Conectáte con nosotros

Deportes

Erika Alarcón: “El patín en Paraguay necesita de más gente”

Foto: @coparaguay.

Foto: @coparaguay.

Erika Alarcón tenía solo cinco años cuando comenzó a patinar. Sus primeros pasos sobre ruedas los dio en la plaza frente a la Gobernación de Alto Paraná, en Ciudad del Este. No obstante, a los ocho años dejó el patinaje por un tiempo. Exploró otros deportes como tenis, natación, karate, hándbol y fútbol, hasta que, un año después, el patinaje artístico volvió a su vida. Su profesora la llamó para participar de un sudamericano a celebrarse en Chile, en 2009. A partir de ese momento, todo cambió.

La patinadora quedó octava en dicho sudamericano y los éxitos se acumularon con el correr de los años. En 2010, Paraguay fue sede del sudamericano, y Erika no iba a decepcionar ante su gente: consiguió la primera medalla de oro para nuestro país en un evento de semejante envergadura. De Ciudad del Este, a la cima de Sudamérica.

Compitió en muchos torneos internacionales más. Ya suma seis mundiales. El primero fue el que se organizó en Cali, Colombia (2015). Pero, sin dudas, el más especial para ella es el que se llevó a cabo aquí hace pocos días. “Fue una experiencia distinta a las demás. El entrenamiento duró dos años. Normalmente nos preparamos un año para cada mundial, pero esta vez se alargó por la pandemia. Fue muy duro y hubo mucha presión. Estábamos súper agotadas mental y físicamente, ya que un deportista necesita de competencias para ir midiéndose. No es solo entrenar”, cuenta Erika a El Nacional. Pese a las dificultades, la patinadora paraguaya finalizó octava en su modalidad, solo dance sénior, igualando su mejor actuación mundialista.

“Los entrenamientos fueron la parte más dura. Después, ya en competencia, la experiencia fue hermosa. Puedo decir que fue mi mejor Mundial, pero no por cómo patiné y quedé posicionada, puesto que también quedé octava en el último Mundial que se realizó en España; el motivo es porque tuve a mi familia y amigos conmigo. Me sentí tan cómoda, que lo único que quería era salir a competir”, revela Erika.

“Tuve dos muy buenas presentaciones. Si bien estoy contenta por el resultado, quiero más y voy a seguir trabajando por ello. Mi gran objetivo, que sé que es complicado, es quedar entre las tres primeras del mundo alguna vez”, agrega.

En ese sentido, Erika cree que todavía puede crecer: “Siempre hay algo que mejorar, ya sea en la parte técnica o psicológica. No es solo salir a patinar. Existe toda una preparación detrás. Se necesita de una mente muy fuerte para salir y realizar una coreografía ante la mirada de todos. Cada año cambiamos de coreografías, lo que también implica entrenar un montón y adaptarse al estilo de música”.

Por último, Alarcón invitó a los jóvenes a interesarse más en el mundo del patinaje artístico. “Gracias al Mundial que se desarrolló aquí, mucha gente se enteró de este deporte y conoció un poco más. Es un deporte hermoso que conlleva mucha destreza y disciplina. El patín en Paraguay necesita de más gente y apoyo”, finalizó.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos