Conectáte con nosotros

Lifestyle

El yoga integral es la técnica que se puede practicar sin ser experta

anshukayoga / Instagram

anshukayoga / Instagram

El yoga integral “es una técnica que combina varios métodos tradicionales del yoga original que significa “unión” entre cuerpo físico con la mente y el espíritu», explica Adriana Cengeri, de Cengeri Yoga -Pilates.

Ella llegó al país hace 8 años desde el Uruguay y acá se planteó un cambio de vida, ya que dejó de lado su formación académica, y abrió su estudio de Yoga y Pilates. Todo comenzó con la búsqueda personal. “Comencé a estudiar para ser Instructora, estudié en Uruguay y en Argentina y me certifiqué como Instructora de Hatha Yoga y Yoga Integral”, cuenta.

Andriana explica que siempre tuvo el gusto por los deportes y el movimiento: “practiqué mucha natación y Voleibol ya en la época del colegio”.

Lo importante para comenzar a practicar el yoga es que debemos tener conciencia de nuestro cuerpo, mente y espíritu para poder integrarnos al universo y cualquier persona puede practicar y en cualquier momento del día, solo hay que tener la voluntad, enfatiza.

Adriana comenta que el objetivo del yoga es el «samadhi» que quiere decir plenitud espiritual. “Es una disciplina que necesitamos de la calma y la concentración para estar en el ‘aquí y ahora’, que nuestra mente esté bien presente durante la práctica cuando aprendemos a manejar la energía y la respiración”.

Las bondades del Yoga

Adriana Cengeri. Gentileza

Físicamente, desarrolla la fuerza y flexibilidad de huesos y músculos y aumenta el sentido del equilibrio. Intelectualmente, calma la mente y aligera el pensamiento, lo que se traduce en una mayor capacidad de concentración, o lo que es lo mismo, trabajarás (o estudiarás) más, mejor y en menos tiempo.

Emocionalmente, contribuye a gestionar las experiencias que nos tocan el alma y el corazón, sean negativas o positivas, ayudándonos a aprender y evolucionar, a sentir sin dramas y liberar tensiones emocionales.

Aumenta nuestra flexibilidad, ayuda a evitar lesiones, mejora nuestra postura, se alivian dolores, mejora nuestro equilibrio, nuestra musculatura se define y también se fortalecen los huesos.

“También mejora nuestra respiración, activamos la función pulmonar, usualmente usamos solo un 15%de nuestra capacidad pulmonar”, afirma.

La respiración nos cambia la química del cuerpo.

anshukayoga / Instagram

Adriana dice «nuestro cuerpo en estrés genera cortisol, esto hace que nuestro sistema simpático este trabajando todo el tiempo, en alerta. Y con la práctica de Yoga, mediante la respiración se restaura todo el sistema, hacemos trabajar a nuestro sistema parasimpático».

También está demostrado que altos niveles de cortisol provocan cambios en nuestro sistema inmunológico. Con la práctica de Yoga incidimos directamente sobre esta hormona, y entonces estamos aumentando nuestra resistencia a enfermedades e infecciones.

En esta época de pandemia se está viendo más casos de ansiedad y estrés en personas de diferentes edades en adolescentes y hasta en niños.

Adriana Cengeri. Gentileza

Adriana Cengeri. Gentileza

Instructores

Siempre conviene practicar con la guía de un Instructor calificado y que conozca a su alumna por si existe alguna patología de base que pueda afectar en algunas de las posturas.

También nos ayudan con nuestra concentración y atención, posturas como la del rezo: sentados con piernas cruzadas y manos juntas a la altura del pecho, practicando nuestra respiración.

La postura del guerrero activa nuestra concentración y nuestro equilibrio.

La postura del árbol necesitamos mucha atención, concentración y equilibrio.

Las posturas donde hacemos flexiones hacia adelante también, posturas como la pinza.

Ni que hablar si practicamos unos minutos de meditación al día, también calma nuestra mente, el estrés y ayuda a una mejor concentración para nuestras actividades.

Por su parte, Daysy Salinas, quien practica regularmente el yoga nos comenta que “en mi caso me ayudó a tener un mayor control sobre mi cuerpo. Obtener fuerza y flexibilidad. Ayuda también a relajarte porque después de cada sesión debes hacerlo. Te ayuda a conectarte contigo misma y sobre todo a escuchar a tu cuerpo y sus necesidades”.

El Yoga es una forma de introspección, mediante el cual prestamos plena atención a nuestro cuerpo y a la respiración. Estamos con más calma, viviendo el presente, para afrontar los desafíos de la vida.

Clic para comentar

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leídos