Conectáte con nosotros

Deportes

¡Avanza el Expreso Decano! Olimpia y sus 119 años de gloria

Foto: @elClubOlimpia.

Foto: @elClubOlimpia.

Hoy no es una día cualquiera para los seguidores de la Franja Negra. En esta fecha convergen emociones, historias y, sobre todo, mucha gloria futbolera. Un viernes 25 de julio, pero de 1902, un grupo de jóvenes aficionados al fútbol se reunieron en la casa de la familia Rodi para fundar el Olimpia, primer club del balompié guaraní.

Según la historia, el dueño de casa había propuesto como nombre Paraguay, mientras que otros sugirieron Esparta. Pero finalmente ganó la idea de William Paats, que postuló Olimpia en honor al lugar donde los atenienses celebraban sus competencias deportivas, hoy conocidas como los Juegos Olímpicos.

Paats –principal promotor de aquella reunión– fue un empresario y profesor de educación física neerlandés, considerado el padre del fútbol paraguayo por haber instaurado la práctica de dicha disciplina deportiva en el país.

Escribir la historia futbolística

Olimpia comenzó a escribir su rica historia 10 años después de su fundación: en 1912 ganó su primer título doméstico en un torneo que contó con cuatro equipos.

Foto: Wikipedia.

Otra de las grandes conquistas fue el campeonato paraguayo obtenido en 1914, donde el Decano definió la copa ante Cerro Porteño. Fueron tres finales; las primeras dos terminaron 2-2 y 1-1, respectivamente, por lo que todo se resolvió en un tercer y muy disputado encuentro que terminó 3-2 a favor del conjunto franjeado.

A partir de allí, empezaba a forjarse la rivalidad que años más tarde se conocería como el Superclásico Paraguayo. El 27 de febrero de 1916 se produjo la mayor goleada entre estos equipos: fue 10-1 para Olimpia en un amistoso que se jugó en el Parque Caballero. Ese mismo año, la ‘O’ consiguió su tercera corona local, gritando campeón dos fechas antes del cierre. En esa campaña, Olimpia perdió un solo partido.

La década de 1920 fue una de las más ricas. Olimpia había levantado otro título en 1925, pero al año siguiente no alcanzó ni los primeros tres lugares de la clasificación… Fue entonces cuando emergió Aurelio González, figura del primer tricampeonato del fútbol paraguayo, de 1927 a 1929. Este último, de forma invicta.

González agigantaría su imagen tras alzarse con el campeonato de 1931, certamen que tuvo 14 meses de duración debido a una crisis política en el país, cuando también ya se escuchaban los primeros disparos de la Guerra del Chaco. La actividad futbolera se suspendió de 1932 a 1934 por el conflicto bélico con Bolivia. González fue a defender a la patria en los campos de batalla y, al volver, conquistó el segundo tricampeonato (1936-1938) con su Olimpia, ganándose el mote de Gran Capitán.

El vasto aporte de González a la historia del Olimpia no acabó allí, puesto que durante su ciclo como entrenador logró el primer y único pentacampeonato nacional (1956-1960). La coronación de 1959 –que también significó el primer tetra– fue de manera invicta. Asimismo, en 1960 llegó a la final de la primera Copa Libertadores.

Aquella fructífera etapa se dio gracias a la buena gestión de Manuel Ferreira Sosa, cuya obra más relevante fue el estadio de fútbol que lleva su nombre. Por tal razón, Ferreira es recordado como el segundo presidente más exitoso del club.

Época dorada del decano

Olimpia vivió su época dorada bajo la presidencia de Osvaldo Domínguez Dibb, quien dio sus primeros pasos como aguatero del equipo de Primera y luego se destacó como jugador de básquet. Defendió los colores de la institución por mucho tiempo, hasta que en 1974 se convirtió en presidente. Durante sus 23 años –en distintos periodos– de mandato, Olimpia ganó 14 torneos locales y siete copas internacionales.

En ese sentido, vale subrayar el primer y único hexacampeonato paraguayo (1978-1983), así como el tetracampeonato (1997-2000) con el que Olimpia llegó a sacar 14 títulos de diferencia a Cerro Porteño, su más cercano perseguidor. Entre las copas internacionales, sobresalen las tres Libertadores y la Intercontinental.

Otro de los mandatarios que escribió su nombre en la vida del club es Óscar Carísimo Netto. Con él, Olimpia ganó la final de la Supercopa Sudamericana de 1990 (el resto de la campaña se jugó con Osvaldo Domínguez en la presidencia) y se quedó con el subcampeonato de la Libertadores 2013. En esa línea también aparece el presidente Marco Trovato, quien llevó al Decano a otro tetracampeonato entre 2018 y 2019.

Cómo te explico lo escencial
De tu existencia para mí
Llevas la luz de mi bandera
Confío más en vos que en todo
Lo que pueda imaginar
No me importa para dónde vas
Yo voy, sin mirar atrás
Si te tengo por delante
Cuando quieras caminar
Quiero ser tu acompañante

En total, Olimpia posee 45 títulos de Primera División y ocho copas internacionales (tres Libertadores, dos Recopa Sudamericana, una Interamericana, una Supercopa Sudamericana y una Intercontinental). También ostenta cuatro plaquetas Millington Drake (1943, 1947, 1948 y 1951) y dos Torneo República (1976 y 1992).

Además, forma parte del selecto grupo de clubes que ganó todos los torneos disputados en una misma temporada. Ocurrió en 1979, cuando levantó la Cuádruple Corona: Campeonato Paraguayo, Libertadores, Interamericana e Intercontinental.

Vuelta olímpica en la Copa Libertadores de 1979. Foto: Wikipedia.

Junto con Vasco da Gama son los dos equipos sudamericanos que obtuvieron la Libertadores en el año de su centenario (1998 y 2002). Por otra parte, Olimpia es el único en jugar al menos una final de Libertadores en cada década. Fueron siete: 1960, 1979 (campeón), 1989, 1990 (campeón), 1991, 2002 (campeón) y 2013.

14 finales continentales

Esas siete finales no fueron las únicas a nivel continental. En 1991 estuvo cerca de lograr su segunda Interamericana, pero perdió por un global de 3-2 ante el América. Un año más tarde, le faltó un gol para evitar que Atlético Mineiro gritara campeón de la Copa Conmebol. Tres años después se le negó la Copa Máster de Supercopa: cayó por la mínima diferencia frente a Cruzeiro en el Mineirão de Belo Horizonte.

En 1990 se le otorgó de forma automática la Recopa Sudamericana, ya que ese año se había consagrado campeón tanto de la Supercopa Sudamericana como de la Libertadores. Histórico. La Recopa que sí jugó fue la del 2003, que le ganó a San Lorenzo de Almagro, entonces campeón de la Copa Sudamericana.

Dicho trofeo fue el último del Franjeado a nivel continental, mientras que en el plano local la cosecha más reciente es el Clausura 2020, ya con la actual comisión directiva.

Hoy el Rey de Copas celebra sus 119 años entre los ocho mejores equipos de Sudamérica. El 11 de agosto se medirá ante Flamengo en los cuartos de final de la Libertadores. Una nueva oportunidad para seguir agrandando su gloriosa historia.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos