Connect with us

Destacado

Se aguarda inflación de mayo para definir salario mínimo

Foto: Agencia IP

Foto: Agencia IP

Desde la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasam), informaron que aguardan el informe oficial de inflación del mes en curso a fin de analizar el contexto y elevar una recomendación sobre el reajuste salarial.

Al cierre del mes de abril, la inflación acumulada ascendió a 11,8 %, pero los alimentos y combustibles se incrementaron en 19,8 y 56 %, respectivamente, lo que repercutió una gran pérdida de poder adquisitivo entre los más vulnerables, especialmente.

El mínimo actual asciende a 2.289.324. con el nivel actual de inflación debería subir a unos G. 2.500.000; sin embargo, las centrales obreras piden G. 2.800.000, mientras que el empresariado analiza pedir al Gobierno un reajuste escalonado atendiendo a la actual recesión económica.

La legislación actual señala que en junio de cada año debe analizarse el costo de vida y su impacto en los ingresos; sin embargo la ley también establece que el salario puede reajustarse de llegar a acumularse 10 % de inflación. Este porcentaje se sobrepasó en marzo y desde entonces desde el Gobierno vienen postergando el tratamiento.

Mito o realidad

Mientras los trabajadores señalan que el dinero ya no alcanza con las reiteradas subas, el sector empleador -en su mayoría- habla de que todavía no pueden recuperarse de las secuelas que dejó la pandemia de Covid-19 sobre los negocios y que por lo tanto no están en condiciones de absorber lo que consideran un “sobrecosto”.

Desde El Nacional consultamos con 4 economistas de peso para darnos una luz sobre el debate actual: César Barreto, Humberto Colmán, Daniel Correa y Jorge Garicoche. Todos coincidieron en que más allá de reajuste salarial, lo principal es que se debe atacar la informalidad laboral en Paraguay como una prioridad en cuanto a políticas públicas.

Al ser consultado sobre el debate de la suba salarial vs. inflación, el exministro de Hacienda, César Barreto, opinó que “depende… si responde a mayor productividad no debería impactar”; esto haciendo alusión a un comentario en Twitter del usuario @keynes, quien afirmó que el reajuste salarial  puede incidir si no hay un incremento en la productividad de los trabajadores. “Si no se da eso, es un aumento del costo para las empresas. Por ende hay dos opiniones: aumenta el precio de venta o se reduce el margen de ganancia de la empresa. ¿Qué predominará? Depende de la demanda”.

Por su parte, el economista Humberto Colmán, del directorio del Banco Central, apuntó: “Me enfocaría en el empleo y su calidad. Parece haber cierto consenso sobre la implicancia de ajustes altos del salario mínimo -más aún en este momento- en cuanto a sus efectos adversos en el mercado laboral y su cumplimiento”.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!