Conectáte con nosotros

Deportes

Boxeadora y fanática del Ciclón

Foto: @minerva_montiel.

Foto: @minerva_montiel.

La cancelación del preolímpico americano de boxeo fue una dura noticia para Minerva Montiel, atleta que se inició desde muy pequeña en el deporte de los puños. Viene de una familia de púgiles, pues tanto su padre, Juan Montiel, como su tío, Daniel Montiel (titular de la Federación Paraguaya de Boxeo), fueron boxeadores.

“Todo empezó como un hobby. Yo era obesa y tenía el colesterol un poco alto, entonces el médico me recomendó que haga actividad física. Y qué mejor excusa para comenzar a boxear. Eso ocurrió cuando tenía 12 años por ahí. Luego debuté a los 14 y desde entonces no paré”, cuenta Minerva Montiel en una entrevista con El Nacional.

Foto: @minerva_montiel.

Hoy, con apenas 23 años, Montiel ya posee una buena cantidad de títulos. Se mantuvo como campeona nacional entre 2013 y 2017, mientras que su primera medalla internacional fue la plata que ganó en el campeonato Copa Ciudades 2015 en Bolivia. Al siguiente año consiguió otra presea de plata en la Copa Playa de Chile, país donde más adelante se adjudicó el bronce en el XII Campeonato de Verano Iquique 2018. En 2016 también se dio una de sus conquistas más preciadas: el oro del Campeonato Luvas de Ouro. Le siguió el bronce de la Copa Pacífico 2017 en Ecuador y las participaciones en los Juegos Bolivarianos Colombia 2017, el Sudamericano de Cochabamba 2018 y el clasificatorio Panamericano 2019 en Nicaragua.

Pero lo que más le marcó fue el haber concursado en el clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. “Lastimosamente no cumplí el objetivo. Era muy joven, tenía 18 años”, refiere Minerva, quien se tiene orgullosa por ser la única boxeadora en representar al país en las competencias oficiales que se realizan en el exterior.

Por tal razón, la noticia de que no peleará en el clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio fue un duro golpe, ya que, como ocurrió el año pasado, viajó a Colombia para realizar su preparación. Pero el boxeo le enseñó a resistir. “La noticia fue muy chocante para todos porque, así como yo, hay muchos atletas que no tuvieron la oportunidad de ir a un Mundial o se encontraron con otros problemas por el camino y hoy no figuran en el ranking. Estaba muy esperanzada en que iba a clasificar. Para la mayoría fue como un baldazo de agua fría el haber recibido la noticia a un mes para la realización del certamen”, reveló una Minerva muy sociable.

— ¿Cómo es tu rutina normal de entrenamiento?

Hago dos turnos, uno por la mañana y otro por la tarde, de lunes a viernes. Los sábados tengo un solo turno, como en los días de sparring. Entreno aproximadamente seis horas al día.

— En redes sociales sos popular gracias a tu fanatismo por Cerro Porteño

Antes no era muy conocida, hasta que un día hice un video bailando con la camiseta del Ciclón. Una página de Cerro vio y me pidió permiso para publicar. Se hizo viral y me empezaron a seguir hinchas y otras páginas de Cerro. A partir de ahí me conocieron más. Estoy contenta porque muchísima gente puede ver lo que hago. Me apoyan cuando tengo un evento. El sentir ese respaldo es fundamental para un atleta.

— ¿De dónde nace tu fanatismo por Cerro?

En casa somos todos cerristas, muy fanáticos, por cierto. Sobre todo, mi abuela, aunque hoy ya no puede ver los partidos porque se le sube la presión y se altera mucho (risas). Cerro significa todo para mí, es el club de mis amores. Lo llevo en la sangre. Me siento orgullosa de ser una cerrista. Incluso, tenía pensado subir al clasificatorio con la media roja de un lado y azul del otro. Ya se dará la oportunidad.

— ¿Practicaste algún otro deporte?

Sí, pero más bien por las materias que tenía en la universidad, donde hice natación y básquet. Hándbol en la época de colegio. Me gusta la natación, pero nunca practiqué como para competir. Siempre fue como un pasatiempo.

— ¿Quién es tu ídolo o referente del boxeo?

Me gusta muchísimo Saúl Canelo Álvarez. Creo que hoy es el boxeador más completo.

— ¿Cómo ves el nivel del boxeo paraguayo?

Ahora, con la llegada del entrenador Jorge Vizcaino, está empezando a desarrollarse. El profesor es cubano y sabe muchísimo de boxeo. Actualmente trabaja con la Federación y entrenamos en el Comité Olímpico Paraguayo. Que yo sepa, Paraguay nunca tuvo técnicos tan capacitados como el profe. La mayoría son empíricos. Mi papá fue boxeador y me enseñó lo que aprendió, pero nunca hubo alguien que haya estudiado. No se trata solo de ir a pegar bolsas y ya. También está la parte técnica, física, planificación, estructura… Esperemos que para Asunción 2022 el boxeo paraguayo esté mucho más fuerte y consigamos logros importantes.

Para que el boxeo paraguayo crezca necesitamos participar en más eventos. Si bien estoy recibiendo el apoyo del Comité Olímpico Paraguayo, también hay otros chicos que vienen detrás de mí y precisan del crecimiento que se consigue con los eventos. Al fin y al cabo, el boxeador se forma en las competencias internacionales. Es el salir, foguearse, rozar con gente que te va a exigir. Eso hace que un deportista crezca y es lo que ahora nos falta en Paraguay para llegar al nivel de otros países. Pero ya es un gran logro la llegada del profe, porque trabajamos con un entrenador especializado. Creo que dentro de unos meses podremos hacer bases de entrenamiento afuera.

— ¿Cuál es tu mensaje para quienes aspiran a ser boxeadores?

Si de verdad les gusta el boxeo, que se animen a practicar. Es un deporte hermoso que te enseña mucho. No es solo subir al ring y tirar golpes, sino que también se aprenden valores. Siempre salen cosas buenas del deporte.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos