Conectáte con nosotros

Destacado

Itaipú: negociado, impunidad e incompleto informe de Contraloría

El último informe de Contraloría ratificó lo que era de conocimiento público hace años; la deuda ilegal en Itaipú contó con la complicidad de los representantes paraguayos de ese momento. Este atraco se gestó durante la administración de Enzo Debernardi quien sería el principal responsable.

Aunque el informe sobre la deuda de Itaipú tiene muchas limitaciones, ya que no fue una revisión integral de todas las operaciones y los propios auditores reconocen deficiencias en el documento final, algunas observaciones son muy claras.

En el año 2000, Aníbal Miranda en su libro “Los Dueños de Grandes Fortunas” ya hizo mención a un informe de la Contraloría donde se concluyó que las autoridades de la binacional aplicaron tarifas por debajo del costo, violando el tratado de manera ilegal.

Sin embargo, en ese entonces nadie fue procesado y el informe actual de la Contraloría General de la República (CGR) es casi un copy paste del anterior, donde ya se apuntó a Enzo Debernardi como principal responsable.

Informe del 2013

Otro informe de la Contraloría General se publicó en febrero de 2013 “informe de avance examen especial – Itaipu”. En el mismo resaltaron la violación del tratado, señalando a los miembros del concejo y el comité ejecutivo como los responsables, pero nadie fue procesado.

El máximo responsable de este hecho fue, según varias fuentes, Enzo Debernardi, el primer director general de la binacional.

Debernardi fue presidente de la Ande durante 30 años. Fue designado director general adjunto de Itaipú y se desempeñó en triple carácter como autoridad de Itaipú, de las empresas públicas y como empresario. Durante la Presidencia de Andrés Rodríguez también fue Ministro de Hacienda.

De acuerdo a varias informaciones, Debernardi siempre fue un hombre disciplinado y nunca ostentó su riqueza, pero se dedicó a diferentes negocios; la compra de tierras, estancias, etc. Impulsó como accionista al Grupo Consultor Alto Paraná, logrando obtener millonarios contratos en la construcción de Itaipú.

Otra empresa vinculada a Debernardi es ELECTROMON, que ganó millones en contratos en Itaipú para fabricación, supervisión, control de calidad, etc y CIE, integrado por varias empresas, desde donde Debernardi manejaba todos los contratos en Itaipú y Ande.

De acuerdo a Aníbal Miranda en su libro “Los dueños de grandes Fortunas” estos millonarios contratos con Itaipú permitieron a Enzo Debernardi saltar en la escala de ingresos de un estrato ya alto al selecto grupo de los 20 con más activos en el país. Sin dudas un caso de cómo enriquecerse a costa del estado.

Esta posición supo aprovechar Debernardi quien inició su incursión en el sector privado creando distintas empresas para conseguir contratos en Itaipú y la Ande; T&C ingeniería y topografía, Electropar SRL, Electroconsult y Emprendimientos SA son algunas de ellas.

El modus operandi de Enzo Debernardi para quedarse con las licitaciones era publicando todos los llamados a la vez con un plazo reducido para la presentación de ofertas. Así se aseguraba que sólo sus empresas se presentaran a competir. En esa época no existía la dirección de contrataciones públicas.

Hasta el año 2000, los bienes de Enzo Debernardi, aparte de sus empresas ya creadas, estaban distribuidas en establecimientos agrícolas – ganaderos en Mbuyapey, Qyquyhó y Caapucú. También poseía establecimientos en el lado argentino, en la provincia de Formosa.

Ninguno de estos datos figuran en el informe de la contraloría y la justicia nunca se animó a investigar a Enzo Debernardi. Lo peor de todo es que tanto un edificio de Itaipú como el edificio de la Universidad Nacional donde se enseña la carrera de Ingeniería, llevan el nombre del exdirector paraguayo de Itaipú.

Los traidores del daño al Paraguay en Itaipú no deben quedar impunes y este informe de auditoria debe ser un llamado de atención para estar en permanente alerta, observando a quienes hoy encabezan a la renegociación con el Brasil, que finalizará en el año 2023.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos