Conectáte con nosotros

Economía

Municipio de Asunción al borde del colapso financiero

Ilustración.

Ilustración.

POR Alfredo Guachiré
Ciberactivista, investigador

A semanas de las internas partidarias con miras a las elecciones municipales, lo que ocurre en la Municipalidad de Asunción es realmente preocupante.

El actual intendente y candidato; Nenecho Rodríguez, aparte de tener una gestión completamente deficiente ubica a la institución al borde de la quiebra.

Desde que asumió, sin ser electo, Nenecho ubicó a más de 500 nuevos funcionarios, lo que lo llevó a prestar 30 millones de dólares de una entidad bancaria, mientras  su administración es de las peores, por cada 1 (un) guaraní de ingreso a la Municipalidad Nenecho gasta 1,231 guaraníes.

En consecuencia crea un déficit de 0,231 por cada guaraní de ingreso por año año. En números grandes el intendente gastó G. 194.659 millones por encima de sus ingresos y aumentanto el gasto en un 511% teniendo en cuenta lo arrastrado del 2019.

El municipio actualmente dejó de recaudar más de 50% y para maquillar el balance: Nenecho realizó préstamos y colocó bonos por más de G. 400.000 millones.  La finanzas del municipio hoy penden de un hilo y en cualquier momento se declara la quiebra.

Para tapar el último agujero, el intendente recurrió a un crédito irregular de G. 200.000 millones con 12 meses de plazo sin la autorización de la Junta Municipal, sobrepasando los límites del endeudamiento. Lo que es peor, el municipio no tiene liquidez para cumplir el pago del crédito.

Más irregularidades

Para agravar la situación Nenecho utilizó irregularmente el 100% del impuesto inmobiliario para contratar seccionaleros, pagar servicios personales, violando la ley 5513 del régimen tributario y la ley orgánica municipal que establece que solamente puede destinarse 40% de los impuestos a gastos corrientes.

Este mismo “error” se dio en Ciudad del Este, según el informe de intervención de la Municipalidad esteña y la ex intendenta, Sandra McLeod fue procesada por incumplir la ley 5513 y la ley orgánica por el hecho punible previsto en el código penal.

Nenecho recortó también asignaciones complementarias como bonificaciones y horas extras por G. 632 millones, pero en vez de ahorrar o destinar estos fondos para la salud, lo usó para contratar operadores y seccionaleros.

Su gestión de fue tan pobre que solo ejecutó el 56,97% de gastos consolidados del 2020, lo que equivale a G. 987.046 millones, de los cuales en el global fue 55% para salarios, bonificaciones y beneficios.

No se invierte en contribuyentes

Estos son algunos números sintetizan la pobre gestión de Nenecho en la Municipalidad de la capital, ejecutó los recursos para salario básico en 97,23%, personal contratado 89,45%, combustible 90,32%; mientras que para equipos e instrumentos para la salud fue de 9,78% e inversión física en obras 14,54%.

Es decir, la gestión de Rodríguez básicamente se resume en ubicar funcionarios y pagar salarios. En el 2020 Nenecho planificó 282 llamados como plan anual de contrataciones (PAC) publicando en el portal de Dirección Nacional de Contrataciones Públicas. Terminó realizando 57 llamados y sólo adjudicó 22.

Es decir, la ejecución de PAC fue apenas del 20%, lo que equivale a G. 58.934 millones. De las pocas licitaciones realizadas se volvieron a cancelar por irregularidades 15, declararon desiertas 7, están en proceso de impugnación 6 y tiene uno de los peores promedios de participación de oferentes; solamente 4 empresas.

Para este 2021 Nenecho planificó 326 llamados, hasta ahora, mitad de año están activos 25 llamados y sólo 4 adjudicaciones.

Más llamados dudosos

También declararon 3 llamados desiertos, hubo 2 impugnados y el promedio de participación de oferentes bajó de 2,5. Los datos de referencia del artículo se encuentran en el dictamen B de la Junta Municipal que fue utilizado para rechazar el balance 2020, pero se perdió en la votación 13 a 10 y se aprobando el balance de Nenecho. La gestión de Óscar Nenecho Rodríguez es desordenada y deficiente.

Con publicidad y discursos grandilocuentes puede maquillar la realidad pero los números no mienten, hoy tenemos una municipalidad casi en quiebra, con una ejecución presupuestaria pobrísima y 500 operadores políticos contratados sin necesidad alguna.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos