Conectáte con nosotros

Destacado

Cruce de estrategias e intereses políticos se anteponen a la necesidad ciudadana

Una de las pocas imágenes que se filtraron en redes sociales de la reunión entre Marito y seccionaleros. Foto: Internet.

Una de las pocas imágenes que se filtraron en redes sociales de la reunión entre Marito y seccionaleros. Foto: Internet.

Como en un juego de ajedrez, donde el que mueve mejor sus piezas en el tablero es el que pone en aprietos a su oponente y logra el jaque mate, así se encuentra en estos momentos el escenario político en Paraguay. Los jugadores que quieren posicionarse están analizando milimétricamente sus movimientos. Esto origina que exista una tensa calma, mientras se aguarda la reacción de la ciudadanía ante los sucesivos cambios que está realizando el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

La crisis sanitaria, que derivó en el levantamiento de la ciudadanía, tuvo su punto más álgido este viernes por la noche, cuando los paraguayos salieron a las calles a mostrar su enojo y su hartazgo ante la corrupción reinante y el mal manejo de los recursos en el marco de la pandemia del Covid-19. Ese mismo día renunció el ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, iniciándose así el primer movimiento de peón por parte de Marito, con la intención de poner paños fríos y tratar de desactivar la convocatoria para la marcha. No lo logró ya que la gente salió igual a las calles.

La manifestación terminó con represión policial y más rabia ciudadana. La siguiente maniobra de Abdo fue convocar, el sábado por la mañana, a todos los ministros de su gabinete civil, a quienes pidió que pusieran sus respectivos cargos a disposición. Con la renuncia masiva de los ministros, el jefe de Estado hizo otro movimiento, que por cierto nadie se esperaba, para permanecer en el juego y dejar de ser “castigado” en su popularidad. Además de los secretarios de Estado, llegaron a Mburuvicha Róga todos los presidentes y representantes de seccionales coloradas y parlamentarios más cercanos a su círculo político.

Honor Colorado y Colorado Añetete

En este contexto, el diputado colorado, Raúl Latorre, expresó que su bancada, Honor Colorado, “no forma parte de este gobierno”, para desmarcar de esta manera al movimiento liderado por Horacio Cartes, de la crisis que envuelve al gobierno de Marito. Incluso, se manejaba que este sector acompañaría un posible juicio político a Abdo.

Latorre aclaró a medios de prensa, que el movimiento Honor Colorado no tiene participación en este gobierno, a fin de dejar bien clara la distancia que existe con Colorado Añetete.

Expresó que darán tiempo a que Marito “reaccione” y anunció que su bancada se reunirá este lunes, en la Cámara de Diputados, para analizar los cambios que realizó el presidente en su gabinete.

Sin embargo, después de la reunión en Mburuvicha Róga, el senador Silvio Ovelar, de Colorado Añetete, dio a entender que el presidente de la República tiene el apoyo  del Partido Colorado y todos sin excepción apoyan su gestión, por lo que las declaraciones de Latorre quedaron en letra muerta. Todo indica que la alianza entre Colorado Añetete y Honor Colorado goza de buena salud y está más fuerte que nunca.

Oposición alineada

Por otra parte, los sectores de la oposición, el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), el Frente Guasu y el Partido Revolucionario Febrerista (PRF), se alinearon para exigir la renuncia del presidente de la República, Mario Abdo, y de su vicepresidente, Hugo Velázquez, debido «al mal manejo de la situación sanitaria y al mal manejo de la crisis tras la manifestación de la ciudadanía». Pidieron que se convoque a elecciones generales.

El presidente del PLRA, Efraín Alegre, conversó con El Nacional, y señaló que en primer lugar “queremos dar total respaldo a la ciudadanía por su derecho a manifestarse, eso debemos proteger y repudiamos la actuación policial y del gobierno en una postura autoritaria. Por otro lado, coincidimos todos los partidos de la oposición en que Abdo y Velázquez se tienen que ir. Y se debe convocar a nuevas elecciones”.

“En cuanto a cómo se tiene que dar la salida de ambos, puede ser por la vía del juicio político o por la vía renuncia, producto de la presión ciudadana. En ese sentido, instamos a la ciudadanía a que exprese su indignación mediante movilizaciones pacíficas. En esas líneas vamos a ir trabajando”, explicó Alegre.

Con relación a las alianzas dentro del Partido Colorado, el liberal dijo que este gobierno siempre fue “un monstruo de dos cabezas, Abdo-Cartes. Y Horacio Cartes aprovecha cada crisis para someter más a Marito”.

Finalizó diciendo que “lo que se pudo leer de la conferencia que dio Abdo este sábado es que Horacio Cartes le señaló los ministros que tiene que cambiar y que simplemente se está sometiendo una vez más. Así es que la alianza con la corrupción y las mafias se ven más consolidadas que nunca”.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos