Connect with us

Destacado

Optimismo y negación de Giuzzio ante industria del secuestro que facturó USD 5 millones

La colosal cantidad de dinero que generó el negocio del rapto de personas por parte del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), actividad ilícita y comercial que comenzó con la abdución de María Edith Bordón de Debernardi en el 2001, contrasta duramente las declaraciones del actual ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, quien asegura que en Paraguay no existe la industria del secuestro.

La industria del secuestro en Paraguay, por parte del EPP, se inició en el 2001 con el caso de María Edith Bordón de Debernardi, quien fue liberada luego del pago de un millón de dólares y tras 64 días de cautiverio. A la fecha, después de casi 20 años y más de 10 secuestros realizados, el grupo criminal ya percibió cerca de 5 millones de dólares a lo largo de los años.

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, aseguró el martes que el secuestro no es una industria en el Paraguay, pese a que todavía hay tres personas que están privadas de su libertad, además de los últimos hechos acontecidos en el norte del país, donde hace unos meses fue secuestrado un joven y posteriormente asesinado porque no se realizó el pago del rescate en el tiempo solicitado.

“Hoy tenemos 3 secuestros vigentes, pero somos optimistas, que hoy quiere instalarse, creemos que todas las acciones que se hicieron posteriormente también desmotivaron mucho la instalación de esa acción se una industria. Hablar de industria significa una empresa que genera réditos, recursos y en realidad acá no estamos viendo eso, el único beneficiado es un grupo reducido el EPP. Apuntamos con la policía a desalentar esas acciones”, dijo en comunicación con los medios.

Los números son contundentes

A pesar de los dichos del ministro del Interior, los números son contundentes y pintan una realidad más que notoria. La organización criminal dedicada a esta actividad criminal, quedó con un importante recurso económico luego del primer secuestro de Bordón de Debernardi. Luego de esto, se fortaleciendo y perpetrando incluso hechos similares que incluyeron asesinatos, reclutamiento de menores, extorsiones, abigeatos, entre otros males.

El siguiente secuestro fue el de Cecilia Cubas, a quien arrebataron su vida de la manera más cruel, pese a haber cobrado 800.000 dólares para liberarla.

Le sigue el ganadero Luis Alberto Lindstron, secuestrado en el 2008, sobre quien cuyos captores solicitaron la suma de 1 millón de dólares, de los cuales fueron pagados 130 mil dólares. Finalmente resultó asesinado por miembros del EPP en el 2013.

Después se registró el rapto del entonces ganadero Fidel Zavala, entre el 2009 y 2010, cuya familia pagó al grupo criminal 550 mil dólares para su liberación. En el secuestro de Arlan Fick, registrado en el 2014, sus familiares pagaron la suma de 500 mil dólares para lograr su liberación.

Ese mismo año se concretó el secuestro del suboficial de Policía Edelio Morínigo, secuestrado hasta la fecha y por quien sus captores nunca solicitaron un monto en específico. En el 2016 fue raptado el colono menonita Franz Wiebe, quien quedó en cautiverio hasta el 2017 tras el pago por su liberación de un monto cercano a los 700 mil dólares.

Entre el 2017 y 2018 permanecieron en cautiverio Franz Hiebert Wieler y Bernhard Blatz Friese, también colonos menonitas, quienes fueron liberados luego que sus respectivas familias paguen la suma de 1.250.000 dólares, hasta ahora el monto más alto entregado a los criminales.

El 12 de octubre del 2016 se registra el secuestro del estanciero Félix Urbieta, en cautiverio hasta hoy, por quien los captores solicitaron el pago de la suma de 500.000 dólares, cuya familia no logró reunir en su momento, por lo que pidió más tiempo al EPP.

En el 2015 se produce también el secuestro de Abraham Fehr Banman, cuyos restos finalmente fueron hallados en el 2018. Nunca se pagó liberación. El secuestro más reciente es el de Óscar Denis, quien está en cautiverio desde el 9 de setiembre del 2020. Hasta ahora no hubo pago ni pedido de algún monto específico por su liberación.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!