Conectáte con nosotros

Destacado

Segundo round en pulseada por codiciado negocio entre banqueros y telefónicas

ilustración

ilustración

POR Alfredo Schramm
@ElediTHOR

El proyecto de ley sobre los Servicios de Confianza para las Transacciones Electrónicas, en el que millonario negocio de giros por celular ( Art. 103) es el centro de la controversia en la pulseada que mantienen de larga data banqueros y empresas telefónicas, cuenta con media sanción pero ninguna de las partes está del todo contenta. El proyecto debe definisrse en Diputados.

La iniciativa legislativa básicamente tiene por objeto generar un marco regulatorio para blindar las transacciones con una participación más activa del sector financiero, lo cual la Cámara de Operadores Móviles del Paraguay no ve con buenos ojos.

Cada gremio viene desplegando fuertes campañas comunicaciones defendiendo sus propios intereses y utilizando la parafernalia mediática para tratar de imponer sus respectivas visiones ante la opinión pública o tratar de lograr los votos para que se apruebe la versión que más les convenga.

Mientras las telefónicas apelan a que se encareceran los servicios y habrá más burocracia para los usuarios, los financieros hacen hincapié en la debilidades del sistema y sus vulnerabilidades.

Esta pelea lleva ya al menos 8 años, desde que las telefónicas entraron al negocio de los giros que por mucho tiempo los banqueros lograron frenar, hasta que finalmente el Banco Central tuvo que ceder a favor de la digitalización y así empresas tradicionales como los propios bancos, casas de cambio y remesadoras prácticamente perdieron este negocio cuya rentabilidad se origina en las comisiones.

Hoy en Paraguay esta intermediación financiera mueve entre 150 y 200 millones de dólares al mes, con comisiones que promedian 4%. El negocio viene creciendo a pasos agigantados de la mano de la digitalización y las restricciones sanitarias por la pandemia apalancaron aún más.

Vendetta

El sector financiero nunca pudo superar el trauma de ceder ingresos y ahora en un segundo round del enfrentamiento busca pasar la factura y reingresar al juego o por lo menos escupir en el jugoso asado telefónico… Aparentemente cuentan con los votos para ello, tras intenso cabildeo. Además vale recordar que un importante número de legisladores trabaja bajo el mando de uno de los dueños de banco, Horacio Cartes.

La relación entre políticos y financieros es más sólida, o en otras palabras, en más de una ocasión se aplicó el dicho una mano lava a la otra.

Lo que no se puede objetar es que con su ingreso a este ruedo las telefónicas patearon el tablero lo cual cambió todo  facilitando la vida de las personas y empresas, pues las transacciones se pueden hacer prácticamente las 24 horas. los 365 días al año. Además, se redujo el costo de comisiones.

Versión telefónicas

La aprobación de la Ley de Servicios de Confianza, con la redacción del artículo 103 en versión de Diputados, significará la paralización inmediata del uso de más de 5 millones de billeteras electrónicas hoy habilitadas en Paraguay, y en consecuencia, dos de cada tres paraguayos que integran la Población Económicamente Activa (PEA), perderán una herramienta práctica, segura, confiable y económica para realizar pagos y transferencias de dinero.

Tal como está redactado el artículo 103 de la versión Diputados, se vuelve inaplicable el servicio de las billeteras electrónicas, y se pone innecesariamente en peligro su amplia utilización, así como todos los avances logrados en el ámbito de la inclusión financiera, sostiene la Cámara de Operadores Móviles del Paraguay.

Se obstaculizará su funcionamiento con la creación de recurrentes trámites personales para poder realizar o recibir pagos.

“Es un contrasentido, en un país con menos del 50% de la población bancarizada, y con más del 30% en situación de vulnerabilidad o de necesidad de accesos mínimos de servicios”, dispararon. Buscando proteger a los usuarios de las billeteras electrónicas, tanto el BCP (Regulador), como el Ministerio de Industria y Comercio (creador de la norma), se manifestaron a favor de la versión del Senado que permite que el BCP defina los niveles de seguridad de las transacciones, respetando los criterios de gradualidad e inclusión”, agrega.

Los antecedentes recientes, sin embargo dan cuenta que ni el Banco Central y mucho menos la Seprelad de destacan por buenos controles sobre movimientos de activos.

Réplica de la banca

La Asociación de Bancos del Paraguay (Asoban), se reafirma en su posición que no se puede seguir sin establecer un estándar alto en el proyecto de ley sobre los Servicios de Confianza para las Transacciones Electrónicas. Las Empes y todos los operadores deberían tener un plazo para adecuarse a la reglamentación, que corresponde a los reguladores.

ASOBAN afirma que desde el 2013, año en que se habilitaron las Empes, no se ha regulado este aspecto.

Las distintas plataformas no se pueden conectar si no es en base a estándares altos. No poner en la ley esta exigencia, significaría que los usuarios no van a poder ampliar sus opciones de usar sus medios de pago en todas las plataformas.

Es de suma urgencia no seguir poniendo en riesgo los datos, la información, los fondos de los usuarios. Gafi y los organismos internacionales han emitido sendas publicaciones reforzando lo que sostiene Asoban.

El propio Congreso Nacional sancionó en 2016 una ley exigiendo a las empresas telefónicas mecanismos altos de identificación para otorgar líneas o chips. Esa ley fue vetada porque fue técnicamente mal planteada.

Existe un proyecto de ley de modificación del art 55 de la Ley de Defensa al Consumidor que ya fue aprobada en Diputados, fue modificada en el Senado, y volvió en marzo a Diputados. La misma está pendiente de tratamiento.

El diputado Walter Harms presentó el 25 de mayo otro proyecto de ley planteando lo mismo, NIVELES ALTOS DE SEGURIDAD para otorgar líneas de celulares.

“La Ley de Servicios de Confianza es la mejor herramienta para lograr ese objetivo, pero no se puede abdicar de dar más seguridad a las personas”m sentenció el presidente del gremio, Beltrán Macchi.

¿Y el proyectista?

El diputado Sebastían García es el proyectista. “Desde el 2013 sigue pendiente que telefónicas identifiquen a titulares de líneas, por eso apuntamos a Ley de Servicios de Confianza con alta seguridad, para proteger a usuarios” dijo al recordar un caso emblemático y muy reciente  de estafa vía giros.

Carne propia

Para rematar la nota: hace pocos días me clonaron el whatsapp y solicitaron giros en dónde allegados y yo mismo resulté perjudicado. Realicé la denuncia a la Fiscalía, pero resulta que el número en dónde se realizaron  los giros está a nombre de una persona ya fallecida. En sintesís, ni la telefónica ni la Justicia pudieron resolver por las vulnerabilidades del sistema.

 

 

 

 

 

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos