Conectáte con nosotros

Economía

FMI aprobó programa de dos años para Paraguay a fin de apuntalar reformas estructurales

Obras en Tres Bocas. Foto: Gentileza

Obras en Tres Bocas. Foto: Gentileza

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó esta semana un programa de dos años para Paraguay en el marco del Instrumento de Coordinación de Políticas (ICP) a fin de garantizar la estabilidad macroeconómica, promover el crecimiento de la economía y mejorar la protección social.

El ICP tiene por objeto abordar los desafíos actuales y promover la continuidad de las políticas dentro de un periodo de dos años: el último año del gobierno actual y el primer año del próximo gobierno.

Las iniciativas de reforma tienen como  primer pilar asegurar la estabilidad y resiliencia macroeconómicas mediante medidas destinadas a fortalecer los colchones fiscales y garantizar la sostenibilidad fiscal a futuro, mientras se continúa implementando una política monetaria prospectiva y basada en datos.

Igualmente buscan aumentar la productividad y promover el crecimiento económico impulsando reformas estructurales que mejoren la eficacia del gobierno, modernicen el sector público y mejoren el clima de negocios.

Finalmente apuntan a mejorar la protección social y la inclusión mediante una mayor cobertura y eficiencia de los programas de asistencia social del país y la aplicación de reformas que incorporen a los trabajadores informales a la economía formal.

De acuerdo a la evaluación del FMI Paraguay continúa recuperándose de la pandemia del covid-19 en un contexto de shocks simultáneos que conducirían a un crecimiento estancado del PIB y a una tasa de inflación superior al rango fijado como meta por el Banco Central este año.

El organismo internacional destaca que las perspectivas de una recuperación en el 2023 son favorables para Paraguay y que las autoridades están aplicando políticas dirigidas a una senda de desarrollo más fuerte, resiliente e inclusiva.

Medidas a respaldar

El programa económico en el marco del ICP se centrará en garantizar la estabilidad macroeconómica, promover el crecimiento de la economía y mejorar la protección social.

En este sentido, a fin de asegurar la estabilidad macroeconómica, será fundamental restablecer los márgenes de maniobra para la aplicación de políticas y restablecer el límite máximo del déficit fiscal de 1,5 % del PIB en 2024.

Entre las medidas importantes previstas se incluyen potenciar la movilización de recursos internos, reformar la caja de pensiones y aumentar la eficiencia del sector público.

La política monetaria tiene por objetivo reducir la inflación a la meta del 4 % y mantener el anclaje de las expectativas de inflación.

Las autoridades se han comprometido a mantener un nivel de reservas sólido y a utilizar intervenciones cambiarias únicamente para hacer frente a condiciones de mercado desordenadas.

Entre las medidas previstas se incluyen la modernización de las instituciones del sector público, el aumento de la eficacia del gobierno, el fortalecimiento de la gobernanza y el control de la corrupción, así como la mejora del clima de negocios. También será necesario aplicar medidas para aumentar la resiliencia al cambio climático.

“Consideramos acertado el énfasis que pone el programa de reformas en mejorar la protección social y reducir la pobreza y la desigualdad. Será preciso aplicar más medidas para mejorar el impacto de los programas de asistencia social, aumentar su cobertura en la población vulnerable, promover la formalización de la economía y fortalecer la inclusión financiera”, concluye el directorio del FMI.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!