Conectáte con nosotros

Destacado

Dramática bajante del río Paraguay podría hacer que la veda pesquera se adelante

Adelantarían la veda pesquera por histórica bajante del río Paraguay. Foto: Twitter

Adelantarían la veda pesquera por histórica bajante del río Paraguay. Foto: Twitter

El gobierno podría adelantar la veda pesquera de este año, debido a la pronunciada bajante del río Paraguay, que en el puerto de Asunción llegó ayer a la histórica marca de 40 cm por debajo del O hidrológico, que no se repetía desde 1969.

En principio, la veda arranca el 2 de noviembre, pero según señaló a El Nacional el biólogo Darío Mandelburger, director de Biodiversidad del Ministerio del Ambiente (MADES), un adelanto en el cronograma pesquero está sujeto a la reunión bilateral de los técnicos de la cartera con sus pares de Argentina el 15 de octubre próximo.

“Ahí se decide el período de veda”, afirmó Mandelburger, que como biólogo monitorea el desarrollo de estos fenómenos naturales cíclicos y su impacto sobre sobre la vida silvestre.

La dramática bajante del río impacta sobre el comportamiento reproductivo de los peces, que se refugian en los reservorios de agua y, prácticamente, hibernan hasta que la situación vuelve a equilibrarse.

Las restricciones a la actividad pesquera se prolongarán este año. Foto: Archivo

“La pesca se ve afectada porque con este comportamiento los peces tampoco se reproducen; va a haber mucho menos producto para extraer”, explicó Mandelburger. “Incide también en las poblaciones viables en su valor reproductivo; quizás para el próximo periodo vamos a tener menos surubí, hay una reducción de la población; las especies no se extinguen, no están en peligro, pero están reducidas; no hay alimentos, están estresados y todo esto afecta su reproducción”, agregó.

El MADES tiene registrados unos 6.500 pescadores en el río Paraguay, que conforman el universo afectado por la veda pesquera anual. El Estado les asigna subsidios por el tiempo que dura la restricción de la actividad, que se tramitan a través de la cartera social del gobierno.

Panorama desolador

La bajante récord afecta toda la extensión del río Paraguay, desde su nacimiento en Cáceres, en el Mato Grosso brasileño, hasta su desembocadura en el río Paraná, en la Isla del Cerrito: 2695 kilómetros de longitud que lo ubican entre los 40 ríos más largos del mundo.

Según el hidrólogo Elías Díaz Peña, de la organización ambientalista Sobrevivencia, la tendencia bajante se mantendrá por varios meses más debido a la agobiante sequía, producto del fenómeno La Niña, y este año el río Paraguay “registrará los niveles más bajos de todo el siglo XX y lo que va del XXI”.

Díaz Peña no planteó la situación en términos de desastre, pero describió un panorama desolador, “con cosechas perdidas y falta de agua en las ciudades”. “Es muy triste, tendrá muy graves impactos ambientales”, dijo.

Agregó que en el caso de Asunción, es probable que se necesiten obras en la toma de agua de Viñas Kue para adecuar las instalaciones a la bajante, pero que igualmente la situación puede volverse crítica.

Ciclo natural

Ambientalistas y técnicos coinciden en que se trata de un fenómeno cíclico, pero destacan el profundo impacto sobre las actividades económicas y el equilibrio ambiental del ecosistema acuático y terrestre de la cuenca del río.

“Todo este enorme ecosistema se ve afectado; también los cauces tributarios, como el río Salado, y otros en Paraguay, Bolivia y Brasil; la situación impacta sobre todo este ecosistema que se forma en los bancos, los islotes, y las áreas que bordean el cauce, habitado por aves, anfibios, micro roedores, que viven en los humedales”, señaló Mandelburger.

Con nidos y madrigueras comprometidos, garzas, gaviotas, cormoranes, salen por refugio y alimento, en una desesperada búsqueda que afecta sus ciclos reproductivos, por lo que “también veremos menos de estos ejemplares de aves que de costumbre”, dijio el biólogo del MADES.

Playas de basura

“Todo esto es cíclico, la naturaleza sabe defenderse”, indicó por su parte el ingeniero Jorge Palazón, que fuera director de Medio Ambiente de la Municipalidad de Lambaré.

Palazón se mostró más preocupado por las acciones humanas sobre la naturaleza, que quedaron perfectamente al descubierto con la bajante del río: playas inmensas de basura domiciliaria arrojada a los arroyos que desembocan en el río Paraguay, en San Antonio, Lambaré, Mburicao, Asunción, entre otros municipios cercanos a la capital.

Unos 3.000 kilos de basura quedaron al descubierto solo en la costanera de Asunción. Foto: Captura de video.

El ex funcionario lambareño sostuvo que este tipo de polución ambiental, que resulta agobiante por las consecuencias que tiene para el discurrimiento normal de los cauces hídricos, la calidad de las aguas, y todo el entorno natural, encuentra sus razones en la “irresponsabilidad” de la misma población, y de la ineficacia de los gobiernos locales en la disposición de los residuos domiciliarios, y hacer cumplir la legislación ambiental.

Solo en tres arroyos de Asunción, Ferreira, Mburicao y Morotí, la Municipalidad retiró en enero del año pasado unas 1.700 toneladas de basura, botón de una pestilente muestra compuesta de todo tipo de deshechos, incluso desperdicios patológicos y altamente tóxicos como pilas, baterías, y fluorescentes.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!