Conectáte con nosotros

Destacado

La “operación cicatriz” fracasó en las municipales

Acabadas las elecciones municipales pasadas y con los primeros resultados en mano, ya aseguraban que el principal ganador de los comicios era el Partido Colorado. Esto es en parte innegable viendo la cantidad de intendentes y concejales electos de la ANR, sin embargo, internamente se pueden observar que los resultados no fueron precisamente óptimos para los adherentes de la operación “cicatriz”.

Dentro de este análisis se puede decir que Concordia Colorada, agrupación impulsada principalmente por Horacio Cartes fracasó, ya que perdió en la mitad de los 111 municipios donde se presentó como movimiento de unidad. Así, el cartismo con Concordia logró solo el 23% de los 261 municipios del país y 37% de los 163 municipios obtenidos por la ANR.

A pesar de que el Partido Colorado lidera el mapa político en términos generales, dentro del mismo la operación “cicatriz” fue la gran perdedora, junto al cartismo, su articulador José Alderete y también Mario Abdo. Los movimientos que se presentaron por fuera de Concordia obtuvieron mayoría logrando imponerse en 102 municipios, contra 61 de Concordia.

Estos datos demuestran que Concordia Colorada, maniobra cartista resultó ser un gran cascarón inflado por el marketing, que a pesar de tener el control del Partido Colorado y la estructura estatal a su disposición demostró tener más debilidades que fortalezas.

Analizando en detalle se observa que en 4 distritos del departamento de Concepción donde el movimiento Concordia Colorada se presentó para la intendencia a través de la ANR perdió en 3 y ganó en una localidad. En Cordillera de los 16 distritos donde participó, perdió en nada menos que 14.

 

En Guairá Concordia ganó en una sola ciudad y perdió en 4, mientras en Caaguazú y Caazapá la alianza abdocartista se impuso en 5 distritos contra 5 del PLRA y la Alianza.

Donde Concordia Colorada se impuso ganando en la mayoría de los municipios fue en los departamentos de Itapúa y Misiones, logrando la victoria en 17 distritos, pero en Itapúa perdió en la ciudad cabecera municipal donde está la mayor parte de los votos; Encarnación.

También en Paraguarí, ciudad históricamente colorada Concordia se impuso en 3 distritos, mientras que en Alto Paraná ganó en 11, pero de nuevo perdió en las principales ciudades como Ciudad del Este y Presidente Franco donde se concentran la mayor cantidad de votantes. En ambos casos la diferencia a favor de los candidatos no colorados fue muy importante.

Sin embargo, Concordia Colorada se impuso en el departamento Central, logrando municipios claves y sólo perdió en dos localidades. En Ñeembucú, de donde es oriundo Pedro Alliana, Concordia perdió en 3 localidades y ganó en 5.

En Amambay el movimiento Concordia Colorada de nuevo perdió en una ciudad cabecera donde se concentra la mayor cantidad de votos, Pedro Juan Caballero, pero ganó en 3 distritos. En Canindeyú logró imponerse sólo en un distrito y en la zona Chaqueña Concordia llegó a la Intendencia en 7 distritos y dos quedaron para Alianzas.

Estos números muestran que en los lugares donde Concordia Colorada presentó candidatos a dedo y sin internas fue un verdadero fracaso. Esto deja al desnudo que el cartismo es un gran cascarón, donde abundan los recursos económicos pero no hay votos suficientes como para instalarse definitivamente como fuerza preponderante en nuestro escenario político.

La operación “cicatriz” para la supuesta unidad al interior de la ANR fue un rotundo fracaso, donde Horacio Cartes y Mario Abdo compraron un buzón ofertado por José Alderete.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos