Conectáte con nosotros

Economía

Flota paraguaya, la envidia de navieros argentinos

En el marco del próximo aniversario de la Escuela Nacional Náutica, que dio nacimiento a la Marina Mercante Argentina, el portal de noticias Infobae entrevistó a referentes navieros del vecino país, quienes destacaron el exitoso modelo de negocio de la navieras paraguayas cuyo resultado se traduce en la tercera mayor flota del mundo y que junto a la boliviana ya supera a la argentina en tonelaje.

Resaltaron que Paraguay se lanzó a gran escala en este rubro y que logró atraer la atención de los capitales extranjeros. Hoy Paraguay controla el negocio de transporte de cargas en la hidrovía Paraguay-Paraná, moviendo más de USD 20.000 millones en lo que respecta a comercio exterior.

La bicentenaria institución  argentina citada sirvió de marco para que el veterano dirigente gremial marítimo nacional e internacional Rafael Grigera y la CEO de uno de los grupos navieros más pujantes del Argentina, Mónica Navarro, desgranaran en forma cruda y realista los motivos de la debacle de una actividad que supo estar a la vanguardia del comercio marítimo mundial.

Consultado a qué Marina se debe apuntar o recuperar, Grigera señaló: “Bueno para empezar creo que pensar en recuperar el tráfico en la Hidrovía hoy sería bastante complicado. Si miramos a Paraguay veremos que ellos vieron cómo era el negocio, vieron cómo era la cosa y se lanzaron a gran escala con una propuesta que atrajo a los capitales. Ellos pudieron llevarse el capital a su país. Hoy Paraguay tiene lo que tiene, mientras que nosotros no tenemos nada”.

Según datos oficiales del Centro de armadores fluviales y marítimos del Paraguay (CAFyM), en la Hidrovía Paraguay Paraná operan unas 3.445 embarcaciones de bandera paraguaya”.

Unas 2.700 barcazas graneleras, 247 barcazas tanques y 33 barcazas del tipo porta contenedores, la flora de embarcaciones autopropulsadas asciende a 380 remolcadores y 85 buques con propulsión propia entre buques porta contenedores y buques tanques.

Si hablamos de tener una marina de ultramar, antes que nada deberíamos pensar en qué es lo que tenemos para transportar. Si pensamos que Brasil acaba de finalizar el convenio de transporte bilateral que tenía con Argentina, las posibilidades se achican aún mas. No podemos salir al mundo a competir con los monstruos multinacionales que arrasan con el flete, siguió comentando Grigera.

Agregó que un cabotaje regional es posible de desarrollar, “pero tenemos que adecuar nuestras pretensiones y adaptarnos a lo que rige en otros lados, sino la otra opción es tener una marina subsidiada por el estado y no necesitamos eso, necesitamos una marina que pueda desenvolverse por si sola”.

Rafael Grigera

Fuente: Infobae

 

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos