Conectáte con nosotros

Destacado

Situación ambiental sigue en ápice crítico: lluvias resultan única esperanza

La situación ambiental en Paraguay sigue en su ápice más crítico por las condiciones adversas de incendios forestales, bajantes hídricas históricas y una sequía que no avizora mejorías. En la fecha, autoridades rindieron cuentas de sus trabajos al frente de lucha en los diferentes incendios que suscitan en varios puntos del país. Sus números informaron cierto control sobre los diversos focos de calor. Sin embargo, la realidad es totalmente diferente, en atención a que las llamas siguen avanzando a un ritmo acelerado. Por otra parte, expertos de Meteorología informaron que el nivel del río Paraguay descendió por debajo del cero hidrológico, complicando cada vez más el escenario en los cauces.

Autoridades anunciaron en la mañana del lunes un control casi total del incendio en el Parque Nacional Cerro Corá, uno de los más grandes de todo el país, cuya extensión ya fue arrasada en más de un 50% por las llamas. Sin embargo, en horas de la tarde, bomberos y demás intervinientes en el área informaron que el fuego se reavivó en la zona de Lorito Picada.

“Ayer logramos controlar un foco grande con la ayuda de aviones. Tenemos otro foco hacia el cerro Lorito que está avanzando, estamos trabajando en la contención de ese foco”, dijo el capitán principal, Marcos Almada, jefe de operaciones de Cerro Corá, además de indicar que la situación sigue crítica pese a que se está trabajando por tierra y aire.

En entrevista con la 650 AM, el experto manifestó que también hay otro foco de incendio que está bordeando el río Aquidabán. No obstante, mencionó que la prioridad del equipo se centra en el cerro Lorito. “El fuego se extiende rápidamente y podría afectar a las zonas rurales”, continuó.

Lluvia, la única esperanza

Almada, por otra parte, aseveró que la esperanza que mantienen es que ocurren precipitaciones importantes que puedan sofocar los focos de incendio, lo que aliviará la situación que están pasando tanto la flora, la fauna como la población circundante.

“Acá en Cerro Corá tenemos pronóstico recién para el miércoles o viernes. También es muy importante que llueva una buena cantidad para que el suelo se moje y llegue a la vegetación”, informó.

El Chaco sigue ardiendo

En el marco de la conferencia de prensa, la Secretaría de Emergencia Nacional (Sen) reportó que el fuego que ingresó a territorio nacional desde Bolivia, específicamente en zona de Alto Paraguay del Chaco Paraguayo, sigue candente y avanzando a pesar de los esfuerzos.

Las autoridades informaron que continuarán con las labores pero que mantienen el mismo discurso esperanzador: la llegada de algunas lluvias en la zona. Estiman que el miércoles y el jueves podría registrarse algunas precipitaciones importantes.

“Ayer se analizó evacuar la base 7. Se priorizó la vida de los combatientes que deciden esta mañana permanecer en el lugar. En este momento el fuego se dirige a la base 5. Estamos trabajando con 6 tractores con rastras en cerro Chovoreca a fin de que el fuego que ingresa se encuentre con una línea de cortafuego”, informó Joaquín Roa, ministro de la SEN

Río Paraguay, sigue bajando

Por su parte, la Dirección de Meteorología e Hidrología, dependiente de la Dinac, informó que el nivel del río Paraguay, en zona del Puerto de Asunción, se encuentra ya por debajo del cero hidrológico. El lunes, el cauce hídrico amaneció con -0,03 metros, a raíz de la sequía, volviendo a esta marca por segundo año consecutivo.

“La tendencia es un descenso suave, no abrupto, por la poca precipitación, tiene una tendencia que se dio el año pasado en octubre que fue histórico. Así como está sin ningún tipo de lluvia, se rompe el récord de -0,54 centímetros”, informó el subdirector de Hidrología de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Nelson Pérez.

En ese sentido, el funcionario remarcó que -0,54 centímetros fue el record de reducción del nivel del río Paraguay en octubre del 2020 y manifestó que este año se podría llegar a una marca actual o, incluso, superarla. Lamentó esta situación ya que el sector más golpeado es la flota mercante, en la part marítima.

“Para barcaza de 9 pies se necesita 1 metro de río en toda la cuenca. Nuestros pares brasileños liberaron cierta cantidad de agua y nuestras barcazas se pudieron mover y salvaron 70 millones de dólares”, afirmó.

El pronóstico de Meteorología señala que desde este martes ingresaría un frente frío y un sistema de lluvias en gran parte del país, por lo que las autoridades aguardan que el fenómeno atmosférico pueda paliar la situación de los incendios, las bajantes y la sequía en el país.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos