Conectáte con nosotros

Agenda cultural

Noemí Recalde: “La personalidad y la sinceridad a la hora de interpretar te abren puertas”

Noemí Recalde Yegros. Cortesía

Noemí Recalde Yegros. Cortesía

La guitarrista clásica Noemí Recalde Yegros, en representación de Paraguay, participará por primera vez en el III Festival Internacional de Música “El reencuentro”, organizado por Suena Perú, con el apoyo del Ministerio de Cultura de Perú.

A propósito de esta oportunidad, y ante el apoyo masivo en las redes sociales, conversamos con la artista, egresada del Conservatorio Nacional de Música, quien se refirió a los puntos salientes del festival y su camino para lograrlo.

¿Cuáles son tus expectativas con respecto a este festival, teniendo en cuenta que es tu primera participación representando al país?

Tengo muy buenas expectativas. Espero poder aprender mucho de los niños a quienes daré clases. También de conocer a varios guitarristas profesionales de diferentes países. Además, me sirve para hacer nuevas conexiones en cuanto al mercado laboral musical. Eso sí, estoy bastante emocionada por representar al Paraguay.

¿Cómo surgió esta oportunidad?

Surgió debido a que, desde hace un año, comencé a subir videos en la plataforma de YouTube e Instagram interpretando obras para guitarra clásica de distintos compositores. A partir de esto, compositores de otros países me escribieron para tocar, mandándome sus composiciones inéditas para subir a las redes. En una de esas, el compositor rumano Redi Marku me recomendó con la organización Suena Perú, y ellos me contactaron para participar en el Tercer Festival Internacional de Música “El reencuentro”.

Observando que interpretarás La catedral de Agustín Barrios junto con la orquesta del conservatorio de la organización, ¿a qué se debe esta decisión? Es decir, ¿hay algo que te llama la atención de esta obra o la vida misma del compositor?

La catedral para mí es un honor y un desafío interpretar. Siempre deseé tocarla, esperando muchos años, porque siento que busca presentar varias cosas, ya que es una de las obras más importantes de Agustín Barrios. La misma requiere del intérprete un virtuosismo, además de una expresividad compleja. Esto para mí siempre es un reto, pues soy entusiasta de esta clase de desafíos. Y poder interpretarlo con una orquesta sinfónica me emociona aún más porque la hace mucho más solemne.

Noemí Ester Recalde. Archivo

Noemí Ester Recalde. Archivo

A tu criterio, ¿cuáles son los puntos que un aspirante debe tener en cuenta para llegar a representar a su país en un festival de música?

Siendo aún novata en esto, pues es el primer festival internacional al cual tengo la dicha de ser invitada, sí creo que un artista tiene que ser muy honesto a la hora de interpretar la música, expresando los sentimientos que lleva en ese momento al escenario. Esa personalidad y esa sinceridad a la hora de interpretar te abren puertas y hace que las personas quieran escuchar tu versión de esa obra musical.

Como profesional en guitarra clásica que ha culminado sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música, ¿cómo podrías resumir tu experiencia allí? ¿Qué recuperás como lo más valioso de ello?

Para mí el Conservatorio Nacional de Música es un lugar que atesoro mucho. Conocí grandes profesionales pero, sobre todo, personas que aún me acompañan en mi camino musical y hasta ahora están en colaboración con mis proyectos musicales y personales. Además destaco las enseñanzas no escritas en los libros dados por los maestros,  de los que aprendí tanto en todas las facetas de la guitarra. Siempre fue un honor ser aprendiz de ellos.

De lo más valioso que recupero, y más en el área de guitarra clásica, son los conciertos. Desde el primer año, los alumnos conocen lo que es pisar el escenario. Había varios conciertos en el área de guitarra: homenaje a Agustín Barrios, conciertos de música de cámara y concierto de área instrumental. En total, eran tres al año que ayudan a la formación del intérprete. En lo personal, eso ayuda mucho a controlar los nervios, la ansiedad de tocar y a prepararse bien para tocar en los conciertos. Es un aprendizaje que llevo conmigo a todas partes. Solo el hecho de tener que tocar cuando estábamos en los primeros años generaba pánico y miedo, pero al final uno va consiguiendo controlarlo en el proceso, logrando el disfrute a la hora de tocar. Para mí, esa experiencia en el conservatorio fue vital.

Perfil

Noemí Recalde (Asunción, 1998) culminó sus estudios superiores en el Conservatorio Nacional de Música en 2020. Actualmente cursa el último semestre como guitarrista clásica en la licenciatura de música de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Artes. Fue integrante del ensamble Pu Rory, conjunto de guitarra clásica destinado a la formación de jóvenes, dirigido por la maestra Berta Rojas desde 2016 hasta 2018. Participó en clases magistrales con Berta Rojas, José Carlos Cabrera, Mario Ulloa, Eduardo Isaac, Favio Rodríguez, entre otros. Participó en el Festival de Cuerdas, Hohenau, en 2020. Ese año logró el tercer lugar en el concurso del Banco de Guitarras Pu Rory. A partir de este año integra, con Débora Salinas en viola, un dúo musical dedicado a difundir música de cámara, y está a cargo del estudio musical Cresc.

Entre sus interpretaciones más destacadas, cabe señalar: Allegro 1003 de la Sonata 2 para violin, de Johann Sebastian Bach (arr. Manuel Barrueco); Sevilla, de Isaac Albéniz (arr. Manuel Barrueco); Sonata 1, de Leo Brouwer; Eli’s Portrait, de Sergio Assad; Felicidade, de Tom Jobim (arr. Roland Dyens); Medusa y Signature de Thomas Fellow; London karape, Caazapa, Ha che valle, Las abejas La catedral, del compositor nacional Agustín Barrios.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!