Conectáte con nosotros

Economía

Reservas internacionales superan USD 10.000 millones

Ilustración

Ilustración

El constante ingreso de divisas por exportaciones, las colocaciones de bonos en el exterior y la menor necesidad de realizar ventas de dólares desde el BCP para contener a la cotización figuran entre las principales causas, según analistas.

De acuerdo a los periodistas Iván Rojas y Marta García, derl portal especializado MarketData, las Reservas Internacionales Netas (RIN) representan una garantía muy importante para la estabilidad macroeconómica de cualquier país, ya que se constituye en la última alternativa de recurrencia en casos de emergencia, además de un respaldo en divisas para el dinero en circulación.

En el caso de Paraguay, a partir de la resolución del caso Gramont Berres – una demanda internacional de larga data que mantenía el Estado – comenzó el proceso de diversificación en las colocaciones de las RIN. En este contexto, en los últimos años se ha experimentado un proceso de crecimiento en las reservas internacionales, con matices de aceleración y desaceleración entre año y año.

En el 2021, a pesar de la crisis económica planteada por la pandemia del COVID-19, las RIN llegaron a un nivel históricamente alto al cierre del primer cuatrimestre, alcanzando la cifra de USD 10.059 millones, lo que ya implica un crecimiento del 9% con respecto al mismo periodo del año pasado, según registros del Banco Central del Paraguay (BCP).

En anteriores años en que se experimentaron dificultades económicas en el país, el nivel de las reservas internacionales tuvo tendencias a la contracción interanual.

Fue el caso del 2015, cuando las RIN cerraron con un nivel de USD 6.200 millones y se redujeron en -10% con respecto al 2014, en coincidencia con una desaceleración del ritmo de crecimiento del producto interno bruto (PIB) que fue del 5,3% a un 3%.

En el 2019, por su parte, se registró una reducción de -4% del volumen de las RIN respecto al año anterior, al ubicarse en USD 7.674 millones. Ese año, el PIB sufrió una contracción de -0,4%.

La historia cambió en el 2020, ya que la economía paraguaya también atravesó por un retroceso, esta vez de -0,6%; pero las reservas internacionales apuntaron un incremento de 23,6% y sumaron USD 9.490 millones.

Entre los primeros dos casos mencionados y el primer año que reportó los efectos del golpe de la pandemia, una de las diferencias que se destacan se relaciona con los sectores perjudicados.

En 2015 y 2019, la agricultura disminuyó su nivel de producción en -1,3% y -4,4%, respectivamente; mientras que en el 2020 este segmento tuvo una expansión de 9,1%.

En consecuencia, el ingreso de divisas por exportaciones – que se da en mayor medida por la venta de rubros agrícolas, principalmente granos de soja – se mantuvo elevado aun en el contexto de emergencia sanitaria, lo que contribuyó al mencionado incremento de las RIN durante el año pasado y continúa en el actual.

Incidencia de la emisión de bonos

Al ser consultado sobre las causas del crecimiento de las RIN, el economista jefe del BCP, Miguel Mora, consideró importante el elemento de los bonos que ha colocado el Gobierno en los mercados internacionales, en los últimos años. En consecuencia, ingresó al país un importante flujo de dólares que Hacienda cambia por guaraníes en el Banco Central.

Así, la cantidad de dólares ingresados fue mayor a la que necesitó la banca matriz para evitar especulaciones en el mercado cambiario y las ventas compensatorias realizadas por el ente regulador no alcanzaron el mismo nivel de las divisas ingresadas en concepto de endeudamiento.

También apuntó que una mayor demanda del guaraní durante los tiempos de bonanza económica ha mantenido estable la cotización del dólar; esto también ha contribuido a generar una base estable en el mercado cambiario de libre concurrencia y, en consecuencia, una menor necesidad de vender dólares provenientes de las reservas.

“En parte está explicado por los ingresos de capital, principalmente vía emisiones de bonos que ha realizado el fisco en los últimos años. También hubo una mayor demanda de guaraníes, lo que posibilita un mayor nivel de reservas ya que al crecer la economía, esto implica una mayor demanda por moneda local y esto permite al BCP absorber los activos externos por la preferencia hacia el guaraní”, dijo.

En este contexto, recordó que en el 2020 la cantidad de divisas ingresadas por la colocación de bonos fue elevada, debido a la necesidad de utilizar el dinero no solo para las obras públicas sino también en las transferencias monetarias a través de programas sociales y para el sistema de salud.

Esos recursos fueron cambiados a guaraníes y también esto explica el crecimiento de las RIN, ya que es el BCP quien realiza las operaciones de cambio y se queda con los dólares. Estas divisas son posteriormente vertidas a la economía local a través de las ventas compensatorias de dólares que efectúa el BCP al mercado cambiario, pero en las últimas semanas estas transacciones se redujeron de manera significativa debido a que la moneda norteamericana se depreció frente a la nuestra.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos