Conectáte con nosotros

Deportes

De cinturón negro en taekwondo a recordista nacional en atletismo

Fátima Amarilla es una de las atletas más sobresalientes del país. En la actualidad ostenta el primer lugar del ranking nacional en tres pruebas. Foto: FPA.

Fátima Amarilla es una de las atletas más sobresalientes del país. En la actualidad ostenta el primer lugar del ranking nacional en tres pruebas. Foto: FPA.

Fátima Amarilla es una de las pocas atletas que logró destacarse en un 2020 marcado por la pandemia del coronavirus y la poca cantidad de competencias. En el último Grand Prix Sudamericano del Paraguay, celebrado el pasado 12 de diciembre, la velocista de 25 años ganó el oro en los 400 metros con un tiempo de 58.22 segundos.

Ese mismo fin de semana compitió en el Campeonato Nacional de la Victoria –certamen que se organiza paralelamente con el Grand Prix–, consiguiendo otras dos medallas en las pruebas de 800 metros y 400 metros con vallas.

“Cerré el año muy feliz. Tuve meses difíciles por el lado motivacional, pero decidí no rendirme y me puse objetivos aun con lo incierto de toda la situación. Trabajé por ellos y todo tuvo su resultado. Ahora estoy en el primer lugar del ranking nacional en tres pruebas (400 metros, 800 metros y 400 metros con vallas)”, cuenta Fátima en una entrevista concedida a El Nacional.

Su primera incursión en el atletismo ocurrió cuando solo tenía 10 años y ganó una carrera organizada por su escuela. “La profe de educación física vio talento en mí y me dio el contacto de un entrenador para que comenzara a practicar. Fui a la pista y desde entonces no paré”, revela la joven deportista sobre sus comienzos.

Antes de descubrir su pasión por el atletismo, Fátima ya había practicado otros deportes. “Soy cinturón negro, primer dan, en taekwondo. También llegué a hacer un poco de natación y fui a dos prácticas de fútbol, después me sacaron. Éramos dos chicas y a los papás no les gustó que juguemos entre los varones”, añade la capiateña.

Si bien Fátima representó al atletismo nacional en torneos como el Panamericano Universitario, el Festival Panamericano y varios sudamericanos e iberoamericanos, lo que marcó su carrera fue el Campeonato Sudamericano que se organizó en nuestro país. Y es que, el 24 de junio de 2017, en el mencionado certamen, Fátima estableció un récord nacional absoluto al cronometrar 61.89 segundos en 400 metros con vallas.

No es el único absoluto que posee. En el Campeonato Nacional de la Victoria de 2015, Fátima formó equipo con Lizel Gómez, Conny Willms y María Caballero. Juntas instauraron la marca de 3.59.30 en la prueba de 4×400 metros.

Con Lizel ya habían registrado otro récord. Fue en el 2011 cuando compitieron junto con Ivonne Velázquez y Cristina Pavón, imponiendo 2.29.26 en posta combinada de la categoría sub18. Dos años después, en el Sudamericano de Juveniles que se llevó a cabo en Argentina, inscribieron otra marca en 4×400. Esta vez en la categoría sub20 y con Juana Karina Jesse en lugar de Cristina, fijando un tiempo de 4.03.62.

Como sub20, Fátima también estableció dos récords individuales: 2.14.36 en los 800 metros y 1.04.45 en los 400 metros con vallas, su especialidad.

Sus logros no son producto de la casualidad; detrás existe una estricta rutina de entrenamiento. “En pista hacemos técnica con vallas, así como repeticiones de velocidad y de resistencia. También entreno en el gimnasio dos veces por semana y desde el sábado comenzamos a ir a la costanera para trabajos en la arena”, explica Fátima, que también respondió preguntas sobre la actualidad del atletismo nacional, sus últimos logros y la meta que tiene como deportista.

— ¿Qué dificultades encontraste para practicar el atletismo en Paraguay?

Hay pocos atletas entrenando regularmente o en alto rendimiento. La falta de apoyo hace que uno tenga que decidirse entre trabajar o seguir entrenando. Y claro, se prioriza la necesidad económica.

— ¿Qué se puede hacer a nivel gobierno para impulsar el atletismo nacional?

Se podría promocionar más el atletismo en los colegios. Es un deporte madre que, aparte de enseñar disciplina, te permite practicar cualquier otro con mayor facilidad.

— ¿Cuál es tu sueño como deportista?

Explotar todo mi potencial, ser de las mejores corredoras de Sudamérica en mi prueba de 400 metros con vallas y seguir haciendo historia en el atletismo nacional.

— ¿Cuál es tu mensaje para los jóvenes que se inician en el atletismo?

Que no se rindan ante los obstáculos. Todo lo que vale la pena lleva su tiempo y tiene su dificultad. La satisfacción de lograr lo que uno se propone no tiene comparación.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos