Connect with us

Destacado

Se vence plazo exigido por EPP y Gobierno se mantiene en silencio

Desde el Gobierno, la estrategia se maneja de manera hermetica. Foto: Presidencia.

Desde el Gobierno, la estrategia se maneja de manera hermetica. Foto: Presidencia.

Al cierre de esta edición, la familia del exvicepresidente Oscar Denis Sánchez, esperaba la inminente liberación del joven Pai Tavyterá, Adelio Mendoza, secuestrado junto al político, con la esperanza de que el muchacho trajera una prueba de vida del empresario de 74 años, a la par que hacían públicas una serie de fotografías de los kits de víveres que preparan para cumplir con las exigencias del EPP para su liberación, cuando se cumplen más de tres días de su captura.

A medida que siguen pasando las horas sin noticias sobre el paradero de Denis, capturado el miércoles en un camino de su estancia “La Tranquerita”, por una supuesta “brigada indígena” del EPP, junto a Mendoza, el gobierno de Mario Abdo Benítez parece, cada vez más, sentado sobre una bomba de tiempo.

El breve tuit del ministro del Interior Euclides Acevedo, más que un anunció fue enseguida interpretado como la reacción oficial a la amenaza renovada de la familia y la comunidad indígena de Mendoza, de entrar ellos al monte a rescatar al muchacho. “Por amor a mi hijo voy a entrar donde sea”, dijo su mamá Juana Benítez. “Si tenemos que morir vamos a morir”, sentenció Leticia Valiente, su esposa.

“Prosigue la estrategia militar de búsqueda y rescate. Trabajo coordinado entre FTC y el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Estamos en comunicación constante con las familias”, respondió Acevedo en tuiter.

Denis y Adelio fueron secuestrados el miércoles pasado, en un episodio que ocurrió exactamente una semana después del operativo de la FTC en Concepción, donde murieron las dos niñas argentinas de la familia Villalba, lo que se interpretó como una represalia del grupo armado por la fatal incursión en Yby Yaú.

Gremios empresariales se solidarizan

A la par, el rechazo del crimen y la solidaridad con las familias afectadas por un delito que es considerado en el mundo como de lesa humanidad, recorrieron todo el arco político, empresarial, organizacional, social y ciudadano.

Unos 48 gremios empresariales, entre los que figuran la UIP, ARP, Capaco, Capeco, Capro y Cadam, entre otras, firmaron una proclama conjunta, de rechazo al EPP y sus métodos, y del plagio que tiene como víctimas a Denis y Adelio.

También, la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), que nuclea a numerosas organizaciones sociales y no gubernamentales, emitió un comunicado condenando el “sometimiento” que hace el EPP con las familias del ex vicepresidente Denis y del joven Mendoza, considerando además “irracionales” las demandas para su liberación.

Para este domingo a las 10:30 está convocada una caravana que partirá de la Catedral de Asunción, para exigir la liberación de Denis y Mendoza.

Horas angustiantes

La angustia sigue ganando terreno, mientras en los organismos oficiales se redobla el hermetismo sobre las “operaciones militares” de las que habla el ministro Acevedo.

Fuentes periodísticas asentadas en la zona, daban cuenta que el movimiento de tropas y equipos es mínimo, comparado con lo urgente de la hora y la magnitud de lo anunciado por Acevedo.

Periodistas de diversos medios coincidieron en que no hubo ningún operativo importante en las últimas 24 horas, ni del alcance de la tarea de los expertos colombianos que llegaron ayer con equipos para rastreo electrónico, y que la atención estaba en la inminente liberación del joven Mendoza, y las noticias que este pudiera traer del estado en que se encuentra Oscar Denis.

El gobierno tampoco ofreció ninguna respuesta oficial al punto 2 del listado de exigencias del grupo armado para la entrega con vida del ex vicepresidente, la liberación de sus principales miembros, Alcides Oviedo Britez y Cármen Villalba, presos por el secuestro de María Edith Bordón, en 2001, y cuyo plazo de 72 horas expira este domingo a las 10:00.

Tensa espera

Los secuestradores se comunicaron el viernes con la familia de Oscar Denis. Sus hijas, Lorena, Silvana y Beatriz, informaron de esto en una conferencia de prensa realizada la tarde del viernes en el quincho familiar de la estancia “La Tranquerita”, una propiedad de 30.000 hectáreas donde ocurrieron los hechos.

El grupo armado les envió un listado de siete puntos como exigencias para liberar al político y empresario liberal, y les dio a entender que Mendoza sería liberado antes, en una “zona segura” fuera del alcance de la FTC, después que ellos hubieran recogido los medicamentos que la familia enviaría a Denis.

Pero que los secuestradores no hayan retirado el lote de medicinas aumentó la tensión y el temor de la familia por la vida del político de 74 años, aquejado de múltiples dolencias y problemas coronarios.

La otra de las exigencias, la distribución de víveres y equipos para comunidades campesinas, es prácticamente un hecho que este domingo comenzaría la entrega en las primeras de las 40 comunidades campesinas enumeradas por el EPP.

Es probable que las hijas del ex vicepresidente hagan el anuncio en otra rueda de prensa convocada para este domingo a las 08:30.

Vacío informativo

A lo largo del día, el secuestro de Denis y Mendoza fue desplazado varias veces de las portadas de los principales medios del país, dando cuenta también de la falta de anuncios sobre un caso que mantiene en vilo al país.

Sobre las 17:00, por ejemplo, el tema había pasado a segundo plano, detrás de la “oficialización” que hizo Abdo Benítez del decreto sobre la “cuarentena social” en Caaguazú y Concepción, casualmente departamento que concentra todas las miradas; lo “insalubre” que se ha vuelto el aire que se respira en Asunción y Central, y la aparente “fuga” de dos, de las tres, jóvenes imputadas por las pintatas en el Panteón de los Héroes, que tenían su primera cita con la Justicia el miércoles próximo.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!