Conectáte con nosotros

Destacado

Royalties y Fonacide, otras “cajas chicas” que escapan de la lupa de legisladores

Sesión de la Cámara de Diputados. Foto: Gentileza.

Sesión de la Cámara de Diputados. Foto: Gentileza.

La ley que direcciona los fondos socioambientales de las entidades binacionales a Salud Pública y, que a la vez busca otorgar una mayor transparencia en el manejo de estos recursos, demostró que de la voluntad política depende también la búsqueda de un mejor gasto público. Sin embargo, existen otros fondos que históricamente fueron mal utilizados por autoridades de turno, tales como los Royalties y los recursos del Fonacide.

El Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) y el Fondo para la Excelencia de la Educación y de la Investigación (FEEI) fueron creados en setiembre del 2012.

Este fondo está conformado por los ingresos que nuestro país recibe en concepto de compensación por la cesión de energía de la Entidad Binacional Itaipú al Brasil, según Nota Reversal N° 4 de fecha 1 de setiembre de 2009. El objetivo fundamental es la de asignar en forma eficiente, racional y presupuestadas dichos ingresos o fondos que serán transferidos por el Ministerio de Hacienda, dentro de los quince primeros días del mes siguiente al que fueron depositados o recibidos dichos recursos de Itaipú.

Para disponer dicho fondo la institución deberá estar al día con la rendición de cuentas del uso dado al mismo a las partida anterior recibida y haber publicado dicha información en la página Web institucional.

El control de la ejecución de los programas o proyectos financiados con estos fondos es de competencia de la Contraloría General de la Republica y de los órganos de control interno pertinentes, cada uno dentro del ámbito de sus competencias.

Royalties y compensaciones

Los royalties corresponden a la distribución y depósito de recursos que son producto de la compensación del territorio inundado por las represas, a los gobiernos departamentales y municipales.

Este fondo se distribuye a Paraguay y Brasil en partes iguales y está conformado por los ingresos o montos que provienen de los denominados Royalties y compensaciones que se reciben en razón del territorio inundado ocasionadas por las represas de Itaipú y Yacyreta, las Gobernaciones reciben 5% (porciento) de dicho fondo.

El Ministerio de Hacienda realiza la distribución de este fondo dentro de los quince días de ingresado dicho recurso en la Administración Central sin más trasmite, en la cuenta bancaria especial habilitada para dicho efecto por la institución. El control en la utilización del fondo mencionado será competencia de la Contraloría General de la Republica al final de cada ejercicio fiscal.

¿Cuáles son sus usos?

El Fonacide y el FEII deben ser destinados al mejoramiento de las infraestructura pública de la educación, mientras que los Royalties al mejoramiento de espacios públicos, como así también toda otra necesidad de la población en cuanto a bienes y servicios que deben impartir las autoridades competentes.

No obstante, estos fondos están históricamente sujetos a malversaciones y desvíos de fondos por intendentes y gobernadores de diferentes partidos políticos, quienes se aprovecharon de estos jugosos recursos para sus respectivos crecimientos financieros.

Recursos económicos que igualmente provienen de las entidades binacionales, que fueron víctimas de la mala gestión o del corrupto manejo por parte de políticos que se aprovecharon de los mismos durante periodos electorales y cuando se encontraban en el poder de turno.

¿Oportunidad de conseguir una mejor gestión?

Legisladores nacionales consideraron este momento de pandemia y delicada situación de necesidad de recursos, como la oportunidad más que perfecta para darle un mejor uso, transparencia y gestión a los fondos de Responsabilidad Social Empresarial de las entidades binacionales. ¿Por qué no se seguir en esa línea histórica y darle atención al Fonacide y Royalties?

“La caja chica” fue como calificaban a los fondos sociales los parlamentarios, refiriéndose como la fuente de financiación de las campañas políticas brutalmente implementadas por los candidatos en los periodos electorales. La cuestión es que estos recursos de responsabilidad social no representan la única “caja chica” de los políticos.

Fiscalía no cumple su rol de velar por los fondos, dice senador

Desde El Nacional intentamos dialogar con diferentes legisladores, tanto senadores como diputados, quienes no respondieron ante nuestras consultas. ¿O más bien ignoraron sobre la realidad de que existen más recursos provenientes de las entidades nacionales que igualmente fueron y son vilipendiados?

Uno de los pocos senadores que sí respondió en forma escueta a las consultas de este medio, es el liberal Víctor Ríos, quien consideró que tanto el Fonacide como los Royalties tienen bien descritos sus respectivos destinos de ejecución. En ese sentido, consideró que quienes no cumplen su función de velar por el correcto manejo de los mismos son los agentes fiscales del Ministerio Público.

Con relación a la posibilidad de darle una mayor transparencia como así también un mejor control por parte del Estado, el senador afirmó escuetamente que los mismos ya se encuentran de hecho bajo la lupa de la Contraloría General de la República.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos