Conectáte con nosotros

Cultura

“El legado”: aproximaciones a la figura de Olga Blinder

Una muestra-ensayo que confronta propuestas artísticas y material documental en torno a una de las grandes figuras del arte y la educación en el Paraguay.

Vista de sala. Cortesía CAV/Museo del Barro

Vista de sala. Cortesía CAV/Museo del Barro

Esta exposición, habilitada en el Centro de Artes Visuales/Museo del Barro, conmemora el centenario del nacimiento de Olga Blinder (1921-2008). Lo hace esbozando un panorama, forzosamente incompleto, del aporte de esta figura grande a las artes visuales del Paraguay, en especial en los ámbitos de la enseñanza, la documentación, la gestión y la creación. No se trata, pues, de una exposición de la obra de Olga Blinder; ni siquiera se trata de una exposición convencional de arte, sino de una muestra-ensayo que reúne obra suya y de otros artistas, con documentos (escritos, fotografías y objetos) provenientes de fuentes diversas, básicamente archivísticas. La confrontación entre propuestas artísticas y material documental permite complejizar aquel panorama, trazado mediante dos líneas que sostienen la muestra.

Obras de Ofelia Echagüe Kunos y Alfredo Quiroz. Cortesía CAV/Museo del Barro

Obras de Ofelia Echagüe Vera y Alfredo Quiroz. Cortesía CAV/Museo del Barro

La primera línea subraya el impulso que dio Olga Blinder a la institucionalidad del arte en el Paraguay: básicamente la referida a la enseñanza, la creación, el pensamiento y la difusión. Desde la constitución del Grupo Arte Nuevo (1954) que, liderado por ella y Josefina Pla, produjo el advenimiento del arte moderno en el Paraguay, el trabajo impulsor de Olga Blinder fue determinante para la creación de instituciones de enseñanza relacionadas con la teoría y el ejercicio de las artes visuales (tales como Escolinha de Arte, TEI, IDAP, IDEA e ISA), así como la promoción de circuitos también referidos a dichas artes (Colección Circulante y Galería Arte-Sanos, entre otros).

Vista de sala. Cortesía CAV/Museo del Barro

Obras de niños/as y adolescentes del TEIJ y el IMA, década del 90. Cortesía CAV/Museo del Barro

La segunda línea remarca el momento creativo mismo de Olga Blinder, que desde inicios de la década de los cincuenta, signa el derrotero histórico de las artes visuales en Paraguay. Ese momento es expuesto mediante proyecciones y documentos, así como pinturas y grabados suyos cotejados con los producidos por otros artistas de acuerdo con dos criterios. En primer lugar aparecen documentos y obras de artistas que fueron parte de la formación misma de Olga, participaron con ella de la renovación del arte paraguayo u ocuparon puestos cercanos en una escena compartida durante el tiempo inicial de afirmación del nuevo arte paraguayo. En segundo, diferentes propuestas de artistas que estuvieron de alguna manera vinculados con Olga, profesional o personalmente, reconocen su legado y se sienten conectados en algún punto con su pensamiento y su producción.

Obras de Claudia Casarino, Edith Jiménez y Olga Blinder. Cortesía CAV/Museo del Barro

Obras de Claudia Casarino, Edith Jiménez y Olga Blinder. Cortesía CAV/Museo del Barro

Las dos líneas expuestas son enfocadas considerando la posición crítica de Olga Blinder que la enfrentara al oficialismo dictatorial de Paraguay y Brasil durante las primeras décadas de su trabajo. Su concepto de “Educación por el arte”, basado en Herbert Read, promovía el desarrollo de la libre creatividad, opuesto al modelo tradicional que dominaba entonces la enseñanza de las artes plásticas. Esta perspectiva del trabajo de Olga Blinder la llevó a ser fichada y considerada peligrosa por el régimen gobernante. El gobierno brasileño, a su vez, prescribió su expulsión de la Escolinha de Arte, de la cual ella había sido promotora principal. Su defensa de los derechos humanos, expresada especialmente en ciertas xilografías suyas, también ha contribuido a su imagen contestataria. Esa misma perspectiva crítica de Olga ha animado una dirección importante de su trabajo como creadora llevándola a introducir temas y cuestiones hasta entonces muy poco presentes en las artes visuales del Paraguay.

Emmanuel López Genes junto a su obra. Cortesía CAV/Museo del Barro

Emmanuel López Genes, Las instrucciones, 2021. Cortesía CAV/Museo del Barro

Esta muestra termina constituyendo un homenaje a una de las grandes figuras de las artes visuales que ha sabido ir más allá de su propia producción para dedicarse a abrir puertas diversas a la creatividad y el pensamiento crítico, en particular de los artistas y estudiantes de arte.

 

 * Ticio Escobar es crítico de arte, curador y gestor cultural. Fue presidente de la Asociación Internacional de Críticos de Arte Capítulo Paraguay, director de Cultura de la Municipalidad de Asunción y ministro de la Secretaría Nacional de Cultura.

 

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos