Conectáte con nosotros

Economía

Refinanciaciones e intervención quitan sueño a banqueros

Alberto Acosta Garbarino. presidente de Banco Familiar. Foto: Revista Plus

Alberto Acosta Garbarino. presidente de Banco Familiar. Foto: Revista Plus

Así como gran parte de los sectores económicos y la mayoría de la población, los actores del sistema financiero estuvieron sin ánimo de soltar fuegos artificiales como festejo del segundo aniversario que completa el presidente Mario Abdo Benítez en el poder.

Los bancos acusaron recibo del estancamiento económico de un “2019 terrorífico en dónde todo lo malo que tenía que pasar, pasó” y del “catastrófico 2020 con masivas refinanciaciones crediticias”, arrancó diciendo el presidente de Banco Familiar, Alberto Acosta Garbarino, al ser consultado sobre su evaluación.

“El Gobierno tiene que ayudar a crear el marco propicio para la generación de negocios y nosotros (sector privado) deberíamos ser los canalizadores”, agregó María Irene Gavilán, Gerente General de Banco Atlas, en alusión al intervencionismo cada vez más frecuente del Estado en materia de libre mercado.

Ganancias caen

Sobre el primer punto, los bancos – pesar de las refinanciaciones y el crecimiento nulo de 2019- lograron mantener un buen nivel de utilidades, unos US$ 470 millones.

Sin embargo, éstos resultados ya son parte del  pasado; ahora los bancos se preparan para cerrar el 2020 con caída de ganancias de entre 15 y 20% en relación al año anterior.

En la primera mitad de este año, el sistema arrastró un bajón de 22% -efecto pandemia y cuarentena- y el panorama es poco alentador ante iniciativas parlamentarias (algunas de ellas avaladas por el Ejecutivo) que inciden directamente en el negocio, como la reciente decisión de poner límites a comisiones por pagos con tarjetas y depósitos en dólares.

El tope de comisiones bancarias pegó duro al sector, reconoció la Gerente de Atlas, María Irene Gavilán

“El Banco Central debe seguir cumpliendo con su rol de regulador y contralor, es quien  debe acompañar las nuevas tendencias y modelos de negocios que existen en el mundo y adecuar la normativa vigente buscando dinamizar este proceso”, señaló en esta línea la alta ejecutiva de Atlas.

También tiene que incorporar a todos los participantes del sistema financiero y medios de pago de manera a que la información este consolidada y permita generar los mecanismos de supervisión y garantías necesarias, sugirió.

Aspectos positivos

Como aspectos positivos del Gobierno Marito, destacó la transparencia en cuanto al acceso a información de salarios de entes públicos; los avances en la Central de Riesgos del Central, que cuenta hoy más información detallada y las nuevas normativas de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) que permiten formalizar más aun todo el registro de personas y empresas pudiendo llegar hasta el beneficiario final, así como declarar delito precedente a la evasión fiscal.

Como tareas pendientes mencionó una necesidad de acceder a  más información de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET); implementar la identidad digital (Policía, Inmigraciones, Poder Judicial) de modo a acelerar procesos y lograr mayor transparencia y afinar la firma digital.

Desafíos

El sector arrastra un 2019 con gran cartera agrícola refinanciada y en una posición delicada por la reestructuración masiva, efecto del crack económico que significó la pandemia.

De ahora en adelante el desafío es cómo recuperar la economía con un Estado golpeado con mayores niveles de deuda y una necesidad de ajustes para recuperar el equilibrio, aunque los ajustes también pueden ser recesivos, entonces existe un gran dilema de difícil decisión, a criterio de Acosta Garbarino

“Desde el punto de vista financiero mi preocupación tiene que ver con la refinanciación masiva, que con la flexibilización que hizo el BCP -aflojando la previsión de los bancos-, los balances (dependiendo de criterios) no van a ser comparables”, opinó el banquero.

El Gobierno hizo lo que tenía que hacer con una política contra cíclica, pero financiada con endeudamiento lo cual no tiene mucha cuerda. Van a pasar unos años, posiblemente los años que le queden al presidente Mario Abdo, para volver a la normalidad económica, sentenció.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos