Conectáte con nosotros

Destacado

Carmen Villalba denuncia plan de asesinato a meses de cumplir su condena

Carmen Villalba, líder del EPP denunció un plan de asesinato en la cárcel de mujeres. Foto: Archivo

Carmen Villalba, líder del EPP denunció un plan de asesinato en la cárcel de mujeres. Foto: Archivo

Un día después de conocerse la noticia del refugio político otorgado por el gobierno argentino a su familia residente en el vecino país, la líder del grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) Carmen Villalba, presa en la Cárcel de Mujeres y a pocos meses de completar su condena de 18 años, hizo pública una carta donde desestima las afirmaciones de la jueza Rosarito Montanía y el fiscal antisecuestro Federico Delfino referentes a “informaciones de inteligencia” sobre un supuesto plan para asesinarla de parte de otras presas del penal.

En su escrito, Villalba señala que “de existir un plan, según la magistrada y el fiscal, que busque mi eliminación física, este no vendría de ningún clan de presas. Ni de los supuestos clanes Rotela, ni clan PCC (Primer Comando Capital) como sostienen en su resolución la jueza Rosarito Montanía y el fiscal Federico Delfino. Si existiere tal plan, esto vendría gestándose por los servicios de inteligencia en coordinación con la fiscalía antisecuestro, altos funcionarios penitenciarios, en cuyas manos me encuentro y el Estado es responsable“.

La líder del EPP sostiene que el argumento sobre las “amenazas de muerte” en su contra de parte de otras internas del Buen Pastor, que usó la jueza Montanía para denegar el traslado de su hermana Laura Villalba, apresada poco antes de Navidad y recluida en la cárcel militar de Viñas Cue, “trae un objetivo soterrado, cuya única hipótesis es que el servicio de inteligencia, a quien hace mención la magistrada, viene gestando en el penal un plan para asesinarme”. “Si estas palabras se limitasen a comentarios carcelarios, diseminadas por boca de presas, no hubiese pasado de ser chismes del Buen Pastor. Pero existen dos hechos trascendentes y graves que comprometen a altos funcionarios estatales y no pueden pasar desapercibidos. El ataque del 7 de diciembre impune y la manifestación judicial, que viene a confirmar la existencia de un plan para asesinarme, gestado por el gobierno y sus altos funcionarios, camuflados con supuestas peleas de clanes”, afirma.

“El ataque a tres pabellones, por 30 chicas muy bien individualizadas, acaecido el 7 de diciembre del 2020, a las 19:30 hs, después del cierre de pabellones, donde hubo acuchilladas, portones arrancados. 30 presas armadas con estoques, piedras y palos atropellaron cuatro pabellones (Dinastía, Libertad Alta, pabellón Segundo Piso, Amanecer), lideradas por tres presas bien identificadas y muy cercanas colaboradoras del sistema penitenciario y directoras de turno, vinculadas a la campaña propagandística de “reinserción”, señala en la carta que firma junto a Francisca Andino, condenada por el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas.

La líder del EPP desestima que hubiera intención de parte de las reclusas de acabar con su vida, puesto que durante todo el tiempo que lleva recluida en el penal de mujeres ha mantenido un “muy buen relacionamiento” con todas ellas. Dice que “en estos casi 18 años de prisión, hemos mantenido muy buen relacionamiento con las demás mujeres privadas de libertad, a quienes consideramos compañeras de infortunio y hermanas de clase. Testigo de ello es la larga e histórica lucha por reivindicaciones como mujeres privadas de libertad contra la violencia de género en manos de guardias masculinos que sin piedad reprimen, abusos de poder y maltratos que tanto abundan en la cárcel”.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos