Conectáte con nosotros

Destacado

Paraguayos en vilo por ola de asaltos frente a una Policía debilitada

Una nueva ola de incesante inseguridad azota a todo el territorio nacional teniendo incluso algunas zonas como “liberadas” para el accionar de los delincuentes y una debilitada fuerza pública que no logra responder a la demanda de la ciudadanía, la cual está harta de no poder realizar sus actividades diarias sin el miedo a que se le asalte o se le quite su vida.

En la mañana del lunes se gestó un nuevo asalto a mano armada a plena luz del día, en la vía pública, de la ciudad de Fernando de la Mora que tuvo como víctimas a dos mujeres indefensas y como victimarios, a cuatro hombres enmascarados, armados y con blindaje corporal. Afortunadamente, no se registraron víctimas fatales.

Otros hechos similares, como el asalto y asesinato a un policía en plena vía pública, o el atraco a una mujer en bus que finalmente terminó cayendo al asfalto, resultando gravemente herida, son algunos de los sucesos que están colmando la paciencia de la ciudadanía con respecto a las autoridades que deben encargarse de la política pública de la seguridad nacional.

Policía no da abasto

La Policía Nacional, la institución encargada de velar por la seguridad de todos los ciudadanos y ciudadanas, se encuentra actualmente sin la capacidad de recursos humanos y de equipamientos, para poder responder a la altísima demanda controles, patrullajes e instalación de puestos de vigilancia que se requieren para reforzar la prevención de hechos delictivos.

En entrevista con El Nacional, la comisario María Elena Andrada, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, expresó que todas las Comisarías están trabajando con menor cantidad de personal de lo que se necesita y también con menos medios de locomoción. “Se hace lo que se puede con lo que se tiene, es nuestra realidad”, dijo.

Agregó que lo que ocurre con las máquinas, refiriéndose a las patrulleras y motocicletas, tienen un funcionamiento permanente de 24 horas. “No es como nosotros los seres humanos que los agotamos, nos turnamos y nos cambiamos cada 24 horas y te vas a descansar. La patrullera, con relevo de personal, sigue trabajando de manera permanente”, afirmó.

La uniformada agregó que cada día que pasa, las patrulleras se desgastan y deterioran a ritmos acelerados. “Hay veces que hay persecuciones y demás”, indicó, al momento de agregar que resulta de público conocimiento que el presupuesto destinado para la reparación de vehículos es muy exiguo y escueto. “Es nuestra realidad, no es ningún secreto”, lamentó.

Mario Abdo hace la vista gorda

Mientras la institución policial intenta dar respuesta con lo que tiene a mano y la ciudadanía se encuentra en vilo total por el libre accionar de los criminales, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, no toma cartas en el asunto e incluso confirmó que su ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio -responsable directo de la seguridad nacional- continuará en el cargo a pesar de la falta de respuestas y los reclamos por mayor atención por parte de la población.

El presidente informó que no cambiará a Giuzzio, pese a los cuestionamientos que recibe. “Por ahora no”, fue la breve, pero convincente respuesta que dio ante la pregunta si cambiaría o no al cuestionado miembro de su gabinete.

Cuatro patrulleras para cientos de miles de habitantes

Otro dato que indignó a la ciudadanía en general, por la realidad deficiente de las fuerzas públicas nacionales, fue lo revelado por el comisario principal José Portillo, jefe de la Comisaría Segunda Central, unidad policial en cuya jurisdicción se registró el asalto contra las mujeres, expresó que diariamente intentan prevenir situaciones similares, pero lamentó que no tengan la capacidad mínima en realidad.

“Sabemos bien nosotros cómo nos encontramos. Bajo mi responsabilidad tengo 120 mil habitantes y solo cuatro patrulleras para esta zona de la Comisaría Segunda Central”, reveló el comisario.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos