Connect with us

Champions League 2022

¿Hubo falta de Benzema contra Donnarumma en el primer gol?

Foto: Captura.

Foto: Captura.

Paris Saint-Germain acababa de perder un partido completamente inesperado en el Santiago Bernabéu y Mauricio Pochettino solo repetía una cosa ante los medios. En inglés o en español para ser traducido al francés, el entrenador argentino insistió sobre una supuesta falta a Gianluigi Donnarumma en el primer gol del Real Madrid que, al fin y al cabo, terminó transformando la serie de octavos de final de la Champions League.

“Tengo la impresión de que es una injusticia, hay falta de Benzema a Donnarumma. No fue legal el gol”, reclamó una y otra vez el director técnico de 50 años.

La jugada se desarrolló a los 60 minutos, cuando el marcador favorecía por dos goles al PSG en el global y el trámite parecía completamente liquidado. En una jugada de posesión del visitante, Presnel Kimpembe le dio un largo pase atrás a su arquero. Gigio controló y demoró demasiado para deshacerse del balón mientras la presión del Merengue crecía. Benzema llegó a la zona de conflicto, puso su cuerpo y la pelota salió defectuosa.

El pase bordeó toda la línea de un arco vacío mientras Marquinhos se desesperaba por cubrir los tres palos y Vinicius se preparaba para domar esa recuperación. El resto fue historia conocida: el brasileño dio el pase atrás, Benzema recibió en la puerta del área chica y definió evadiendo las intercepciones que plantearon el arquero italiano y el capitán del PSG.

Donnarumma –que ya había levantado su mano en plena jugada para reclamar falta– salió despedido detrás del árbitro neerlandés Danny Makkelie, pero sus reclamos terminaron en la nada. El juez aguardó la señal de sus colegas en la cabina de videoarbitraje y convalidó la maniobra.

¿Estuvo bien sancionado el primer tanto del Real Madrid? La primera pregunta que se debe hacer es si al arquero se le puede disputar el balón igual que a cualquier jugador. Y la respuesta es sí, salvo que el guardameta tenga la pelota en sus manos (tomada, la sostenga con la mano abierta, la haga rebotar contra el césped o la lance al aire).

Entre el arquero y los jugadores de campo no hay diferencia alguna a la hora de sancionar una falta. Si el balón está en sus pies, se le puede disputar la pelota. Donnarumma trató de salir jugando y le salió un pase defectuoso, pero Benzema le disputó de forma lícita la pelota, no hubo infracción. Hubiese sido una falta “imprudente” si el delantero del cuadro español hubiese mostrado “falta de atención” o hubiese actuado “sin precaución al disputar el balón”, según detalla el reglamento.

El contacto arriba, que le apoya el brazo sobre el hombro, es lícito. Esa acción trasladada a la mitad del campo de juego también se hubiese evaluado del mismo modo. Esa carga no le hizo perder el control al arquero. Donnarumma llega a sacar el balón de sus pies. Tiene un pie semi apoyado y, al momento de un contacto, por más que esa acción no tenga la fuerza necesaria para que sea falta, lo hace caer porque el cuerpo está en una posición extraña.

El fútbol es un juego de contacto y el mínimo contacto abajo puede hacer que se caiga, pero no le impide dar el pase. El VAR no lo consideró como falta porque la maniobra está en el espíritu de juego, es una disputa de balón normal que no se codifica en las reglas de juego como infracción. El árbitro tampoco observa que el contacto físico merezca un tiro libre. El VAR no visualiza que le haya dado una patada, ni que lo empuje; llega a disputar la pelota.

“No puedo considerar un error cuando ha habido una falta, una falta clara, y hablo después de haber visto las imágenes mínimo entre 30 y 40 veces desde diferentes ángulos. Esto es el fútbol, la máxima competición continental, y los pequeños detalles cuentan. Y que el árbitro no haya visto esta falta ha sido determinante”, reclamó Poch tras el juego.

La polémica jugada, que abrió las puertas de un histórico triplete de Benzema en 17 minutos para cambiar por completo la serie y darle la victoria global 3-2 al Real Madrid, también generó una furiosa reacción del jeque propietario del PSG Nasser Al-Khelaïfi, y del director deportivo Leonardo Según informaron los medios europeos, acudieron al vestuario del juez para recriminarle por esta acción.

Fuente: infobae.com.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!