Conectáte con nosotros

Cultura

Academia Paraguaya de la Historia: se incorporan nuevas colecciones y se reorganiza el acervo

© Laura Mandelik

© Laura Mandelik

La Academia Paraguaya de la Historia fue fundada el 15 de agosto de 1937, en ocasión del cuarto centenario de la fundación de Asunción, como Instituto Paraguayo de Investigaciones Históricas. Tuvo su origen en el Instituto Histórico Nacional, creado el 11 de noviembre de 1895 por ilustres intelectuales como José Decoud, Blas Garay, Cecilio Báez, Teodosio González, Manuel Domínguez, Pedro P. Caballero, Enrique Solano López, Víctor Soler y Benjamín Aceval.

Movida por la búsqueda de la verdad a través de la investigación científica, cumple en nuestro país la misión de órgano consultor sobre temas históricos y está a disposición de autoridades y público en general. Siendo una entidad sin fines de lucro, la Academia está apoyada desde hace décadas por la Fundación Andrés Barbero, que le brinda su local en el antiguo edificio de la Cruz Roja paraguaya, ubicado en el cruce de la calle del mismo nombre y la avenida Artigas.

Academia Paraguaya de la Historia

© Laura Mandelik

La Academia cuenta con una sólida biblioteca, producto de donaciones de autores y entidades corresponsales y adquisiciones de obras relacionadas con su disciplina. Hace pocos meses se concretaron dos importantes donaciones que suman casi 15.000 volúmenes. Ante esta situación, la Fundación Barbero decidió ceder a la Academia el antiguo salón de recepciones del edificio, de unos 130 metros cuadrados, para ubicar su biblioteca.

Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

Las donaciones recibidas fueron: la biblioteca de la Fundación Ymaguaré, hoy en el Centro Paraguayo Japonés, que comprende la Colección Edgar L. Insfrán y la biblioteca del expresidente Juan Carlos Wasmosy. Ymaguaré se compone de casi 7.000 volúmenes e incluye libros, mapas y folletos políticos. La Colección Wasmosy tiene aproximadamente la misma cantidad de libros, parte de una biblioteca mucho mayor, e incluye la colección del historiador Julio César Chaves. El ingeniero Wasmosy también colaboró económicamente con la reestructura. En función de la llegada de estos dos aportes, que suman unos 200 metros lineales de estanterías, se decidió la mudanza interna.

Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

Colección Pastore. Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

Estas colecciones se unen al acervo existente, que incluye la Colección Carlos Pastore, la Colección Rafael Eladio Velázquez (con cantidades similares de volúmenes), la Colección “Archivo del Liberalismo”, la Colección Manuel Domínguez y, recientemente, la biblioteca de Roberto Quevedo, expresidente de la Academia, y la de la familia Guanes Gondra. Este corpus se suma a la biblioteca original de la institución, llamada “Félix de Azara”, que cambiará su nombre por “Biblioteca Andrés Barbero”, en honor al ilustre filántropo.

El Heraldo, aparecido en 1884 y clausurado en 1886, director Héctor Decoud. Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

El Heraldo, aparecido en 1884 y clausurado en 1886. Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

Es un enorme aporte para todos los investigadores del país posibilitar el acceso a las fuentes en las que abrevaron algunos de nuestros historiadores más prestigiosos y que incluyen libros raros que no se encuentran en otros repositorios.

Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

Cuaderno de apuntes de Rafael Eladio Velázquez. Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

Para dar adecuada ubicación a todo este acervo, se construyeron en total, en una parte de la sala, 20 estanterías de metal y vidrio con capacidad de 336 metros lineales, aptas para albergar aproximadamente 23.000 libros. En la sala de lectura se ubicaron dos estanterías de madera, con capacidad de recibir, aproximadamente, 7.000 libros en 100 mts. más. Algunas colecciones, sin embargo, se mantendrán en sus lugares originales, ya que se estima que la Academia posee, incluyendo las recientes donaciones, una biblioteca de más de 40.000 volúmenes en total, entre los que se cuentan fotos, fichas y diarios, ocupando en total unos 570 metros lineales de estantes.

Documentos originales de diversas épocas.

Documentos originales de diversas épocas. Academia Paraguaya de la Historia © Laura Mandelik

 

Nota: La Biblioteca de la Academia Paraguaya de la Historia está abierta a los investigadores de 8 a 11 horas, aunque en un futuro contará con bibliotecarios a tiempo completo. Todos los libros están catalogados, y si bien se espera que el ordenamiento tarde todavía algunas semanas, quienes deseen acceder a la biblioteca pueden consultar con la señora Elsa Ramírez, llamando al teléfono 021-202552, en el horario mencionado.

 

* Martín Romano García es investigador, genealogista, miembro correspondiente de la Academia Paraguaya de la Historia.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos