Conectáte con nosotros

Economía

Estado deja a los trabajadores a su suerte

El contexto pandémico de limitada actividad condujo a que la tasa de informalidad laboral creciera hasta el 65,1% en el 2020, la más alta en los últimos 4 años, resalta la consultora Mentu.

Analizando por sexo, 82,1% de las mujeres ocupadas que viven en la zona rural trabajó en un empleo informal, contribuyendo a la mayor informalidad laboral femenina total (66,2%). Por otra parte, en el grupo etario de 15 a 19 años se registró una tasa informalidad del 96,6%, la más alta del país

Pese a que la informalidad disminuye con los años de instrucción, 4 de cada 10 personas con 13 a 18 años de estudio trabaja en un empleo informal.

En cuanto al nivel de ingreso, la brecha es clara: 9 de cada 10 personas ocupadas que viven en situación de pobreza trabajan en un empleo informal, mientras que existen 6 trabajadores informales por cada 10 ocupados con ingresos más altos.

Como la informalidad generalmente está vinculada con un menor desarrollo y calidad de vida, urge elaborar políticas que permitan un mayor acceso a empleos no sólo con mejores y más productivas condiciones, sino también que generen un flujo de ingresos más seguro.

Foto: IP

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos