Conectáte con nosotros

Deportes

Futbolista, DT y personal trainer

Jéssica Santacruz tenía apenas 9 años cuando su madre la inscribió en la escuela de fútbol del club Coronel Escurra. Si bien era la única niña del grupo, jugaba como uno más y sabía que estaba destinada al fútbol. Unos años después, en 2003, fue fichada por Olimpia e integró por primera vez un plantel femenino. Tenía entonces 13 años y ya se destacaba del resto de sus compañeras. Tal es así que, al siguiente año, debutó en Primera División y fue convocada a la selección nacional sub20.

En 2007 fichó por la Universidad Autónoma de Asunción, donde obtuvo su primer campeonato de Primera División. Gracias a su gran nivel, en 2010 fue convocada a la selección absoluta, con solo 20 años. Después fue contratada por importantes equipos del fútbol local y europeo: Cerro Porteño (2012), Sol de América (2019), ZNK Split de Croacia (2020) y FC Wacker Innsbruck de Austria (2021). El año pasado se dio su regreso a Olimpia, el club que la había hecho debutar profesionalmente.

Para este 2022 le esperan grandes desafíos con el Franjeado. Y es que, además de defender el escudo en la categoría absoluta, es entrenadora de la sub14 y sub16. Su perrita Charlotte la acompaña a todos los entrenamientos como una más del equipo.

“Estamos fuertes como grupo, ajustando los detalles para cuando comience la temporada”, manifestó Jéssica en una entrevista con El Nacional, al ser consultada sobre el renovado plantel femenino que armó el Decano este año. “Nuestro primer objetivo es campeonar el torneo Apertura para asegurarnos un lugar en la Copa Libertadores. Luego, conseguir el Campeonato Absoluto 2022”, agregó la volante.

“Peky”, como la conocen sus cercanos, no solo es futbolista: hace ocho años se recibió como licenciada en Marketing y Administración. Cursó la carrera en la prestigiosa University of Texas at Brownsville de los Estados Unidos.

Combinó sus conocimientos universitarios con el amor por el deporte para convertirse también en una personal trainer. “Estoy apretadísima, pero haciendo lo que me gusta y lo que sé. Mientras haya motivación, no hay piedra que te ataje”, cuenta Jéssica, quien tiene una cargada rutina que comienza a las 5:00.

“Tengo un mini gimnasio y enseño a todas las personas que quieran, ya sea en modo presencial o virtual. Lo hago desde las 5:00 hasta las 8:00. Luego, entreno por mi cuenta y vuelvo a casa. También trabajo en una tienda virtual que abrí hace seis años. Almuerzo y descanso un rato, para después ir al entrenamiento de las niñas. Cuando culmina, tengo mi práctica con la Primera. A las 18:30 termina mi día”, revela.

Ese espíritu luchador surgió tras una durísima lesión que sufrió en la Albirroja. Ocurrió en 2018 y se trató de una rotura de ligamento cruzado, motivo por el cual estuvo cinco meses sin jugar. No obstante, recién recuperó su nivel y ritmo de competencia a los ocho meses. “El logro que más valoro es el haberme levantado de la peor lesión. Gracias a ello, me volví más fuerte mental y físicamente”, asegura.

Por tal razón, su consejo para las jóvenes es la dedicación. “En el fútbol y en cualquier otro deporte, si no hay disciplina y sacrificio todos los días, no se llega a donde uno pretende. Estas dos cosas van de la mano”, concluyó la guerrera.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!