Conectáte con nosotros

Destacado

Enmienda constitucional sugerida por diputado cartista agita fantasma del 31M

El intento de habilitar la reelección presidencial por enmienda en 2017 terminó con una fuerte reacción popular. Foto: Archivo

El intento de habilitar la reelección presidencial por enmienda en 2017 terminó con una fuerte reacción popular. Foto: Archivo

La idea de resucitar la enmienda constitucional por la reelección presidencial se coló con fuerza en el debate político de los primeros días de 2021, a la vez que agitó de nuevo el fantasma del 31M, en 2017, cuando el anterior intento de instalar el tema por cartistas y luguistas terminó con el incendio del Congreso y la muerte del joven liberal Rodrigo Quintana, poniendo al gobierno del entonces presidente Horacio Cartes frente a la mayor crisis política de su gestión.

Si bien, esta vez el cartismo no se pronunció oficialmente, por lo menos hasta ahora, y el tema fue abordado en solitario por el diputado itapuense Walter Harms, y más como una expresión de deseos, que como una propuesta que podría volver a tomar cuerpo dentro de Honor Colorado (HC), según dijo el mismo legislador a El Nacional, su opinión a favor de la enmienda no es la única al interior del Partido Colorado.

“Me parece estúpido que Paraguay sea uno de los pocos países del mundo que no tengan reelección; no tiene que asustar eso, en la mayoría de los países del mundo existe la reelección presidencial”, señaló Harms a este diario.

“Yo creo que en la Constitución hay varios temas que deben ser tratados, pero yo soy del criterio que para una reforma se necesita un acuerdo nacional previo”, afirmó por su parte, en declaraciones a la 780AM, Eduardo González, apoderado de la ANR.

Las afirmaciones de Harms sobre instalar de nuevo el debate sobre la enmienda constitucional para habilitar la figura de la reelección presidencial, se ubicaron dentro de dos propuestas oficiales de Honor Colorado para este año, la reforma del Estado y la descentralización, para aumentar la calidad del gasto público y la capacidad presupuestaria de gobernaciones y municipios.

“El Congreso o los partidos políticos deberían impulsar una reforma constitucional y la reforma del sistema judicial, que es muy permeable por la alta incidencia política en sus decisiones, y otros aspectos que tal vez haya que consultar al pueblo, si quieren o no, por ejemplo, la reelección presidencial”, había señalado a los medios el legislador itapuense. “Creo que ya llegó el tiempo de instalar ese debate y poder impulsarlo, sobre todo entendiendo que estamos a la mitad de un periodo presidencial y la atención está alejada de las contiendas electorales, por eso propongo la reforma del Estado y el debate sobre la reforma constitucional”, agregó.

Efraín rechaza

Por supuesto que, también, la sola idea de promover de nuevo la enmienda reeleccionaria provocó el rechazo absoluto por parte del presidente del Partido Liberal Radical Auténtico, Efraín Alegre, quien en 2017 lideró las protestas del 31M que terminaron con parte del Parlamento ardiendo en llamas y la tragedia de Quintana, que murió durante un atraco policial a la sede liberal sobre la calle Iturbe, en Asunción.

“Nuevamente hoy, como en el 2017, el proyecto autoritario de @Horacio_Cartes busca su reelección atropellando la Constitución. Que la mafia sepa, que encontrará de frente y en las calles a un pueblo firme, dispuesto a derrotarlo de nuevo. #ParaguaySinMafias”, tuiteó Alegre, en el acostumbrado tono de barricada que suele imprimirle a sus mensajes dirigidos a cartistas y aliados.

Luguistas no saben

“He visto que se publicó algo, no sé si el cartismo lo plantea de manera oficial, o es solo especulación periodística; y no puedo decir si como Frente Guasú vamos a apoyar o no, porque no hemos hablado del tema”, señaló a este diario el senador luguista Hugo Richer, quien en 2017 apoyó la polémica iniciativa.

El parlamentario opinó que “es real que hay algunas cosas de la Constitución Nacional que sí se deben modificar, no solamente el tema de la reelección”, pero que tales iniciativas deben consensuarse en “acuerdos políticos amplios”.

Richer defendió la figura de la enmienda, argumentando que se trata de “una interpretación legal, legítima y constitucional”, que en 2017 “falló porque no hubo el acuerdo político necesario”.

“En ese momento había otros intereses de sectores (Añetete y el efrainismo) que no querían que corran otras candidaturas, o sea falló por la falta de acuerdos políticos”, analizó. Dijo que de presentarse de nuevo, “hay que entender que si quiere promoverse una enmienda tiene que ser fruto de acuerdos de las fuerzas políticas, tiene que haber diálogo”.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!