Conectáte con nosotros

Economía

Estafa a Syopar por casi G. 1.000 millones

Fátima Villasboa Maidana. Foto: MP

Fátima Villasboa Maidana. Foto: MP

La agente fiscal Fátima Villasboa Maidana formuló imputación en contra de Juan Manuel Urrustarazu y Lorena Vanessa Guido Halley en carácter de coautores por el hecho punible de estafa por el monto de novecientos setenta millones trescientos mil (G. 970.300.000), en perjuicio de la firma Syopar S. A.

Conforme al informe técnico-contable, practicado en el marco de la investigación de la presente causa, los hoy imputados habrían sido los supuestos responsables del perjuicio patrimonial de la firma Syopar S. A.

La estafa se habría producido mediante 14 cheques que el implicado habría entregado por la adquisición de 262 tanques de agua. Sin embargo, con el correr de los días, el autor solicitó intercambiar dichos cheques con otros cheques cuya cuenta estaba a nombre de su esposa. El hombre explicó que el cambio sería a fin de que supuestamente cobren más rápido. Sin embargo, fueron rechazados por insuficiencia de fondos.

Según el relato de los hechos, Juan Manuel Urrustarazu, en su carácter de encargado de provisión de mercaderías del Consorcio Occidental, convino un negocio con la firma Syopar, en fecha 30 de mayo de 2016, consistente en la adquisición de 262 tanques, totalizando un monto de mil seiscientos veinticuatro millones cuatrocientos mil guaraníes (G. 1.624.400.000), que habrían sido destinados a la construcción del Sistema de Captación de aguas de lluvia y Unidades de Almacenamiento de Agua y Saneamiento Individual en 30 comunidades indígenas del Chaco. Al momento de la transacción, acordaron que el pago se realizaría bajo entrega de productos con cheques emitidos por Consorcio Occidental.

Cheques

Las primeras transacciones implicaron la entrega total de 262 tanques de aljibe de agua y, en ese sentido, fueron entregados por Juan Manuel Urrustarazu siete cheques, y es así que dicha transacción implicó la entrega de los tanques de aljibe al mencionado consorcio mediante 49 notas de remisión.

Para ello, Juan Manuel Urrustarazu, en representación del Consorcio Occidental, entregó los citados 7 ( siete) cheques que, en principio, fueron cobrados con regularidad por la firma Syopar S. A, totalizando la suma de seiscientos cincuenta y cuatro millones cuatrocientos mil guaraníes (G. 654.400.000). Sin embargo, con posterioridad, el hoy imputado Juan Manuel Urrustarazu se presentó ante el gerente de la firma Syopar S. A., el señor Vicente Pablo Ibarrola Benítez, solicitando a este el cambio de modalidad de pago, retirando los cheques que aún faltaban ser cobrados y entregándole a cambio 14 cheques de diferentes bancos de plaza, que fueron emitidos desde las cuentas corrientes de Lorena Vanessa Guido Halley, esposa del coimputado, asegurando al gerente de la firma, que los fondos del Consorcio Occidental, que fueran recibidos por parte del Estado, se habrían depositado en la cuenta de Lorena Vanessa Guido Halley, quien no pertenece al Consorcio Occidental.

Cuentas bancarias

El Consorcio Occidental disponía de una cuenta bancaria, la cual se puso a conocimiento del Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (SENASA). En dicha cuenta fue transferida la suma de siete mil ciento noventa y tres millones setecientos ochenta mil trescientos dieciocho guaraníes (G. 7.193.780.318) para la construcción del Sistema de Captación de aguas de lluvia y Unidades de Almacenamiento de Agua y Saneamiento Individual en 30 comunidades indígenas (suma total desembolsada por SENASA desde el anticipo financiero hasta el pago parcial del certificado básico N.º 30).

Es así que, al momento de ser presentados por empleados de la firma Syopar para ser efectivizados los 14 cheques expedidos por Lorena Guido Halley y presentados por su esposo Juan Manuel Urrustarazu (en las fecha 5 de julio de 2017 y 24, 14, 8 de agosto de 2017), los mismos fueron rechazados por insuficiencia de fondos y, en consecuencia, estaban inhabilitados para operar en cuentas corrientes.

Tras el último acto de entrega de tanques (18 de marzo de 2017) por parte de la supuesta víctima hasta la fecha, Juan Manuel Urrustarazu habría causado un perjuicio a la firma Syopar S. A. de novecientos setenta millones trescientos mil guaraníes (G. 970.300.000), teniendo, a su vez, activa participación Lorena Vanessa Guido Halley, quien habría abierto cuentas bancarias en el Banco Itaú, Banco BBVA y Banco Regional, facilitando con ello todas las cuentas corrientes de los citados bancos de plaza, y de las cuales fueron emitidos los 14 cheques entre los meses de junio a agosto de 2017, y que fueran canjeados por el coimputado, aún sabiendo que ya no contaba con fondos suficientes y no estaba habilitada para operar con dichas cuentas.

Fuente: Fiscalía.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos

error: Content is protected !!