Conectáte con nosotros

Deportes

Barcelona conquista su 31° Copa del Rey gracias a un Messi exorbitante

Foto: @FCBarcelona_es.

Foto: @FCBarcelona_es.

Tenía que ser así, Leo. Goleando en una final, siendo figura y anotando dos tantos. Lionel Messi la volvió a romper y el Barcelona es nuevamente campeón. Fue un 4-0 ante el Athletic Bilbao en la final de la Copa del Rey. Todos los goles fueron en el segundo tiempo. Antoine Griezmann, Frenkie de Jong y el 10, en dos oportunidades –el tercero fue espectacular de principio a fin–, volvieron a llevar alegría a Cataluña.

Con esta nueva conquista, para Messi son 35 títulos en Barcelona y 37 en su carrera. Es su séptima Copa del Rey, igualando la marca histórica como más ganador junto a sus compañeros Gerard Piqué y Sergio Busquets. Una alegría especial para el 10. Justo en la temporada en la que empezó queriendo irse a toda costa, se quedó a la fuerza e igualmente hizo todo lo posible por llevar a su equipo a lo más alto. Después de sufrir bastante a lo largo de la campaña, Ronald Koeman encontró el mejor equipo para hacerlos sentir más cómodo y el premio llegó con esta Copa, la 31° en la historia culé.

El partido fue todo de los blaugranas, un verdadero monólogo. En ese primer tiempo que quedó 0-0 por falta de puntería y en el segundo cuando entró el 1-0 y se abrió el arco. Todo con el denominador común: Messi figura. En el primer tiempo, Leo ya había puesto pases claves que no terminaron bien. Pero en el ST sí. Dejó a Frenkie De Jong en posición ideal para el centro que luego Griezmann transformó en el 1-0. Al ratito el propio, neerlandés aumentó con el segundo tanto.

Después sí llegó el momento en el que el 10 dejó su sello inconfundible. El 3-0 fue una perla de Messi. Una corrida que empezó desde atrás de mitad de cancha, tocó con De Jong, recibió la devolución en el área y ahí hizo lo suyo: gambeta ante dos y definición de zurda al palo lejano. Golazo de un Lionel de todas las épocas. A eso le sumó el 4-0, su doblete, solo empujando a la red un centro de su socio eterno Jordi Alba.

No es una Champions, tampoco una Liga, pero esta Copa del Rey significa muchísimo para un Barcelona que hace meses veía todo negro. Y puede significar mucho más en el futuro, en ese en el que todos piensan y se preguntan si será con Lionel Messi en el equipo. Su contrato vence en junio y esta alegría es una nueva ilusión para los culés.

Más allá de lo que decida Lionel y dónde continúe, volvió a dejar en claro que, pese a todo, el Rey es él. A festejar, sabiendo que todavía pueden pelear una Liga en la que están a dos puntos. Con Messi todo es posible. ¿O no, Barça?

Fuente: ole.com.ar.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos