Conectáte con nosotros

Deportes

A puro triple, los Jazz vencen a los Hornets y se aferran al liderato

Foto: @utahjazz/Verzion.

Foto: @utahjazz/Verzion.

¡Qué manera de llover triples! Utah logró 28 canastas desde la línea de tres puntos (récord de la franquicia) y 10 de ellas llegaron en un último cuarto en el que mandaron a la lona a Charlotte con un parcial de 41-20. Los Jazz siguen en forma y anoche lograron su victoria número 21 en los últimos 23 encuentros al derrotar a los de Carolina del Norte por 132-110.

De esos 28 triples, 19 llegaron desde el banquillo, lo cual supone el récord absoluto de la NBA para cualquier grupo de suplentes, según estadísticas de ESPN. Georges Niang logró siete para 21 puntos, idéntica tarjeta que presentó Joe Ingles. Por su parte, Jordan Clarkson aportó otros 20 puntos incluyendo cinco triples. El ritmo de los de Salt Lake City desde el perímetro fue demencial, sobre todo en un último cuarto donde 10 de sus 15 canastas fueron de tres puntos. Pasaron de ganar de un punto al final del tercer cuarto (91-90) a hacerlo por 19 en menos de cuatro minutos (111-92).

“El equipo número uno de la liga gana un partido como este. Es ahí donde está nuestra mente y es ahí donde debemos seguir teniéndola. Se nos vio bien a nivel ofensivo, pero lo más importante fue nuestra energía defensiva. Subimos la intensidad y eso les hizo las cosas más difíciles, señala Donovan Mitchell, quien concluyó con 23 puntos y ocho asistencias.

Nada es seguro aún, pero la racha de Utah les ha colocado cómodamente en la primera plaza de la Conferencia Oeste con un récord de 25-6, o lo es que lo mismo, con 3.5 partidos de ventaja respecto a los dos conjuntos angelinos (Clippers y Lakers).

Charlotte se quedó corto

Los Hornets están realizando una buena campaña y durante tres cuartos no solo mantuvieron el nivel frente a Utah, sino que llegaron a estar 11 puntos arriba en el tercer periodo. Finalmente, no pudieron llevarse el triunfo, algo que lamenta un LaMelo Ball, quien acabaría con 21 puntos y siete rebotes: “Siento que en todos apareció cierto cansancio. No llegamos a sumar cuatro cuartos juntos, fueron tres”.

Para James Borrego el problema del último cuarto estuvo en cómo los fallos ofensivos afectaron a la intensidad atrás: “No pudimos anotar y no pudimos armar nuestra defensa. Ese es el desafío con un grupo joven cuando no estás anotando, ¿puedes correr y seguir teniendo la misma intensidad?”.

Además del buen juego de LaMelo, en los Hornets destacó el partido de Gordon Hayward, quien firmó 21 puntos en el regreso al que fue su primer equipo en la NBA, así como los 20 puntos que consiguió Malik Monk desde el banquillo.

Fuente: nbamaniacs.com.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos