Conectáte con nosotros

Economía

APF sale a defender polémico contrato con Tigo

Robert Harrison.

Robert Harrison.

La Asociación Paraguaya de Fútbol, encabezada por Robert Harrison, salió a defender la renovación del contrato de concesión de derechos de televisación del fútbol local, esta vez entre 2021 y 2023.

Según una de las direcciones de la Comisión Nacional de la Competencia (Conacom) existe abuso de posición dominante por parte de la empresa tecnológica, con lo cual está expuesta a una multa de USD 6 millones; situación que la mayoría de los presidentes de clubes- quienes acompañaron a Harrison en la conferencia- no están de acuerdo.

Llamó la atención la ausencia del presidente del Club Cerro Porteño, los demás dirigentes referentes apoyaron a Harrison, entre ellos el número uno de Olimpia, Miguel Brunotte.

Desde el principio del casamiento comercial fríamente calculado entre Tigo Paraguay -que compró la porción paraguaya de la argentina Cablevisión (Grupo Clarín), que a su vez ostentaba los derechos exclusivos de transmisión del fútbol local y la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), quedó muy en evidencia el acuerdo de negocios del cual resultó vedette, la marca insignia de la poderosa Millicom, que se con todo gracias a su abultada billetera.

Esa licencia caducó hace algunos meses, hasta que trascendió que Tigo Paraguay y la APF reafirmaron sus votos de lealtad al renovarse el contrato; esto se desarrolló sin hacer mucho ruído durante el proceso  de negociación, lo cual resultó muy llamativo para el mercado.

Lo que quedó instalado entre los agentes de negocios fue que más que una licitación competitiva, se procedió a un “arreglo” bastante más salado de lo que tenía previsto Tigo por el apriete financiero que provino de los clubes- especialmente de los grandes Olimpia y Cerro Porteño que lograron duplicar sus regalías anuales por transmisión de TV, bajo las nuevas reglas de juego.

Los partidos de fútbol representan la mano de cartas en la estragia comercial centrada en suscriptores y anunciantes de la TV paga. Y así nomás todos salieron contentos, excepto claro Claro y Personal, que en realidad nunca fueron invitados a participar de la fiesta.

Vale recordar que Unicanal había sido enchufado a Tigo como parte del paquete por parte de los argentinos para lograr arrancar lo máximo de dólares a la gigante tecnológica sueca. Tras unos meses, Tigo comunicó al mercado el desprendimiento de su brazo mediático, al reconocer que correr detrás de las noticias no era su negocio.

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos