Connect with us

Destacado

Familias paraguayas registran fuerte pérdida de poder adquisitivo

Ilustración

Ilustración

POR Alfredo Schramm
@elediTHOR

Sumando la disparada de precios de productos que componen la canasta básica y la precarización del mercado laboral, que hizo caer el ingreso promedio de los trabajadores, las familias paraguayas perdieron al menos 15 % de su poder adquisitivo en el último año.

La inflación de 2021 cerró en 6,8 %, de acuerdo al Banco Central del Paraguay (BCP), pero lo grave es que los combustibles y alimentos -con un peso de 75 %- se incrementaron en más de 30 % y 15 %, respectivamente.

Los que más sufren con la disparada de precios que se dio a nivel global, impulsada por el alza de las materias primas en los mercados internacionales, son los más pobres, al no tener un colchón de ahorro y porque una gran parte de su consumo es destinada a la alimentación.

En este apartado, resalta el encarecimiento de la carne vacuna; algunos cortes de primera principalmente llegaron a encarecerse cerca del 40 %. Según los técnicos del Central, el boom de exportaciones contribuyó para que el precio del asado sea salado para los paraguayos.

Por otro lado, de acuerdo al último reporte del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el ingreso promedio del trabajador del sector privado mermó en casi 11 %, esto debido a la precarización del mercado laboral, efecto de la pandemia.

En otras palabras, muchas empresas -principalmente, las Mipymes- tuvieron que recortar salarios para mantener los empleos bajo consentimiento de los obreros que, ante la falta de alternativas, tuvieron que ceder.

El economista Jorge Garicoche ilustró lo que es la inflación en el día a día de las personas con el ejemplo de que cuando era estudiante con G 3.000 podía pagar su pasaje de ida y vuelta, además tener para la merienda. Hoy esos mismos billetes no alcanzan para un pasaje.

Recordó que las oscilaciones de precios están generalmente atadas a la oferta y la demanda. También que los ingresos de la gente no siempre se ajustan al mismo ritmo que las subas, “a eso es lo que los economistas llamamos pérdida de poder adquisitivo”, redondeó.

También recordó que el Banco Central no tiene mucha fuerza en su política monetaria cuando el problema de la inflación viene por el lado de la oferta, al contrario de la demanda, en donde sí las tasas referenciales pueden “enfriar” la economía.

Mencionó que hay señales en el mercado internacional de que la inflación seguirá fuerte al menos este primer semestre, para luego desinflarse. Por su parte, el Banco Central estima en 4,5 % la suba de precios de la canasta para este año.

Expectativas

Datos revelados en una  encuesta realizada por la consultora Mentu, en diciembre de 2021, muestran información sobre el comportamiento del consumo en pandemia y las expectativas para el año 2022 de los agentes.

En ese sentido, el 49,3 % de los encuestados manifestó haber tenido una disminución interanual de su consumo en 2020, de los cuales el 12,2 % lo hizo de manera importante (en más de 30 %).

A diciembre de 2021, el 28,8 % de los encuestados no habría recuperado su nivel de consumo pre-pandémico al sufrir una disminución interanual. No obstante, la proporción de personas que perciben menores ingresos reportó una disminución en su consumo, mientras que los grupos de mayores ingresos reportaron un aumento.

En base a las expectativas de consumo para 2022, parte considerable sigue dependiente del panorama sanitario y económico actual por lo que espera mantener su consumo sin variaciones durante el primer trimestre del año. Para finales de 2022, el 43,5 % espera aumentar su consumo y 13 % espera disminuirlo.

Versión oficial

De acuerdo a los resultados de la encuesta de diciembre del​ 2021, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) del Central se ubicó en 55,9 puntos. Esto representó un incremento con respecto al nivel de noviembre del mismo año (50,3) con lo que se adentró aún más en la zona de optimismo, alcanzando niveles similares a los registrados antes de la pandemia.

El boletín emitido por el Banco Central del Paraguay (BCP) señala que, con relación a los componentes del Índice de Confianza del Consumidor, el Índice de Situación Económica (ISE) se ha ubicado por encima del resultado del mismo mes del año anterior, situándose en un nivel de 38,2.

Por su parte, el Índice de Expectativas Económicas (IEE) también ha aumentado en términos mensuales e interanuales y se ha ubicado en 73,5 puntos.

En el mes de diciembre de 2021, el porcentaje de encuestados que manifestó tener posibilidades de ahorrar aumentó en relación al nivel registrado en noviembre (19,5 %), alcanzando el 20,8 %. Este resultado también supera al registrado en diciembre 2020 (18,8 %).

Con relación al porcentaje de encuestados que opinan que es un buen momento para comprar bienes durables, se ha verificado un aumento en comparación al mes de noviembre para todas las categorías de bienes durables.

El porcentaje de encuestados que afirmó que es un buen momento para comprar electrodomésticos superó al porcentaje del mes anterior, ubicándose en 12 % en el mes de diciembre de 2021.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos