acciones emprendidas por los “miembros comprometidos con la ayuda humanitaria”.

AICA International hace “un llamamiento a las partes implicadas en la guerra para que respeten a los civiles y preserven la herencia cultural, como un patrimonio global y un tesoro insustituible para la cultura e identidad local”. Se solidariza con los  miembros de la institución que han sido directamente afectados por el conflicto, y hace un llamamiento a críticos, artistas e instituciones culturales de todo el mundo a contribuir con ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados), y así ayudar a las víctimas civiles y a los refugiados de la región.

“Es hora de mostrar nuestra solidaridad y ayuda humanitaria para apoyar a los actores públicos y privados del sector cultural de Ucrania. Es una responsabilidad conjunta cesar toda forma de apoyo y cooperación con el régimen de Moscú y las instituciones estatales rusas, y no aceptar la presencia de la representación rusa en los eventos artísticos internacionales”, dice el documento, que ha sido difundido a través de las plataformas digitales. Asimismo, anuncia que va a compartir la carta colectiva de los críticos de AICA Rusia “que también condenan la invasión en Ucrania y expresan abiertamente su posición en contra”.

Las declaraciones finalizan señalando que “AICA Internacional está fuertemente a favor de la paz y de que las instituciones artísticas mundiales se comprometan con toda la ayuda humanitaria posible para las víctimas de la guerra y alienta un esfuerzo mundial común hacia una colaboración internacional armoniosa”.

AICA República Checa, Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia 

Las secciones nacionales de República Checa, Hungría, Polonia, Rumania y Eslovaquia, por su parte, han condenado enérgicamente “todos los actos de violencia militar llevados a cabo en el territorio ucraniano por las fuerzas de Rusia y Bielorrusia”, manifestando su solidaridad con las víctimas.

Hacen un llamado a todos los artistas, trabajadores culturales e instituciones de la región, y de todos los demás países democráticos, a tomar “medidas inmediatas dentro de sus posibilidades para apoyar a los ciudadanos de Ucrania y su cultura”, para expresar luego que “las organizaciones que ya se dedican a la asistencia humanitaria continua a las víctimas de la guerra deberían convertirse en modelos para las galerías, los museos y los festivales de toda Europa”. También instaron a cesar toda forma de apoyo al régimen de Moscú y sus aliados. “Ante la guerra declarada por Rusia, es inaceptable hoy en día cooperar con las instituciones estatales del país, así como con los oligarcas que apoyan las acciones del presidente Putin, ni aceptar la presencia de la representación rusa en los eventos artísticos internacionales”, finaliza el documento.

AICA Alemania

La sección alemana, presidida por Danièle Perrier, se adhiere a la protesta de la UNESCO contra la guerra en Ucrania y se alinea con el parecer de numerosas comisiones de la UNESCO contra la guerra en Ucrania.  “Nuestros sentimientos de simpatía y solidaridad se dirigen naturalmente a aquellos en Ucrania que están luchando por su libertad y autodeterminación o están sufriendo las terribles consecuencias de la agresión rusa”, dice la institución, señalando que a pesar de la dura represión del Estado, numerosos artistas rusos han tenido el valor de participar en las protestas contra la guerra. “Los primeros informes sugieren que un importante museo de Moscú también ha suspendido sus trabajos, para no crear ninguna apariencia de normalidad en la vida en Rusia”, según Perrier.

AICA Chile

Por su parte, la sección chilena, presidida por Ernesto Muñoz, ha manifestado cuanto sigue: “Los sucesos ocurridos en el territorio ucraniano durante las últimas semanas nos llevan a pensar en este país, el cual ha sido la cuna de grandes referentes culturales que son parte de la forma de vivir y pensar en Chile y en otros países del mundo, como el pintor Kasimir Malévich, el escritor Fiódor Dostoyevski y el gran compositor Piotr Ilich Tchaikovski. 

“La invasión de las fuerzas rusas en Ucrania nos lleva a sentir las frases de Malévich, las cuales nos ordenaron y nos llevaron a crear con otra libertad ese taller de búsqueda, el cual se nutre de la música de Tchaikovski. Emitiendo sonidos de ese mundo lejano de sueños al atardecer mientras compartíamos un té, volvíamos al mundo de Dostoyevski y rescatábamos pensamientos sobre el mundo, la vida y la existencia del ser humano. 

“A pesar de la distancia, las diferencias idiomáticas y nuestra historia latinoamericana, somos más ucranianos de formación de lo que pensamos. Llevamos en nuestros genes el amor que nos entregaron, y hoy sentimos dolor y vergüenza al recibir esos mensajes de ayuda y ver las terribles imágenes que nos dejan estos hechos tan dramáticos, sin poder hacer nada. Espacios culturales como el Museo de Historia Local en la ciudad de Ivankiv, Kiev, hoy se encuentran destruidos; lugares en donde se atesoraban magníficos óleos de quienes fueron líderes y referentes de aquellas tierras, cuyas vidas y memorias se encuentran interrumpidas. 

“Sabemos que la humanidad es una. Interrumpir su vivir y separarla es detener increíbles procesos creativos que nunca  harán olvidar el dolor que hoy nos cubre. Esperamos que la plaza de Kiev escuche pronto la “Obertura 1812” de Tchaikovski. En ese momento sabremos si Ucrania es libre, y nosotros lo seremos también”. 

1 Comment

1 Comentario

  1. Patricio Court del Pedregal

    12 de marzo de 2022 at 12:55

    Muy bien!!! Hay que sumarse al repudio mundial contra la guerra desatada por Rusia
    contra el pueblo ucraniano.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!