Conectáte con nosotros

Economía

Bajante de los ríos afecta navegabilidad y preocupa a sector industrial

Foto: Gentileza

Foto: Gentileza

Además de la sequía que ha afectado considerablemente la producción primaria, la reducción del nivel de los ríos es otro problema que ha perjudicado a las industrias aceiteras en los últimos años, sostienen desde la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro). El gremio señala que la falta de lluvias ha disminuido la posibilidad de aprovechar la principal vía de ingreso y salida de comercio exterior del país, la hidrovía Paraguay – Paraná, reduciendo la competitividad de las fábricas.

La bajante de los ríos ocasionó que la navegación por el Paraná sea imposible y obligó a que el tránsito por el Paraguay se realice con menos carga y a menor ritmo. Para la Cappro es de vital importancia un Plan Maestro de Navegación para la hidrovía, que permita aumentar la cantidad de toneladas que se transporta y reduzca el tiempo de cada viaje, mediante trabajos de mantenimiento, señalización y aplicación de tecnología.

“Desarrollar un plan maestro de manejo integral de nuestros principales ríos es clave para el cuidado del medio ambiente, el ecosistema y las poblaciones ribereñas, además brindará previsibilidad a la navegación que es fundamental para la economía del país”, explicó Sandra Noguera, gerente general de la Cappro.

Según la gerente, es sumamente necesario eliminar o minimizar todos los factores que restan competitividad a nuestros productos nacionales, ya que tienen que competir con los productos de industrias de otros países que cuentan con acceso a puertos marítimos y ciertos beneficios y facilidades otorgados por los propios estados.

A todo esto debe sumarse una política industrial clara que permita a las industrias aceiteras nacionales igualar en condiciones a otras fábricas del mundo que adquieren la materia prima agrícola paraguaya. “La agroindustria puede ser un factor significativo para consolidar el desarrollo económico en nuestro país, generando más y mejores puestos de trabajos en el país”, aseguró Noguera.

Industrialización a octubre

Al cierre del décimo mes del 2022 la industrialización de oleaginosas alcanzó 1.866.169 toneladas, una reducción del 23% si lo comparamos con el valor acumulado en el mismo periodo del 2021 y de más de 950 mil toneladas si se compara con el promedio de molienda a octubre de los últimos tres años.

Caída en las exportaciones del complejo soja

Las divisas generadas por el complejo soja hasta el mes de octubre alcanzaron US$ 2.245,16 millones, una caída de más de US$ 1.600 millones con relación al acumulado al cierre de octubre del año pasado.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!