Conectáte con nosotros

Editorial

Necesitamos un plan

Si hay una prioridad en el país y en el mundo, esta es resolver con celeridad y eficiencia no solo la provisión de vacunas sino también el sistema mediante el cual se inmunizará a toda la población.

Hasta el momento no hay una información precisa y clara sobre los mecanismos a ser implementados para desarrollar el proceso masivo de vacunación en todo el territorio nacional. Si bien sectores vulnerables, como el del personal de blanco y adultos mayores con dificultades, ya han sido considerados, no hay certezas sobre los procedimientos a ser llevados a cabo ni sobre los plazos establecidos para organizar un proceso tan complejo.

¿Cuáles son las fuentes sobre las cuales se han determinado las prioridades en términos de acceso a las vacunas? ¿Hay un sistema de registro o empadronamiento que contemple a todos los habitantes del país? ¿Dónde inscribirse para poder recibir la vacuna? ¿Cómo se va a proceder? ¿Cuáles van a ser los agentes involucrados en esta gran operación?. El portal habilitado por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social plantea más dudas que las respuestas que ofrece y desde el gobierno no se ha transmitido información precisa ni suficiente.

Se necesita una gran articulación interinstitucional, de modo a tener un mapa demográfico detallado y completo para implementar el programa de vacunación. Esta articulación debe involucrar al Ministerio de Justicia, a través del Registro Civil, y al Tribunal Superior de Justicia Electoral, que tiene la base de datos del padrón nacional.

Y en lo que respecta a la ejecución del programa, es decir, al trabajo sobre el terreno para asegurar que las vacunas lleguen a todos los sitios donde deben llegar y que todos los habitantes del país reciban su inmunización, una buena opción es recurrir a las Fuerzas Armadas de la Nación, habituadas a desempeñarse con efectividad en situaciones de conflicto o adversas. Además, cuentan con capacidad de planificación y disciplina a la hora de ejecutar acciones; muchos oficiales cumplieron misiones de paz y cuentan con la expertise de interactuar con la población civil. En esta coyuntura tan dramática, con tantas muertes cada día, hay que apelar a los mejores recursos humanos e institucionales.

 

DDWS

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos