Conectáte con nosotros

Emprendimiento

ASEPY denuncia lentitud y burocracia del BNF para otorgar créditos

El monto está dirigido a emprendedores y pequeñas empresas. (Gentileza)

El monto está dirigido a emprendedores y pequeñas empresas. (Gentileza)

Desde la Asociación de Emprendedores de Paraguay (ASEPY) denuncian una supuesta lentitud y burocracia del Banco Nacional de Fomento (BNF) para analizar solicitudes de créditos de pequeñas empresas. En noviembre pasado, el Gobierno autorizó una línea de crédito de contrato con fideicomiso como apoyo financiero a las Mipymes y trabajadores independientes formales, con tasas de interés del 2 y 4 %, hasta siete años de plazo y tres años de gracia. Sin embargo, hasta la fecha solo han desembolsado USD 450.000 de los USD 20 millones destinados, informaron.

Este monto está dirigido a los sectores económicos más afectados por la pandemia: eventos, hotelero, gastronómico, agencias de turismo y entretenimiento; y los trabajadores independientes, cuentapropistas y profesionales, sean personas físicas, empresas unipersonales o personas jurídicas, cuya actividad económica esté relacionada directa o indirectamente a los rubros citados.

Según datos proveídos por la ASEPY, hasta la fecha, la institución ayudó a cuentapropistas a presentar 168 carpetas; por su parte, el BNF aprobó y desembolsó 57 solicitudes, rechazó 36 y todavía quedan 26 que se encuentran en el área comercial, mientras que cinco están en el área de riesgos crediticios. En resumen, el monto en efectivo desembolsado es de 3.200 millones de guaraníes, equivalente a USD 450.000, 2.25 % del total del fondo.

En este sentido, la ASEPY recomienda a la banca nacional, para incentivar a los solicitantes y mejorar su credibilidad, sumar a la cartilla actual los documentos que incorpora el Departamento de Asesoría Legal para personas jurídicas una vez presentada la carpeta, acelerar los procesos en cada departamento (Pymes, Riesgos, Asesoría Legal, Fiducia), ampliar el monto límite de 6 salarios mínimos (Gs 12.600.000) a empresas originadas en pandemia y liberar la condición para ser sujeto de crédito elegible únicamente a los sectores mencionados.

Por otra parte, Marta Arriola, coordinadora de ASEPY, lamentó los trámites lentos y demasiado burocráticos en los análisis y en la precaria respuesta del banco a los interesados. “Actualmente, no tenemos mucha demanda de créditos por parte de nuestros socios y de Mipymes en general porque se perdió la credibilidad hacia el BNF, sobre todo, por la falta de acompañamiento y de los criterios de aceptación, como la actividad económica, el monto limitado según el año de inicio de la actividad y el tamaño de la empresa que llevan al solicitante a buscar alternativas en la banca privada a pesar de que se endeuda más en menos plazo, pero al menos tiene tiempo para salvar su negocio”, advirtió.

Sobre los requisitos

En cuanto a los sujetos de créditos, Belén Abente, voluntaria de ASEPY, refirió: “En el caso de no pertenecer a dichos sectores, los interesados pueden presentar por lo menos tres facturas de venta o de prestación de servicios a los sectores citados. Las facturas requeridas podrán ser indistintamente de los ejercicios 2018, 2019, 2020 y 2021. Un criterio de elegibilidad importante es no contar con deudas judicializadas o haber actualizado la actividad económica en la Constancia de RUC posterior a junio del 2021, incluyendo alguna actividad relacionada con los sectores anteriormente mencionados”, explicó.

En términos de análisis cuantitativo, Abente dijo que se tiene en cuenta el mejor nivel de facturación del solicitante en 2018, 2019, 2020 o 2021, en forma indistinta, tomando como base las Declaraciones Juradas de IVA. “Por lo tanto, los solicitantes deben seleccionar el año que más les favorezca, en razón de que el monto a solicitar no deberá superar el 40 % del año fiscal bajo análisis, así como tampoco podrá superar el monto máximo prestable, según la clasificación por tamaño del potencial prestatario”, detalló.

Otro requisito que revisarán los analistas será el nivel de endeudamiento y las cuotas de las deudas existentes, incluyendo el pago mínimo de la tarjeta de crédito más la cuota de este préstamo, que no podrán exceder el 60% de los ingresos promedio del año bajo análisis.

“Si bien son muchos criterios a tener en cuenta para la evaluación crediticia, desde la ASEPY ofrecemos asesoría gratuita a los socios y a los interesados gracias a una constante comunicación con el equipo interno del BNF”, sostuvo Abente.

Click para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los más leídos

error: Content is protected !!