Conectáte con nosotros

Bloggers

La falta de sueño disrumpe todo, 4 tips para una buena noche

Las horas necesarias de sueño te dan más que salud. Foto: Gentileza.

Las horas necesarias de sueño te dan más que salud. Foto: Gentileza.

Pará un segundo e imaginate que los beneficios de una noche de buen dormir se encuentran en una pastilla y que todos los días tu decides tomarla.

Debido a que estás tomando esta pastilla tu habilidad para aprender y memorizarte mejora, tu capacidad de razonar y tomar decisiones se encuentra optimizada, puedes procesar y calibrar mejor tus emociones, eres capaz de separar las emociones de los hechos, tu sistema inmune se encuentra optimizado, tu metabolismo funciona de la mejor forma posible, tus hormonas están reguladas y tienes una microbiota sana.

¿Con todos estos beneficios tendrías una ventaja sobre los demás no?

Si estás en el colegio fácilmente podrías estar entre los mejores alumnos, si estas trabajando solucionarías los problemas más rápido que los demás, por ende, tu productividad subiría y probablemente te asciendan, si estás en una pandemia tendrías una ventaja frente al resto para no desarrollar una enfermedad grave, sea cual fuere tu situación serías mejor que los demás para resolver problemas en relaciones dándote una mejor chance en un matrimonio feliz…

¿Es injusto que tu puedas acceder a esto y el resto no?

Bueno, si solo tú tuvieses acceso a esto sí se podría decir que es injusto pero tal pastilla no existe es parte nuestra. Cada noche que optas por priorizar tu sueño estás dando de tu parte para obtener todos estos beneficios (y más). Una noche bien descansada le da al cuerpo y la mente un punto de partida ideal para afrontar el día.

¿Cómo priorizamos nuestro sueño?

Con una higiene básica de sueño básica, similar a lo que exigimos de un niño.

  1. Te acuestas y levantas aproximadamente a la misa hora todos los días
  2. Minimizas la exposición a la luz artificial a partir de las ocho de la noche y te expones a luz natural ni bien te levantes.
  3. Dejas de comer por lo menos tres horas antes de acostarte, minimizando los alimentos altos en azúcar.
  4. Duermes en una pieza oscura, silenciosa y fría

No necesitas aplicar todo de una, empieza despacio y ve incorporando los hábitos de a uno.

Una vez que mejores tu sueño veras que todo mejora.

 

Contacto:

Mail: [email protected]

Instagram: @beautyfood.lz

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos