Conectáte con nosotros

Destacado

Sube la tensión con Argentina por muerte de niñas en Yby Yaú

Crece el malestar de la Casa Rosada con el gobierno paraguayo en el caso de las niñas Villalba, Lilian y María, muertas el 2 de septiembre de 2020 en Yby Yaú, Concepción, en circunstancias que las autoridades nacionales describen como un enfrentamiento con una columna del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), pero que desde Argentina, diversas organizaciones de derechos humanos consideran que se trató de una ejecución.

La tensión sumó esta semana nuevos elementos, con el testimonio que ofrecieron Tania Tamara, de 19 años, y Tamara Anahí, de 14, melliza de Carmen Elizabeth, la hija de Carmen Villalba, líder del EPP presa en la Cárcel de Mujeres en Asunción, que se encuentra desaparecida desde fines de noviembre, y que las organizaciones argentinas aseguran que está en poder la Fuerza de Tareas Conjuntas (FTC), que la secuestró cuando Laura Villalba intentaba salir del monte con las dos niñas, hasta que fue detenida el 23 de diciembre en la zona de Cerro Guasú.

Anahí declaró el miércoles ante el Comité del Niño de Naciones Unidas, acompañada por Marisa Graham, de la Defensoría Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes de Argentina; mientras que Tania lo hizo ante la Relatoría Especial de Ejecuciones Sumarias de Naciones Unidas. Ambas relataron que las niñas Villalba fallecidas en Yby Yaú, Lilian y María, estaban con vida cuando fueron detenidas por la FTC el 2 de septiembre, y que fueron ejecutadas, y sus cuerpos preparados para montar la versión oficial del gobierno.

“Las dos sobrevivientes que declararon ante los organismos internacionales lograron escapar a la persecución y al cerco dispuesto por las fuerzas militares recientemente e ingresar nuevamente a nuestro país. Ellas fueron testigos presenciales de todo lo sucedido”, afirmó Graham.

Este jueves, la Gremial de Abogados y Abogadas de la República Argentina, organización que representa a la familia Villalba en el vecino país, y el Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ), ofrecieron una conferencia de prensa vía Zoom, donde renovaron sus acusaciones contra el gobierno de Mario Abdo Benítez por “terrorismo de Estado”.

Carta a Fernández

A la par, múltiples organizaciones sociales, intelectuales, académicos, militantes, activistas, defensores de los Derechos Humanos, feministas, profesionales, miembros de la sociedad civil, y organizaciones políticas, hicieron llegar una carta al presidente Alberto Fernández, solicitando al gobierno argentino que redoble la presión sobre su par paraguayo, incluso con sanciones comerciales, para el esclarecimiento de las muertes de las dos niñas Villalba, y la búsqueda y aparición con vida de la Carmen Elizabeth, la hija de Carmen Villalba, que se encuentra desaparecida.

“Laura, María Carmen, Lilian Mariana y Carmen Elizabeth se encontraban residiendo en la localidad misionera de Puerto Rico (Argentina) y estaban en Paraguay en situación de varadas por la pandemia del Covid-19. El Estado paraguayo tenía la obligación de protegerlas y de regresarlas sanas. Por el contrario, las fuerzas represivas de ese país violentaron sus vidas celebrando el operativo en términos de exitoso por el mismo presidente de la Nación, Mario Abdo Benítez”, señala la misiva.

El presidente Mario Abdo Benítez habría intentado en vano reunirse con su par Alberto Fernández. Foto: Archivo

“Los cuerpos de las niñas fueron rápidamente enterrados, divulgándose desde las fuentes oficiales información falsa acerca de la edad y las condiciones en las que se encontraban las niñas al momento de ser asesinadas. Las supuestas ropas que llevaban las niñas fueron incineradas como operativo preventivo del Covid-19, hecho que carece de sustento y de sentido. La segunda autopsia que se realizó por presión de la sociedad civil determinó la edad de las niñas y sumó más confusión a la forma en las que fueron ejecutadas, por lo que entendemos que sigue siendo necesaria una investigación imparcial que determine lo sucedido y que permita avanzar en un proceso de reparación y justicia”, agrega.

“Observamos también una intención -reforzada por los medios hegemónicos de comunicación y las redes sociales- de negar la nacionalidad argentina de las niñas María Carmen y Lilian Mariana, para retirar la incidencia al Estado argentino, lo cual nos preocupa doblemente: primero, porque se pretende despojarnos de la herramienta del derecho internacional; segundo, porque de esa manera el Estado paraguayo demuestra que se arroga la facultad de asesinar a niñas sí así lo desea”, señala.

En la carta al presidente Fernández, las organizaciones argentinas argumentan que “el Estado paraguayo tiene un historial de atropellos que se hacen constar con seis sentencias de la CIDH (Corte Interamericana de Derechos Humanos), de las que solo ha cumplido parcialmente con una de ellas, por lo que hablamos de un violador serial de los derechos humanos. Bajo ningún punto de vista podemos confiarle el esclarecimiento de la masacre de nuestras niñas a quien las asesinó”.

Intervención de la OEA

Por su parte, el Premio Nobel de la Paz y titular de SERPAJ Adolfo Pérez Esquivel pidió una misión oficial de la Organización de Estados Americanos (OEA) para ir cerrando el cerco sobre el gobierno de Abdo Benítez, y obligarlo a “cumplir con los acuerdos internacionales que Paraguay ha firmados en materia de derechos humanos”. “El Ejército paraguayo va a tratar de eludir cualquier tipo de responsabilidad, lo importante es la presión internacional para el esclarecimiento y ver cuál es el paradero de esta chica de 14 años que fue secuestrada y desaparecida”, agregó.

“Esto es un retroceso muy fuerte para la región, que haya gobiernos que sigan con el secuestro y la desaparición de personas, que son crímenes de lesa humanidad”, señaló Pérez Esquivel.

Laura Taffetani, de la Gremial de Abogados y Abogadas de Argentina, que desde la primera semana de enero tiene un equipo en el norte paraguayo buscando información que ayude a conocer la suerte de la adolescente desaparecida, argumentó que cuando “hicimos la primera denuncia, en septiembre de 2020, dijimos que había indicios de que fueron ejecutadas, porque se quemaron todas las pruebas, so pretexto del protocolo Covid, y se sepultaron los cuerpos sin realizar una autopsia exhaustiva”.

“La FTC, que es una fuerza creada especialmente para luchar contra el EPP, detecta a las niñas, y el día 2 de septiembre, mientras se encontraban desayunando toman presa a Lilian, la toman detenida junto a María, que había sido herida, y esto lo pudieron ver las dos testigos presenciales que declararon el miércoles; fueron llevadas con vida por el ejército y evidentemente ejecutadas”, afirmó.

Taffetani relató que tras lo sucedido en Yby Yaú el 2 de septiembre, Laura Villalba, la joven de 19 años Tania Tamara, y las hijas mellizas de 14 años de Cármen Villalba, Tamara Anahí y Carmen Elizabeth, “consiguen salir y comienzan una verdadera odisea”. Agregó que la adolescente hoy desaparecida “fue herida en la pantorrilla izquierda, y aun así el grupo de mujeres consigue avanzar en el monte, permanentemente hostigadas por el ejército”.

Dijo que después del ataque de la FTC, el 20 de noviembre de 2020, donde caen abatidos por francotiradores los miembros del EPP Lucio Silva, Luciano Arguello y Esteban Marín, que escoltaban a Laura Villalba y las jóvenes “para ponerlas a salvo y que puedan salir del país”, las mujeres “vuelven a huir, y quedan expuestas, sin conocimiento de la zona, caminando a través del monte, siempre con helicópteros encima, siempre con disparos de noche; sin comida y sin agua”.

La muerte de las niñas Villalba, Lilian y María, el 2 de septiembre de 2020 en Yby Yaú, deterioró irreparablemente la relación paraguaya con el gobierno argentino. Foto: Archivo

La abogada argentina sostuvo que “gracias a la solidaridad del pueblo paraguayo, a una comunidad que las ayudó, Tania y Anahí, la joven de 19 años, y una de las mellizas de 14 años, consiguen llegar a territorio argentino el 23 de diciembre, el día que “el día que detienen a Laura que buscaba a su sobrina en el monte”. “La detienen y le plantan una mochila con armas y uniformes de la guerrilla”, afirmó.

Taffetani reclamó el ingreso a Paraguay del Equipo Argentino de Antropología Forense, que fue rechazado por el Ministerio Público paraguayo planteando dudas sobre la validez de la ciudadanía argentina de ambas niñas. “El gobierno argentino le ha enviado, a pedido de las mismas autoridades paraguayas, toda la información pertinente de que ambas son argentinas; ya no hay excusas para que impidan hacer una verdadera autopsia”, agregó.

Paños fríos

Mientras diversos medios argentinos y del mundo dan cuenta de la “fuerte tensión” que existe entre ambos países por este tema, desde la Cancillería paraguaya el ministro Federico González prefirió ponerle paños fríos a las versiones periodísticas y desmintió que el entredicho diplomático hubiera crecido.

“Esa no es la realidad”, dijo el secretario de Estado a El Nacional, limitándose a agregar que “hay conversaciones entre los gobiernos sobre ese tema (las niñas Villalba)”. –Dice la prensa argentina que hay mucho malestar en la Casa Rosada, le inquirió este diario. “Y yo le digo que no es así”, insistió el canciller González.

De esta manera, el ministro de Exteriores del gobierno de Abdo Benítez desestimó las publicaciones de medios del vecino país que hablan de la negativa del presidente Alberto Fernández de recibir a su homólogo paraguayo, quien se habría mostrado dispuesto a realizar un “viaje relámpago” a Buenos Aires para hablar personalmente del caso.

La prensa argentina cita palabras de un portavoz del gobierno argentino, quien señala que para la Casa Rosada “esto no es un asunto bilateral, es un problema de derechos humanos y se debe aclarar públicamente”.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!